Nacional

Empresa maderera del TIPNIS fue prestamista del Banco Bidesa

La maderera Isigo SRL, que según Ademaf compraba el producto a indígenas del TIPNIS, figura como prestamista del extinto Banco Bidesa. Sergio Armando González Bugüeño, representante de la empresa, obtuvo un crédito que nunca pagó.

La Razón / Luis Mealla / La Paz

00:00 / 24 de junio de 2012

De acuerdo con averiguaciones que hizo La Razón, González Bugüeño pertenecería a un clan familiar que creó una decena de “empresas fantasmas” para solicitar préstamos de dinero de la entidad financiera que fue intervenida en 1997 por la Superintendencia de Bancos, tras ponerse al descubierto varios hechos de corrupción.

El Ministerio Público investiga un daño económico por más de $us 60 millones por concepto de créditos vinculados a 43 altos ejecutivos del Bidesa, entre ellos Roberto Landívar Roca, principal acusado.

La pasada semana, éste retornó a la cárcel de San Pedro tras revocarse su detención domiciliaria en una audiencia cautelar; él y los otros imputados fueron acusados por los delitos de organización criminal, falsedad material, falsedad ideológica y estafa.

Según nota del diario La Prensa, fechada el 27 de julio de 2011, el Bidesa habría dado un crédito por $us 3 millones a diez empresas creadas por un “clan” liderado por González Bugüeño, integrado por su esposa, padres políticos y empleados que se hacían pasar por apoderados de las firmas.

El acusador, Orlando Parada Vaca, aseveró, a través de un memorial, que “obtuvieron créditos para empresas de transporte fluvial y terrestre en Bolivia y Chile, respectivamente, pero las garantías que presentaron fueron dispuestas por los prestamistas, cuando era el banco quien debería disponer de los mismos para resarcir el daño económico que provocó su cierre a los cuenta-ahorristas y al Estado”.

Parada sostuvo que las compañías “inexistentes” que recibieron créditos fueron TFT, Transporte Fluvial y Terrestre nacional e internacional, Cruz del Sur SRL, Distribuidora San Luis, Maderera Isigo, Transportes Cono Sur, Gambrinus SA, Fergon SRL, Compañía Fluvial del Norte, Palma Real SRL y EBBA Sociedad Anónima.

De esas empresas, la mayoría dejó de funcionar y sus bienes fueron transferidos a terceras personas, por lo que se perdió la posibilidad, según los memoriales judiciales, de recuperar los créditos vinculados con ellas.

Según un informe de la Gaceta Jurídica, también de julio de 2011, en el proceso Bidesa contra la empresa Cruz del Sur, radicado en el Juzgado 4º de Partido en lo Civil, emitida por el juez Gróver Núñez, ordena el cobro de $us 1.326.600  a favor del Banco Bidesa en liquidación por un préstamo realizado a esa entidad, representada también por González Bugüeño.

El fiscal que actualmente investiga el caso, Marco Rodríguez, no descarta que Isigo SRL también haya sido una de las compañías que se benefició de los préstamos, aunque con montos más bajos en comparación a otras firmas madereras del oriente.

“Hay dos empresas madereras que operaban en el oriente del país y se beneficiaron con un crédito de al menos $us 20 millones del Bidesa, monto que nunca devolvieron. Entre los imputados no figura González Bugüeño, pero habrá que revisar el cuaderno de investigaciones que es ampuloso, tiene 60 cuerpos”, explicó.

De acuerdo con datos de la Ademaf, la maderera Isigo operaba hasta 2011 en las localidades de Oromomo y Areruta sobre una superficie de 34.938 hectáreas en la Subcentral Sécure, donde firmó contratos de compra y venta con seis dirigentes indígenas que figuran como vendedores firmantes.

Isigo vendería mara a EEUU

Luis Mealla 

La maderera Isigo continuaría vendiendo madera mara a Estados Unidos; un reporte de la web Panjiva.es, portal que anuncia proveedores de madera en Bolivia, para distintos tipos de requerimientos en el extranjero, indica que esa empresa tiene comprometidos cuatro embarques del producto desde julio de 2007 a junio de 2012.

Como comprador figura Medley Hardwoods Inc., que solicitó 29.967 piezas de madera, es decir, 335.65 metros cúbicos de madera mara del TIPNIS.

El compromiso de venta está fechado el 3 de septiembre de 2009. El documento señala que el embarque de casi 257 toneladas del producto salió del puerto de Balboa, en Panamá e ingresó a Estados Unidos por el puerto de Miami, Florida.

Por otra parte, el fiscal del caso, Marco Rodríguez, explicó que en el tema de los créditos, no se descarta que haya habido vínculos de parentesco y comerciales entre los ejecutivos del Bidesa en liquidación y los beneficiarios de los préstamos, entre ellos los madereros.  

Piden a Asamblea fiscalizar a las madereras

Luis Mealla

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, demandó que la Asamblea Legislativa haga una fiscalización a cinco madereras que funcionaron en el TIPNIS. Aseguró que esas empresas, junto a varios dirigentes indígenas, explotaron de forma “abusiva” el recurso.

“Pido que se pueda hacer una tarea de fiscalización a las empresas Fátima, Cimagro, Suri, Isigo y Huanca Rodríguez. Con todo el derecho que les asiste a los asambleístas, que abran sus libros de contabilidad y cuenten la verdadera historia del saqueo de este territorio”, solicitó la autoridad el viernes.

Quintana afirmó que esas  madereras están “obligadas” a proporcionar información sobre “el desmantelamiento forestal” en el territorio indígena.

Agregó que durante tres décadas esas empresas se dedicaron a negociar el producto con un promedio de más de un metro de grosor y alturas de 15 a 40 metros.

“Las empresas no son angelitas, hacen su trabajo de explotar la madera mara y han acabado con esa especie, y los que han vendido esa madera no son los colonizadores, sino los propios dirigentes indígenas”, afirmó.

El ministro Quintana recordó que hay denuncias sobre distintos casos de comercio de madera, entre ellos algunos en los que figura Fernando Vargas, actual presidente de la Subcentral TIPNIS, quien participa de la IX marcha indígena.

Explicó que el dirigente aparece en un contrato con la maderera Cimagro por la venta de 100 árboles a $us 140 cada uno. El documento data de 1997, pero aseguró que existen contratos posteriores.

La afirmación fue realizada durante el informe oral que ofreció Quintana el miércoles, en la comisión de Gobierno de la Cámara de Diputados, donde fue citado para explicar las investigaciones que se realizaron en el TIPNIS.

Asimismo, comentó el caso de Marcial Fabricano, exdirigente de la Cidob, quien en mayo de 2009 fue flagelado por comunarios del TIPNIS. El presidente de la Confederación de pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia, Adolfo Chávez, dijo entonces que Fabricano fue castigado en el marco de la justicia comunitaria.

Una nota de prensa de mayo de ese año, disponible en la página de la Cidob en internet, dice que Fabricano “fue parte del negociado de venta de madera mara en el Territorio Indígena Multiétnico (TIM), por un valor de    $us 2 millones”.

La página www.cidob-bo.org detalla al menos seis hechos irregulares de Fabricano. El aludido negó todo: “no tengo por qué ocultar las cosas, son acusaciones irresponsables e infundadas. Me hicieron tres investigaciones y salí libre de culpa”, dijo.

Algunos detalles de explotación

El ministro Juan Ramón Quintana aseguró que la superficie para el aprovechamiento forestal otorgada a cinco empresas madereras del TIPNIS asciende a 142.863 hectáreas. “Teniendo en cuenta que el territorio indígena tiene una superficie de más o menos 1,1 millones de hectá-reas, significa más del 10% de área de aprovechamiento forestal en el corazón del TIPNIS”, señaló.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia