Nacional

Evo acusa a Chile de uso político de soldados; convoca a la unidad

Este jueves el país recordó 134 años de la invasión chilena a Antofagasta. Respecto de los soldados detenidos en Chile, el Presidente anunció una ‘respuesta política’

Histórico. Evo Morales participó del acto de repudio que recordó la invasión chilena a Antofagasta. Foto: Ángel Illanes

Histórico. Evo Morales participó del acto de repudio que recordó la invasión chilena a Antofagasta. Foto: Ángel Illanes

La Razón / Iván Paredes / La Paz

02:26 / 15 de febrero de 2013

En el acto de repudio por los 134 años de la invasión chilena a Antofagasta, el presidente Evo Morales llamó a la unidad de los bolivianos en la demanda marítima. Acusó al gobierno de Sebastián Piñera de hacer un uso político de la detención de los tres conscriptos. Éste rechazó la acusación.  

En diferentes departamentos del país se recordó ayer el inicio, en 1879, de los aprestos de guerra chilenos. En el acto de la plaza Murillo, Morales afirmó que Piñera adoptó una decisión política y no jurídica en el caso de los tres soldados detenidos en su frontera. “Entendemos perfectamente que el Gobierno (de Chile) ha tomado una decisión política y no jurídica. Quiero que sepan que también vamos a enfrentar políticamente (el caso) para liberar a nuestros soldados capturados en Chile”, adelantó Morales.

En respuesta, el chileno negó que se haya tomado una decisión política. “Ellos no están detenidos por ser bolivianos, ni por ser soldados, ellos están detenidos porque ingresaron ilegalmente a territorio chileno, portando armamento de guerra”, dijo, según citaron agencias internacionales.Morales acusó a Piñera de tener un doble discurso en el caso de los soldados. A fines de enero, la Cancillería de Chile había enviado una carta a su similar boliviana, en la que pedía resolver el tema de los militares por la vía diplomática y evitar ingresar en temas judiciales.

Los conscriptos Claudio Álex Choque Quispe (20 años), Augusto Cárdenas García (19) y José Luis Fernández Choque (18) fueron capturados por carabineros de Chile en la línea fronteriza, el 25 de enero, cuando custodiaban un vehículo indocumentado que pretendía ser introducido a Bolivia. Los detenidos son acusados, en la vía ordinaria, por los delitos de portación ilegal de armamento de guerra e ingreso por un paso no habilitado, que tienen una pena de cinco a 20 años de prisión, según la norma chilena.

Multilateral. Morales también hizo notar la contradicción en que cayó su colega en torno al carácter bilateral y multilateral del tema marítimo: “El Presidente de Chile permanentemente dijo que el tema del mar era una cuestión bilateral, pero las semanas pasadas informó que si había fallo de La Haya a favor de Perú, Bolivia no tendría salida al mar. El Presidente de Chile multilateraliza el tema del mar”.

Al criticar el incumplimiento chileno al Tratado de 1904, Morales además afirmó que los “convenios firmados con imposiciones” no pueden estar por encima de los “derechos de los pueblos”.

El Presidente además hizo notar que los militares detenidos no son oficiales sino conscriptos. Anunció que éstos serán declarados “grandes héroes del mar”, ya que su “captura política” se dio en medio de la actual tensión entre Bolivia y Chile. “Nunca los vamos a abandonar”, prometió.

El Ministerio de Comunicación inició una campaña por los militares: “Escríbeles a los soldados bolivianos presos en Chile”, es el lema de la recolección de mensajes iniciada en tres puntos en La Paz.

Marcha en los medios

Naval

Según el DS 859, los medios de comunicación audiovisual están obligados a difundir la Marcha Naval todos los días al inicio y cierre de su programación, recordó el responsable de Diremar, Juan Lanchipa.

La noticia de la invasión llegó luego de 14 días

Tropas chilenas invadieron el puerto boliviano de Antofagasta el 14 de febrero de 1879, pero la noticia llegó a La Paz 14 días después mediante correo expreso enviado desde Tacna, Perú.

El historiador Fernando Cajías explicó que la noticia se publicó con mucho retraso por la falta del telégrafo. “Se encendió una vena patriótica muy fuerte de resistencia a la invasión. Los efectos de esta publicación y otras similares produjo que la población comience a armarse y organizar la resistencia y la marcha hacia Tacna y Arica. Esa es la gran importancia de esta publicación”, detalló el especialista durante el acto de repudio contra la invasión chilena.

Cajías recordó que al amanecer del 14 de febrero de 1879 “se perpetró la invasión a Antofagasta; el Gobierno chileno iniciaba así, sin previa declaratoria, la Guerra del Pacífico”.

“El pretexto de la invasión fue el gravamen de los diez centavos que el Gobierno boliviano pretendía imponer a la compañía anglo-chilena que explotaba el salitre de Atacama. En realidad, la invasión obedecía a un meditado plan de apoderarse de la provincia de Atacama y de la provincia peruana de Tarapacá”, contó Cajías, quien fue felicitado por Evo Morales.

El país recordó la invasión de Antofagasta

Bolivia recordó 134 años de la invasión chilena al puerto de Antofagasta. Las plazas centrales de las capitales de departamento realizaron actos de repudio contra la toma de tropas chilenas.

En Sucre, el gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, respaldó la política gubernamental en torno a la demanda marítima. “Desde la capital del Estado Plurinacional pedimos a Chile que devuelva el mar, ya que el Tratado de 1904 fue impuesto por intereses”, afirmó.

Para el gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, la respuesta negativa de Chile de devolver las costas del Pacífico persiste con represalias, una de ellas, la detención de los soldados bolivianos en el vecino país, acto que fue calificado por la autoridad como “prepotente y soberbio”.  

Otro acto de desagravio se desarrolló en Oruro, donde el gobernador Santos Tito demandó “al mundo entero que tenemos que recuperar la salida al mar, pedimos que nos devuelvan el litoral boliviano”.

En Trinidad, Beni, también se recordó la invasión chilena. La Gobernación interina de ese departamento desarrolló un acto en la plaza central.

En la ciudad de Tarija se   realizó un evento a cargo de las Fuerzas Armadas que radican en esa región del sur.

Piñera rechaza la acusación de Morales

Inmediatamente después de que el presidente Evo Morales acusó a Chile de actuar políticamente en el caso de los soldados detenidos, el Gobierno chileno descartó que la captura de los tres militares bolivianos se haya asumido bajo una posición política.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó que la detención de los soldados es un tema jurídico. “Ellos no están detenidos por ser bolivianos, ni por ser soldados, ellos están detenidos porque ingresaron ilegalmente a territorio chileno, portando armamento de guerra”, justificó.

El Jefe de Estado chileno respondió a Evo Morales en medio de sus vacaciones en la localidad chilena de Bahía Coique.

Respecto de la defensa jurídica de los soldados, Piñera dijo que “si la defensa de esos soldados bolivianos colaborara más y mejor con la justicia chilena, sin duda que eso no solamente facilitaría, sino que también aceleraría la solución de ese caso”.

Los conscriptos bolivianos fueron detenidos el 25 de enero cerca del puesto fronterizo de Colchane, en el lado chileno, cuando custodiaban un vehículo incautado a contrabandistas. Desde entonces permanecen en prisión en la cárcel de Alto Hospicio, en Iquique.

Al respecto, la ministra de Justicia de Chile, Patricia Pérez, afirmó que en su país existe independencia de poderes, por lo que el Ejecutivo no puede actuar políticamente en un caso judicial.

“Los soldados están en dependencias de gendarmería con todo el régimen interno que corresponde, en condiciones adecuadas”, afirmó la ministra chilena.

Sobre el tema marítimo, Piñera volvió a reiterar que Bolivia debe respetar el Tratado de Paz de 1904. “Los países serios, respetuosos del derecho internacional y amantes de la paz, honran y cumplen los tratados”, remarcó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia