Nacional

El MSM y Delgado pactan una alianza con perfil de binomio

Postura. El oficialismo calificó a la legisladora de ‘traidora’ al MAS

Acuerdo. La diputada Delgado y el líder del Movimiento Sin Miedo, Del Granado, en una caminata junto a sus partidarios.

Acuerdo. La diputada Delgado y el líder del Movimiento Sin Miedo, Del Granado, en una caminata junto a sus partidarios. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

05:28 / 04 de junio de 2014

El opositor Movimiento Sin Miedo (MSM) y la diputada disidente del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rebeca Delgado, rubricaron un pacto con miras a las elecciones generales del 12 de octubre de este año. El acuerdo perfila el primer binomio presidencial para estos comicios.

“Aún en condiciones inequitativas y en condiciones desiguales nos vamos a presentar y vamos a ganar en octubre”, señaló ayer la legisladora Delgado, promotora del movimiento ciudadano Libertad de Pensamiento para Bolivia, del cual es representante.

El líder de los Sin Miedo, Juan del Granado, manifestó su satisfacción por la firma de la alianza. “Con enorme alegría hemos firmado este acuerdo de rebeldía con Rebeca Delgado. Es símbolo de renovación, es un liderazgo nuevo y emergente”, indicó el candidato a la presidencia del Estado.

En medio de casi dos centenares de simpatizantes, los líderes de ambos movimientos políticos recibieron vítores en un acto realizado en La Paz. “Juan-Rebeca, el triunfo ya se acerca”, se escuchó en medio de discursos.

En 2006, Delgado fue constituyente del MAS y en 2008 viceministra de Coordinación Gubernamental. En 2012 llegó a la presidencia de la Cámara de Diputados. En noviembre de ese año cuestionó la Ley de Extinción de Dominio de Bienes, por lo que tuvo diferencias con el vicepresidente Álvaro García Linera y el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Un mes después se declaró “librepensante”. Este año conformó la denominada Comisión de Justicia y Verdad que investigó los casos Terrorismo, Red de Extorsión, y la represión a indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), entre otros.

La jefa de bancada del MAS en la Cámara Baja, Flora Aguilar, calificó a la exmasista como “traidora”, mientras el primer secretario de la Cámara de Diputados, Carlos Aparicio, restó importancia a la alianza. “Es insignificante”, señaló el oficialista a los medios.

El MSM desde febrero trabaja en la consolidación de una alianza con Demócratas, partido del gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, con el fin de compartir, primero, visiones programáticas. Según el vocero del bloque opositor, José María Leyes, la suma de Delgado no influirá en el proceso en el que trabajan ambos frentes. “Es una incorporación importante.

Ojalá que Doña Rebeca mantenga su línea con el MSM, y no retorne al MAS después de las elecciones”, señaló.  Para Del Granado, la incorporación de Delgado no debe interferir el posible acuerdo que firmaría con el partido del gobernador Rubén Costas. Delgado adelantó que su frente analizará el proceso de acercamiento del MSM y Demócratas, en razón de que su movimiento tiene tendencia política de izquierda, similar al MSM, algo que no comparte con Demócratas.

Disidentes del MAS y del MSM

Delgado

Fue parte del Ejecutivo. En 2012 ocupó la presidencia de la Cámara Baja. Hoy se declara “librepensante”.

Zabaleta

Fue diputado por el MSM. Las “divergencias de pensamiento” lo alejaron de su partido. Hoy es vicepresidente de la Cámara Baja.

Marcelo Silva: ‘La alianza no trascenderá si no es mayor’

Si hacemos un análisis comparativo, Delgado es la diputada que ha tenido la capacidad de poner en agenda temas políticos en la opinión pública. Mucho más, incluso, que los diputados de la oposición. Tiene una buena recepción, precisamente, porque es una disidente del MAS, pero eso es solo simbólico. La alianza del Movimiento Sin Miedo (MSM) y la diputada Rebeca Delgado es intrascendente si no se articulan dos aspectos fundamentales. 

Primero, a una estrategia de unidad de la oposición política, puesto que el MSM solo tiene poco peso específico; y Delgado, más allá de ser una figura pública, si es aislada del proyecto de unidad, puede pasar desapercibida. Este proyecto de unidad opositora debería estar articulado entre el Frente Amplio, Demócratas, MSM e incluso los disidentes del MAS.

Segundo, si el MSM y Delgado solo han firmado un acuerdo para la elección de octubre, y no tienen mayor proyección política, es una alianza muy factible a ser disuelta una vez que concluya el proceso electoral.

Si no hay alianza con la oposición, el perfil de la diputada Delgado apunta a ser candidata como parlamentaria más que en un espacio presidencial porque el MSM, solo, no tiene ninguna posibilidad de ganar las elecciones.

Marcelo Silva es analista y politólogo

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia