Nacional

Evo Morales enfatiza que los tratados son revisables

El Presidente dijo que el Tratado de 1904 ‘debe estar en el basurero’ por consagrar el encierro del país. ‘Si Estados Unidos devolvió a Panamá el canal, por qué no Chile devuelve el mar a Bolivia’, dijo

La Razón / Iván Paredes, A. Melgarejo

03:28 / 06 de junio de 2012

El presidente Evo Morales, en respuesta a autoridades chilenas sobre el tema marítimo, afirmó que el Tratado de 1904 “es revisable”; de hecho, dijo, éste fue revisado en cuatro ocasiones a iniciativa de Chile. Según el Mandatario, cualquier tratado debe ratificar el regreso de Bolivia al océano Pacífico.

“Con tratados o sin tratados se han resuelto (diferencias). ¿Cómo es posible que (el acceso al mar) no se pueda resolver. Las guerras no otorgan derechos, y Chile me ha respondido que lo que genera derechos son los tratados”, declaró Morales en conferencia de prensa en Tiquipaya. El Tratado de Paz y Amistad entre Bolivia y Chile fue firmado el 20 de octubre de 1904 y cerró el paso soberano de Bolivia al mar.

Ayer, en horas de la tarde, en el estadio Félix Capriles de Cochabamba, Morales insistió en que el Tratado de 1904 es revisable. “Ese Tratado (de 1904) debe estar en el basurero porque cualquier tratado debe ratificar el regreso de Bolivia al océano Pacífico”, afirmó. Morales citó el caso de Estados Unidos, que devolvió en 1974 a Panamá el canal que une el Atlántico con el Pacífico, pese a existir un tratado firmado en 1903.

Clausura. La Declaración de Cochabamba fue aprobada por aclamación. Los países ratificaron su decisión de promover el desarrollo agrícola para lograr seguridad alimentaria, con el fin de erradicar el hambre en América.

Se aprobaron más de 70 resoluciones, incluso las observadas por Estados Unidos y Canadá. “Se aprobó el derecho humano al agua potable y saneamiento básico, se reconoció el derecho de Bolivia y Perú al masticado de la hoja de coca y se declaró para 2013 el Año Internacional de la Quinua”, resaltó la Cancillería.

El canciller David Choquehuanca añadió que “durante los últimos tres días hemos evidenciado una crisis de la OEA y expresado la necesidad de reconstruir esta organización; felizmente hemos alcanzado consensos para el fortalecimiento de esta importante organización”, dijo.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, además de destacar la Carta Social, resaltó el tratamiento del tema Malvinas, “un primer paso de acercamiento histórico entre el Reino Unido y Argentina en el cual ésta cuenta con el apoyo del continente”, dijo.

Alba renuncia al TIAR

Como un primer paso para la refundación de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) decidió renunciar al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) por considerar que el instrumento del organismo continental no fue aplicado en momentos difíciles, como en el conflicto por las Islas Malvinas entre el Reino Unido y Argentina en 1982.

“Nuestros países han tomado la decisión de enterrar lo que merece ser enterrado, o de tirar al tacho de la basura lo que ya no sirve”, declaró el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, que oficializó el retiro de los países del Alba del TIAR, en la sede de la 42 Asamblea de la OEA en Tiquipaya, Cochabamba.

Patiño argumentó que el TIAR fue creado en condiciones en que se suponía que podría servir como un instrumento de protección mutua a los países de América Latina en caso de supuestas agresiones extracontinentales. El diplomático resaltó que el TIAR no funcionó cuando estalló la guerra entre Argentina y el Reino Unido, “no sólo no se aplicó, sino que uno de los miembros, Estados Unidos, apoyó al Reino Unido".

Integran el Alba: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, San Vicente, Granadinas, Dominica, Antigua y Barbuda.

Cumbre pide despenalizar el acullico

La Cumbre Social paralela a la 42 Asamblea General de la OEA culminó su labor  con la demanda de despenalizar el acullico (masticado de coca), el apoyo a la demanda marítima boliviana y la condena del narcotráfico como crimen de lesa humanidad, entre otras resoluciones.

La reunión de organizaciones sociales fue clausurada a las 11.30 de ayer martes. Una delegación encabezada por el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Roberto Coraite, fue la encargada de presentar las conclusiones ante la directiva de la Organización de Estados Americanos (OEA) reunida en Tiquipaya, Cochabamba.

Ericka Vásquez, en representación de los pueblos afrobolivianos, explicó que “históricamente hemos nacido con la coca”. Afirmó que Latinoamérica debe entender que la hoja de coca es medicinal y un patrimonio cultural.

Entre las conclusiones de la Cumbre Social está la demanda de mayor participación de los Estados en la producción de alimentos y el mejorar el abastecimiento de los mercados internos. Las organizaciones también pidieron reducir la emisión de gases de efecto invernadero (40 resoluciones) en respeto a la Madre Tierra.

La Cumbre exigió una salida soberana al mar para Bolivia, el fin del embargo a Cuba; y condenó al narcotráfico como crimen de lesa humanidad. Pidió garantizar la provisión de tierra y agua para la agricultura y eliminar los transgénicos; y que la OEA deje de estar “subordinada” a EEUU.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia