Nacional

Eugenio Rojas: Estoy preparado para ser presidente, pero no ahora

Aspira a ocupar la silla presidencial por más tiempo, en un futuro. Le correspondió confrontar las preguntas de los periodistas para opinar como presidente del caso YPFB y  en tono de broma le pidieron que no cambie a ningún ministro en su mandato.

Eugenio Rojas.

Eugenio Rojas. Fotos: Ángel Illanes.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

02:41 / 18 de diciembre de 2014

El presidente del Senado ocupó la silla presidencial desde el domingo hasta ayer a las 07.00, cuando entregó el mando al vicepresidente Álvaro García. Promulgó dos leyes en su mandato de cuatro días y comió una sopa de papalisa. Aspira a ocupar la silla presidencial por más tiempo, en un futuro. Le correspondió confrontar las preguntas de los periodistas para opinar como presidente del caso YPFB y  en tono de broma le pidieron que no cambie a ningún ministro en su mandato.

— ¿Cuál ha sido su experiencia de gobernar estos días?

— Nos ayudó mucho la experiencia como autoridad del Senado para comprender la realidad del Estado. No se ven oposiciones ni oficialismo, sino se ve de una manera integral todos los problemas.

— ¿Qué decisiones tomó?

— Hay una agenda, no es por mucho tiempo. Lo bueno es que no hubo problemas. Hay algunos reclamos de organizaciones sociales.

— ¿Temía problemas mayores en estos días?

— No se veía. Una vez pasadas las elecciones van bajando los ataques y las movilizaciones que aprovechan la coyuntura electoral. Son temas que ya estaban presentes, como el de algunos funcionarios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) involucrados en corrupción.

— ¿Emitió criterio al respecto?

— No le compete al Ejecutivo enjuiciar en estas situaciones porque se remite al Ministerio Público, que se encarga de la investigación. Ojalá que haya transparencia y no retardación de justicia.

— ¿Se lo acusa a Carlos Villegas?

— No es aceptable, las denuncias deben darse en su momento, eso se descalifica. Confiamos en él, es muy serio y ha permanecido de manera constante (en el Gobierno).

— En su mandato, ¿se comunicó con el presidente Evo Morales o el vicepresidente Álvaro García para coordinar?

— Con el Vicepresidente, me preguntó cómo andaba, en qué situación se encontraba (el país). Como no había problemas, tampoco hubo necesidad. Hemos cumplido la agenda y la promulgación de dos leyes: la modificación del Código Tributario y de la Aduana, y la ley para beneficiar a los jóvenes con la capacitación de los bachilleres y el acceso a fuentes de empleo para empezar a trabajar.

— ¿Se reunió con los ministros en este tiempo?

— Pequeñas evaluaciones. La recomendación era que no hayan problemas. Claro, en broma me pidieron que no cambie a ningún ministro. 

— ¿Pensaba hacerlo?

— No. Tampoco hay elementos negativos en los ministerios, entonces se mantienen. El Presidente decidirá en enero.

— ¿Comió en el Palacio como lo hace el mandatario Morales?

— Sí. El martes almorcé solito porque llegué tarde de la provincia Ingavi (La Paz). Pregunté si había comida porque no comimos, justo habían guardado algo.

— ¿Cuál fue el menú?

— Una sopita que me gusta, de papalisa, y un segundo de arroz con pollo. Normal.

— ¿Qué decisiones importantes tomó en este periodo?

— La promulgación de leyes ya estaba trabajada. Para cambiar necesitas mucho tiempo. Se requiere una evaluación y planificación. Te puedes equivocar.

— ¿Pensó en equivocaciones?

— Eso sería fatal para la historia boliviana. Uno que asume cuatro días y los resultados sean malos. 

— ¿Qué le dijo el Vicepresidente al entregarle el mando?

— Simplemente me agradeció porque había asumido cuatro días. Él estaba haciendo seguimiento, nos reuniremos para concluir las leyes que faltan.   

— ¿Aspira a ser presidente?

— No sueño, no pienso. Algunos sueñan rápidamente en ser presidente y eso perjudica porque se desesperan y esas desesperaciones llevan a confrontaciones. Es mejor ser más tranquilo y sereno.

— ¿Es una meta?

— Ojalá Dios permita que algún día pueda ser presidente por varios años, pero eso está lejos. Si trabajamos bien, llegará. Si no, qué vamos a hacer. Eso no significa que haga algún mal.

— ¿Se siente capaz para asumir el máximo cargo del Estado?

— No me hago problema de ninguna manera. Además, asumí como presidente de la comisión de Constitución del Senado en 2010. No sé por qué se han fijado en mí, tal vez porque yo conocía y debatía todas las leyes.

— ¿El juicio a los magistrados del TCP afectaría su imagen?

— No. Siempre hemos tenido cuidado en no violar las leyes.

Perfil

Nombre: Eugenio Rojas Apaza

Nació: 06-09-62,  Warisata

Profesión: Maestro normalista

Cargo: Presidente del Senado

Activista y dirigente político

Fue protagonista de la crisis de octubre de 2003 que acabó con el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. En 2005 ganó con el 68% de votación en las elecciones municipales de Achacachi con el Movimiento Indígena Pachakuti, su partido. En 2009, invitado por Morales, postuló como segundo senador por La Paz. Entre 2012 y 2013 fue jefe de bancada del MAS. En el último periodo preside el juicio que el Legislativo le sigue a tres magistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional por admitir un recurso inconstitucional que paralizó la aplicación de una Ley del Notariado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia