Nacional

Morales saluda el triunfo de Trump; García dice que es un ‘golpe a la globalización’

Bolivia y Estados Unidos sostienen una relación bilateral marcada por la controversia y han sido vanos los intentos de normalizar los vínculos diplomáticos afectados desde septiembre de 2008, cuando Morales expulsó al embajador norteamericano Philip Goldberg tras acusarlo de entrometerse en asuntos internos.

Álvaro García Linera y Evo Morales en un acto

El presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

12:49 / 09 de noviembre de 2016

El presidente Evo Morales saludó la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos y exteriorizó su esperanza de trabajar en conjunto contra el racismo y en favor de la “soberanía de los pueblos”. En tanto, el vicepresidente Álvaro García sostuvo que la llegada del empresario multimillonario a la Casa Blanca es un “golpe a la globalización” que se gestó a través de una “revolución pasiva”.

Saludar triunfo de @realDonaldTrump Esperamos trabajar contra el racismo, machismo, la antiinmigración, por la soberanía de nuestros pueblos” (sic), escribió Morales en su cuenta en Twitter tras conocer la incuestionable victoria de Trump sobre su adversaria demócrata Hillary Clinton.

Sobre el republicano y nuevo mandatario estadounidense pesan estigmas por sus propuestas antimigratorias y su halo misógino que dominó su campaña.

Para García, la llegada del multimillonario al poder es el “tercer golpe” en el último año a lo que denominó “la globalización desbocada” . Explicó que el primer golpe se registró cuando las economías locales crecieron por encima del comercio mundial. Un segundo  “retroceso” del proceso global se dio con la decisión de Gran Bretaña de abandonar el influyente bloque de la Unión Europea (UE) en el Brexit.

El tercer golpe es éste, que viene de EEUU que fue el principal abanderado de esta lógica económica de expansión planetaria que se sobrepone a estados, gobiernos y territorios, (…) es una revolución pasiva una transformación drástica que se da en la política norteamericana en las últimas décadas”, explicó la autoridad.

Ambos países sostienen una relación bilateral marcada por la controversia y han sido vanos los intentos de normalizar los vínculos diplomáticos afectados desde septiembre de 2008, cuando Morales expulsó al embajador norteamericano Philip Goldberg tras acusarlo de entrometerse en asuntos internos. Washington, en reciprocidad, echó al embajador boliviano de entonces, Gustavo Guzmán.

Ya a fines de septiembre, cuando habían comenzado los debates preelectorales en ese país, el mandatario boliviano dijo que a él le daba lo mismo que gane Clinton o Trump, ya que en el fondo no cambiaría la política intervencionista de Estados Unidos.

Es una persona que no proviene de la elite, de este “establishment” (clase dominante) político militar está en el gobierno, es una persona que busca canalizar un malestar ciudadano del pueblo norteamericano”, apuntó García para referirse al futuro mandatario estadounidense.

Así, los mandatarios delinearon el nuevo escenario de las futuras relaciones que vincularán a ambas naciones. (09/11/2016)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia