Nacional

Disidentes y exaliados del MAS aún no logran unirse para 2014

Adriana Gil conforma su sigla Fuerza Demócrata, los ‘librepensantes’ desean una, mientras que Patzi forma Integración para el Cambio; Cidob y Conamaq irán juntos. Mientras el líder indígena Adolfo Chávez se ve como presidente en 2019, Félix Patzi asegura que protagonizará la segunda vuelta contra Morales en las elecciones de 2014.

Rafael Quispe, del Conamaq, y la disidente del MAS Rebeca Delgado se saludan en la huelga de hambre por escaños indígenas en el Palacio. Foto: Daniel Walker

Rafael Quispe, del Conamaq, y la disidente del MAS Rebeca Delgado se saludan en la huelga de hambre por escaños indígenas en el Palacio. Foto: Daniel Walker

La Razón (Edición impresa) / Ricardo Aguilar/María Teresa Zegada / La Paz

00:00 / 17 de noviembre de 2013

Ricardo Aguilar

Los exmilitantes disidentes del partido de gobierno y exaliados  no han logrado converger en un solo proyecto político para enfrentar al presidente Evo Morales en las elecciones de 2014. Si bien intentan aunar fuerzas, tienen proyectos independientes.

En el contexto de una semana con hechos particularmente electorales, como la proclama de la candidatura de Juan del Granado y las insinuaciones del Movimiento Sin Miedo (MSM) a las diputadas disidentes del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rebeca Delgado y Adriana Gil, la analista María Teresa Zegada consideró que los disidentes y exalidados del partido de gobierno no han podido llegar a un acuerdo “por el caudillismo de la política del país y por diferencias ideológicas”.

Los “librepensantes” buscaron aliarse con el proyecto de la Central de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) y el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq). Adriana Gil anunció que su organización Fuerza Demócrata busca la personería jurídica para presentarse a las elecciones del próximo año.

Felix Patzi expresó que su sigla Integración Para el Cambio (IPC) —sin personería jurídica— tiene capital ideológico pero no económico y decidió convencer de su propuesta llamada el Tercer Sistema. Román Loayza, que apoyó el proyecto de sigla infructuoso Nueva Fuerza Republicana Federal (NFRF), llamó a los disidentes a unirse en un sólo proyecto.

Félix Patzi, por su parte, ha buscado alianzas con organizaciones que tengan personería jurídica nacional y departamental, que “quieran profundizar el proceso de cambio”. “He tratado de contactarme con ellos pero es difícil lograr la unidad, unos se sienten presidenciables y otros están haciendo cálculos políticos. Si hasta abril no se ha logrado, iré por mi cuenta”, dijo el dirigente.

Adolfo Chávez, líder indígena que dirigió la Cidob de 2008 a 2012, señaló que tiene un programa con el Conamaq. “El movimiento indígena no va a ser baúl de nadie para que vengan los partidos y saqueen los conocimientos ancestrales como lo hizo el MAS”.

En ese sentido, lo que el “movimiento indígena ha dicho es que 2014 van a encararlo solos, más allá de que hayan alianzas en el camino”. La Cidob fue aliada circunstancial del MAS por la Constitución, explicó, y si nos aliamos con los “disidentes directos” de ese partido “será por orden de los pueblos”, remarcó.

Román Loayza, de la sigla NFRF (que no logró la personería), dijo que los “disidentes tienen que unirse”. “Hemos tenido conversaciones constantes, pero hay intereses personales que impiden la unidad”, cuestionó el dirigente.

Del grupo que se autonombra como los “librepenstantes”, el diputado Samuel Pamuri declaró algo similar. “Nos estamos lanzando (a las elecciones de 2014), buscamos una sigla y hay muchos sectores acoplándose. Los hemos convocado a todos (los demás disidentes) y están de acuerdo con nosotros, pero hay intereses personales que impiden un acuerdo. No queremos esos que ya se creen presidenciables”, puntualizó.

Otros exaliados del MAS que irán por primera vez a una elección nacional son los del Movimiento Sin Miedo (MSM).

Existen diferentes disidencias

María Teresa ZegadaLo que ayuda a entender por qué los disidentes no logran converger son dos cosas: por una parte, está que el país fuertemente mediado por los caudillismos que hacen sombra a los nuevos liderazgos; por otro lado, está que así como no se puede hablar de una sola oposición, tampoco de una sola disidencia.

Existen varias disidencias que por diferentes motivos han ido rompiendo con el partido de Gobierno y no es necesario que tengan afinidades con otros disidente que tal vez hayan tenido otras razones para haberse apartado.

Ahí hay un problema no sólo personal, sino también ideológico o programático. Por ejemplo algunos han dicho que no están de acuerdo con la forma en que conduce políticamente el Gobierno, otros que no han tenido los espacios suficientes, etc.

El otro asunto es que han ido surgiendo liderazgos que no creo que estén apuntando a formar sus propias organizaciones, es decir, muchos surgen para conformar una organización que sea apetecible en términos de alianza política.

Es más fácil para un líder visible de una organización conformar una alianza que una personalidad sola. El hecho de tener una propia organización da ventajas para lograr alianzas. Pienso que mucho quieren hacer eso, o sea ser potenciales aliados de fuerzas más grandes y mejor consolidadas y lograr así negociar mejor los espacios de poder que con la absorción que suelen hacer los partidos grandes de personajes sueltos. Al final lo que define a la oposición es una suerte de diáspora política.

Félix Patzi, Líder de Integración para el Cambio: ‘La segunda vuelta puede ser Morales  contra Patzi’

Puede haber una segunda vuelta y muy probablemente ésta sea entre dos indígenas: Patzi contra Evo, porque la gente ahora tiene bien marcada una conciencia étnica y los indígenas se fueron a las ciudades.Sin embargo, sospecho que el bloque de la reacción —compuesto por el MSM (Movimiento Sin Miedo), Rubén Costas y Doria Medina— sólo tendrá su voto duro que no pasa del 25%, la población que no tiene definido su voto es la disconforme y son más del 30%, y nosotros apuntamos a ese caudal.Si bien nunca se puede decir qué va a pasar en la política, hay que considerar que el MAS (Movimiento Al Socialismo) tiene todas las posibilidades y condiciones con todo el aparato estatal para prebendalizar la conciencia de la gente, no vamos a ser ingenuos, no hay una competencia igualitaria como nunca en la historia.Sin embargo, el MAS tendrá todavía una fuerza política, no creo que vaya a tener la misma contundencia de 2006 a 2009 porque hay sectores descontentos, existe toda una gama de personas que se han desencantado, ése será nuestro caudal de votos, las personas que no votan nunca por la derecha y no darán sus votos a Doria Medina ni a Rubén Costas, tampoco a del Granado. Éste es el voto que nosotros queremos captar, aquéllos que creían en el cambio y no quieren volver al pasado de mentalidad colonial.

Adolfo chávez, Líder indígena de Tierras Bajas: ‘Veo a un MAS sin los dos tercios, agonizando’

Según mi percepción, como presidente de la Central de los Pueblos Indígenas de Bolivia, veo agonizando al MAS (Movimiento Al Socialismo) después de las elecciones, desde 2014 a 2019, momento en que se me dejará el camino expedito para que yo pueda generar trasformaciones al 2025.

Le he encargado al MAS que me lo trabaje toda la agenda de 2025, antes el partido de gobierno tendrá una Asamblea Plurinacional muy litigiosa y Morales se verá obligado a hacer lo que en la actualidad hace el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es decir, tendrá que gobernar por decreto.

Se sofocará al partido de gobierno para que pueda cometer muchos más errores y atropellos a los pueblos o a la ciudadanía boliviana.

Sin ningún interés político, veo que el MAS tendrá un Congreso muy cerrado, es decir, que no tendrán los dos tercios; no van a prosperar y terminarán por ahogarse con decretos y más decretos, eso es lo que va a ocurrir hasta que se vaya desvaneciendo por sí mismo y veo que en 2019 Adolfo Chávez será el futuro presidente del país.

Ése es mi cálculo y así lo verá la población boliviana. Ahora estamos en la preparatoria de eventos de los pueblos indígenas, muy dedicados a eso, determinados a ir a las elecciones como un movimiento indígena, luego habrán novedades.

Román Loayza, Disidente del MAS: ‘Si logramos  la unidad, el MAS podrá ser derrotado’

Yo no voy a ser candidato, pero estoy conversando con uno y con otro para la unidad del país, y enfrentar al candidato Evo Morales. Filemón Escóbar y yo vamos a apoyar.

Posiblemente va haber esta unidad para combatir en 2014. Los disidentes, es decir los “librepensantes”, Adriana Gil y Félix Patzi tienen que cambiar de actitud y unirse, los que estamos afuera vamos a apoyar, pero no a la derecha, no vamos a ir con la derecha nunca, somos un proyecto político nuevo que es el proceso de cambio con la descolonización, pero no como lo hacen ahora de arriba a abajo sino al revés.

Hemos estado en conversaciones permanentes, pero muchos tienen intereses personales o partidarios y eso no me gusta, lo importante es el interés social; con el Presidente actual pensé que iba a pasar eso, pero me equivoqué, es peor.

Lo que sucederá en las elecciones, si hay unidad, toma de conciencia y cambio de mentalidad es que, aunque el Gobierno ya esté en campaña en los departamentos, puede ser derrotado. Gil, Rebeca Delgado y todos ellos tienen buen pensamiento, lo que sí no deben ser sometidos por los partidos tradicionales.

Todos pensamos que no podemos ser pongos de ningún partido tradicional y mucho menos del actual Presidente, por eso tienen que cambiar de actitud; si eso se cumple, en 2014 se puede ganar.

Samuel Pamuri, Miembro de los ‘librepensantes': ‘Intereses personales no permiten lograr unidad’

Hemos convocado a todos, a Román Loayza, y están muy de acuerdo con el proyecto que proponemos, pero hay algunos temas de intereses muy personales que no han permitido concretar una unión porque nosotros no nos vamos a meter en eso, nosotros no queremos personas que de entrada dicen que van a ir como presidente, sino que luego se debe ver quién es el más apto para la máxima candidatura.

Nos estamos lanzando y seguro que habrán sorpresas, por ahora buscamos una sigla y se están sumando de todos los sectores, más que todo de organizaciones sociales que correspondían al Gobierno, pero al momento no tenemos una sigla.

Sin embargo, habrá que ver; si me preguntan qué sucederá en las elecciones de 2014, digo que tenemos que trabajar y que aún estamos en un año preelectoral. Habrá que ver las cosas que vayan sucediendo el próximo año. Así es el asunto y en política nada es definitivo.

No sé si el Movimiento Al Socialismo puede ser derrotado, no puedo decir nada al respecto. Prefiero no pronosticar nada sobre el partido de gobierno, sobre todo porque yo también he construido el instrumento y he sido dirigente máximo. No me gustaría opinar al respecto.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia