Nacional

Chiquitanos acampan para conversar con Rubén Costas

Protesta. Los manifestantes piden cambios en el Estatuto cruceño

Vigilia. Un marchista se crucificó ayer en medio del ‘campamento’ que montaron en la Gobernación.

Vigilia. Un marchista se crucificó ayer en medio del ‘campamento’ que montaron en la Gobernación. Iván Condori.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

03:51 / 01 de octubre de 2015

Llegaron el lunes luego de cumplir una caminata de 29 días y desde entonces indígenas chiquitanos acampan en las puertas de la Gobernación de Santa Cruz a la espera de hablar con el gobernador Rubén Costas. Exigen ajustes al Estatuto Autonómico cruceño.

Un grupo de cinco marchistas decidió ayer crucificarse mientras llovía en la capital oriental. Desde la Gobernación informaron que Costas se encontraba de visita en las provincias del departamento y que por tal motivo no podía recibir a los manifestantes.

Los chiquitanos demandan un 20% de regalías que recibe la región por concepto de la producción de hidrocarburos; también quieren oír las explicaciones del porqué no fueron incluidas sus propuestas para la redacción del Estatuto Autonómico, que está sometido a revisión constitucional.  

MOVILIZACIÓN. Vladimir Peña, secretario de Gobierno de la Gobernación, descalificó la vigilia chiquitana, tras señalar que la protesta fue impulsada por excandidatos del Movimiento Al Socialismo (MAS) que buscaron escaños en las comicios subnacionales de marzo. En el departamento de Santa Cruz, el MAS es opositor.

El vocero de la movilización, Vicente Paraba, advirtió que sus compañeros no se irán sin hablar con Costas, a quien pretenden entregarle un proyecto de ley que establece la asignación del 20% de los recursos de las regalías a los pueblos indígenas. Actualmente, estos grupos reciben el 10% de los carburantes.

La norma que aplica ahora la Gobernación establece la distribución del 50% de los fondos de regalías a los municipios productores de petróleo, 40% a los no productores y 10% a los indígenas. La propuesta de los chiquitanos consiste en entregar el 45% a las provincias productoras, 35% a las no productoras y un 20% a los  indígenas.

Alicia Alegre, que forma parte de la movilización, señaló que caminaron más de 220 kilómetros en 29 días para hablar con el Gobernador y no escatimarán esfuerzos hasta conseguir que los escuche. “Estamos radicalizando la vigilia con crucifixión para ver si así nos atiende Rubén Costas”.

Peña adelantó que la Gobernación está dispuesta a abrir un diálogo con el sector movilizado, aunque indicó que este proceso debe efectuarse sin presiones ni chantajes. “Ellos dicen que no hay obras en las provincias, cuando eso no responde a la verdad”, afirmó y manifestó que la propuesta de los indígenas plantea modificar “la exitosa política de la distribución de regalías, con la cual se ha construido más de 1.000 obras”. “La propuesta es crear otro fondo indígena y busca enfrentar a la gente”, subrayó el funcionario.

Ante el conflicto, el secretario de la comisión de Pueblos Indígenas de la Gobernación, Julio López, y los asambleístas departamentales María Arias, Marcos Mejía y José Luis Martínez, invitaron al diálogo a los indígenas, una solicitud que fue rechazada por los manifestantes chiquitanos.

Ayer por la tarde, los funcionarios de la Gobernación intentaron brindar atención médica a los marchistas, pero los dirigentes rechazaron este gesto. Adujeron que vendrán médicos voluntarios, aunque insistieron que radicalizarán las protestas con más crucifixiones. Los marchistas aseguraron que si no son recibidos por Costas se declararán en huelga de hambre.

Demandas indígenas

Regalías

Chiquitanos piden 20%, 10% más de lo que reciben actualmente de las regalías petroleras.

Defensa

La Gobernación defendió la “exitosa” distribución de los réditos de los recursos regionales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia