Nacional

Evo anuncia decisión de anular contrato con OAS para carretera

Citando una serie de incumplimientos por parte de la empresa OAS en la construcción de la ruta Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, el presidente Morales anunció ayer que el Gobierno inició el proceso de “anulación” del contrato de obra suscrito con la firma brasileña; ésta analiza su respuesta.

En Palacio. Ayer, el presidente Evo Morales dijo que OAS no cumplió con el contrato de obra.

En Palacio. Ayer, el presidente Evo Morales dijo que OAS no cumplió con el contrato de obra.

La Razón / Iván Paredes / La Paz

03:17 / 11 de abril de 2012

El Mandatario hizo el anuncio en el Palacio de Gobierno. Expresó su preocupación por el retraso de las obras en los tramos I y III de la vía entre Cochabamba y Beni. Dijo que la decisión de anular el contrato con OAS fue motivada por el incumplimiento de plazos del cronograma establecido. 

“En el tramo I y III otra vez (hubo) incumplimiento en el trabajo de OAS, por eso hemos decidido, hemos iniciado un proceso de anulación de la construcción del camino Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, especialmente en el tramo I y III”, comunicó el gobernante.

Ante la decisión gubernamental, OAS, a través de su vocero, Pablo Siles, anunció que la empresa analiza la posición que tomará al respecto. Siles confirmó que el lunes por la noche OAS recibió la carta en la que el Gobierno le comunica “la intención de iniciar el proceso de rescisión del contrato”; sin fijar plazos. La respuesta se la hará conocer por conducto regular, dijo.

El presidente Morales explicó que la determinación de rescindir el contrato de obra con OAS fue tomada tras una evaluación técnica con la Administradora Boliviana de Carreteras. “Es importante el camino (Villa Tunari-San Ignacio de Moxos), pero empresas que no cumplen, saben ustedes, que se ejecuta la boleta de garantía, como hicimos con muchas empresas”, sentenció Morales.

Además, para el Primer Mandatario el incumplimiento de OAS derivó en un “costo político” para el Gobierno nacional. “Lamentablemente, las autoridades debemos pagar costos políticos por el incumplimiento de algunas empresas”, enfatizó.

Acción. El presidente del directorio de la ABC, José Kin, ratificó que la razón principal para anular el contrato con OAS fue el retraso en las obras en los tramos I y III. Aseguró que en caso de que la empresa brasileña decida iniciar un arbitraje internacional, el Estado boliviano no tendría por qué sufrir sanciones legales. 

“Como en todo contrato, hay sanciones y penalidades a la parte que incumple. OAS incumplió, por lo tanto nosotros no tenemos por qué sufrir sanciones, aunque vayamos a un arbitraje”, señaló Kin a radio Erbol.

OAS firmó en 2008 el contrato con el Gobierno para construir la carretera en tres tramos. El I y III están en construcción, mientras que el II —que pasa por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)— se encuentra suspendido a raíz de la promulgación de la Ley Corta, que prohíbe obras en esa reserva natural.

El 30 de marzo, el Ministerio de Obras Públicas y la ABC expresaron su molestia con OAS por el retraso en las obras de los tramos I y III. El Jefe del Estado mencionó además, como factores de rescisión del contrato, la no presentación de informes de medición, la falta de señalización de la obra y la falta de una propuesta para rescate arqueológico.

Enterados de la decisión del Gobierno, indígenas de tierras bajas ratificaron la IX marcha y pidieron al Jefe del Estado que derogue la ley que encamina la consulta en el TIPNIS. “No creemos en ese discurso. Lo correcto sería que se anule el proyecto vial y se derogue la ley inconstitucional de consulta”, declaró el presidente de la Subcentral del TIPNIS, Fernando Vargas.

La oposición saludó la decisión de Morales, aunque pidió detalles de la anulación del contrato. “(El contrato) tiene una cláusula de confidencialidad que nos gustaría ver”, reclamó el senador Róger Pinto (CN). Kin confirmó que el Gobierno ya entregó una notificación a OAS informando la decisión gubernamental. Como siguiente paso, dijo, se procederá a la anulación del contrato.

Molestia por retraso

Obras

El Presidente, además de expresar su molestia con OAS por los retrasos en Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, reclamó por la demora en la entrega de la vía Uyuni-Potosí. “Se debería entregar en diciembre de 2011”, reveló.

Esperan que la relación con Brasil no sea afectada

Legisladores opositores expresaron su preocupación de que la decisión del Gobierno de anular el contrato con la empresa brasileña OAS dañe la relación bilateral entre Bolivia y Brasil. Al respecto, tanto el diputado Jaime Navarro, de Unidad Nacional, como Adriana Gil, de Convergencia Nacional, afirmaron que la decisión “seguramente” afectará la relación con Brasil, porque se trata de “contratos que incorporan la fe del Estado”. El senador de CN Róger Pinto pidió anular el contrato con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Las reacciones surgieron luego de que el presidente Morales  anunciara la decisión de anular el contrato con OAS por incumplir con obras en los tramos I y III de la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. El 15 de febrero de 2011, el Estado y el BNDES de Brasil suscribieron el Contrato de Colaboración Financiera N° 10219991 por 332 millones de dólares, destinados al financiamiento del proyecto carretero por el TIPNIS.

Para el MAS, la decisión de anular el contrato no afecta las relaciones con Brasil. Para el diputado Lucio Marca, los contratos se hacen con empresas y no con gobiernos. Roberto Rojas dijo que “de ninguna manera” las relaciones serán afectadas.  

Bolivia puede perder el financiamiento

El presidente del directorio de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), José Kin, no descartó que el proyecto vial entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos vuelva a “fojas cero”, esto es, que no cuente con el correspondiente financiamiento.

“El financiamiento es probable que se lo pierda o probablemente no. De eso hay que hablar con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, esa es otra relación. Si se pierde (el financiamiento), tenemos que buscar un nuevo financiamiento e iniciar todo de nuevo”, informó Kin a radio Erbol.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis Arce, ratificó que el financiamiento brasileño se lo puede conservar sólo si la nueva empresa que reemplace a OAS es de ese país. “Hay que ser claros, el crédito de BNDES de Brasil es para una empresa brasileña, rompiendo con OAS tendría que venir otra empresa brasileña”, dijo a los periodistas.

Por su lado, en entrevista en Cadena A, el expresidente del Servicio Nacional de Caminos, José María Bakovic, destacó que desligarse del financiamiento brasileño puede ser muy costoso para el país. “Hay una cláusula del contrato de financiamiento que es terriblemente dura para el Estado boliviano; porque dice que si se rompe el contrato comercial, o sea el de obras, entre OAS y ABC, sin el visto bueno del BNDES, (éste) puede declarar anticipado el vencimiento total de la deuda, 332 (millones de dólares) que es la deuda, aunque no la hubiera desembolsado, ¡qué grave sería esto para nuestro país! Esto pone a Bolivia en una posición muy débil en la situación negociadora”, señaló anoche Bakovic en el programa televisivo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia