Nacional

Diremar llama a pronunciarse a la región contra ‘plan bélico chileno’

Réplica. Titular de la Comisión de Exteriores de Diputados de Chile rechaza acusación.

Autoridad. El director de Diremar, Juan Lanchipa, formula declaraciones a los medios el 27 de enero.

Autoridad. El director de Diremar, Juan Lanchipa, formula declaraciones a los medios el 27 de enero. Foto: ABI

La Razón / Ernesto Calizaya/Armando Loaiza / La Paz

02:44 / 20 de agosto de 2012

La Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) llamó a la comunidad internacional a pronunciarse respecto al “nuevo plan bélico” de Chile, que se constituiría en una “amenaza” para la región. En Chile rechazan esta alerta.

“La actitud chilena es preocupante para todos los países de la región”, señala Juan Lanchipa, director de Diremar en un boletín difundido ayer, que lleva por título Chile lanza nueva plan bélico que amenaza la paz de región, y en el que denuncia que el Legislativo chileno analiza la nueva Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa (ENSYD 2012-2024) que busca financiar y potenciar a sus Fuerzas Armadas para enfrentar situaciones de guerra en la región.

Esta publicación no sólo fue desestimada, sino también rechazada por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile, Jorge Tarud, del Partido por la Democracia (PPD).

“Lo único que ha hecho Chile en los últimos 20 años es reponer su capacidad disuasiva, por lo tanto, cualquier opinión que salga del señor Lanchipa sólo está destinada a desprestigiar a nuestro país”, dijo Tarud a La Razón.

En La Paz, ni el canciller David Choquehuanca ni otra autoridad del gobierno de Evo Morales se pronunció sobre las afirmaciones de Lanchipa, quien en un artículo que lleva su firma y que fue publicado este domingo por este medio escribió que Chile destina en promedio $us 3.000 millones de dólares anuales al gasto en defensa.

De hecho, según el titular de Diremar, para Bolivia hay una “clara amenaza” toda vez que la estrategia chilena cita necesidades de agua dulce, en alusión al Silala, un manantial que Bolivia sostiene que nace en su territorio y que Chile asegura que es un río.

Llamado. Al igual que en el boletín, Lanchipa recordó que el ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, amenazó con recurrir a sus Fuerzas Armadas para “hacer respetar los tratados”, en referencia a la posibilidad de que Bolivia denuncie el Tratado de 1904, tras el fracaso de la agenda de 13 puntos impulsada por los gobiernos de La Paz y Santiago. “El pacifismo no debe ser sólo formal sino militante, por lo que se debe avivar la conciencia de la comunidad internacional para que el increíble silencio que guardan los Estados del continente se rompa y se pronuncien haciendo una exhortación al Gobierno chileno”, dijo Lanchipa en el boletín.   

El excanciller boliviano Armando Loaiza indicó que emitir un pronunciamiento de este tipo le corresponde al Ministerio de Relaciones Exteriores, pero esa cartera guardó silencio ayer.

“No pretendemos ninguna reivindicación de ningún tipo con ningún país vecino, sólo invertimos en seguridad y en disuasión”, añadió Tarud, quien descartó pretensiones bélicas y consideró que la comunidad internacional no escuchará el llamado de Diremar.

El legislador chileno calificó de equivocada la cifra que según Lanchipa destina Chile a defensa y aseguró que ese presupuesto no supera los $us 600 millones al año, empleados en reemplazar equipos y armas en desuso.

Según el proyecto de ley sobre la nueva estrategia de Defensa de Chile, en la última década ese país invirtió en compras militares un promedio de $us 1.900 millones año, valor que debería ser superado. Algunos fragmentos del documento, explicó Lanchipa, parecen extraídos de la Estrategia de Seguridad Nacional de EEUU, promulgada por George W. Bush el año 2002, que desarrolla la doctrina de “guerra anticipada” como una forma de eliminar las amenazas externas antes de que éstas se conviertan en inminentes.

‘Chile amenaza la paz de la región’

El boletín N°15 de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), emitido ayer, señala que “Chile lanza nuevo plan bélico que amenaza la paz de la región” y denuncia que su “nueva Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa (ENSYD) 2012-2024)” tiene el fin de financiar y potenciar a sus fuerzas armadas para enfrentar situaciones de guerra en Sudamérica”.

De manera puntual, sostiene que “(Chile) ingresó a una serie de contradicciones entre lo que dice y lo que hace, cada vez con mayor desparpajo, actitudes y medidas que parecen representar el preludio de una guerra”.

El documento expresa que: “El hecho de que el Gobierno chileno exija celosamente el cumplimiento del Tratado de 1904 en su parte referida a la delimitación fronteriza y transgreda al mismo tiempo todas sus demás cláusulas, es prueba inobjetable de que aplica una política exterior que sólo respeta las normas internacionales cuando éstas se ajustan a sus intereses”.

Cita que el proyecto de ley para el financiamiento de las Fuerzas Armadas chilenas, a ser aprobado por la Cámara de Senadores, crea un Fondo de Contingencia Estratégico que dispondrá de cerca de $us 3.000 millones “destinado a financiar el material bélico (…) para enfrentar situaciones de guerra”.  

Algunos fragmentos del ENSYD tienen el objetivo de anticipar una contingencia bélica, “para disuadir o emplear legítimamente la fuerza cuando no se ha podido proteger los intereses nacionales por otros medios”, también señala que “la capacidad operacional debe permitir anticipar una agresión armada”.

‘Diremar está distrayendo su atención’

Por Armando Loaiza, Excanciller de Bolivia.

La Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) fue creada para preparar o propugnar una estrategia boliviana de acudimiento a los organismos jurisdiccionales internacionales para presentar la demanda marítima. Llama la atención que esté distrayendo su atención a este tipo de publicaciones que deberían ser puestas en conocimiento por los ministerios de Relaciones Exteriores y de Defensa.

Creo que es una versión, pero no es oficial del Gobierno boliviano, es una opinión de Diremar, que es un organismo que no maneja las relaciones exteriores ni de defensa. Es un tema muy delicado. En el derecho internacional moderno, en la práctica del Consejo de Seguridad, hablar de “amenaza a la paz”, “peligro a la paz” y “acto de agresión”,  pueden llevar al Consejo de Seguridad —que es la máxima instancia internacional para el uso de la fuerza— a tomar  incluso medidas coercitivas, como ocurrió en Yugoslavia o la caída de Libia, en esos casos se habló de un peligro a la paz.

La opinión de Juan Lanchipa, que habla de “amenaza a la paz”, me parece desmesurada. No se compadece con el uso que se da a este concepto  en el derecho internacional.

El llamado a la comunidad internacional que hace, no creo que sea la opinión del Gobierno. Si fuera así tendría que coordinar o llevarse mecanismos bilaterales con Unasur, la OEA. Debería evaluarse mejor el tema. En 17 meses Diremar no ha hecho conocer una demanda marítima y ésa es su labor.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia