Nacional

Evo promete que Bolivia será un centro energético en 2020

Elecciones. El oficialismo tiene 12 puntos en su plan de gobierno.

Ampliado. El Mandatario en Cochabamba, donde presentó el programa de gobierno para 2020. Foto: Vicepresidencia

Ampliado. El Mandatario en Cochabamba, donde presentó el programa de gobierno para 2020. Foto: Vicepresidencia

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

00:00 / 29 de junio de 2014

El calendario electoral pasa a la fase de las propuestas. Ayer, el presidente Evo Morales presentó un programa de 12 áreas del que se desprende la promesa de hacer de Bolivia “el centro energético de la región” hasta 2020.

El documento fue presentado ayer en Cochabamba en el ampliado extraordinario del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), en el que participaron ministros, legisladores del partido oficialista y representantes de las organizaciones sociales afines.

“Estamos enamorados del tema energético (...). El país que tiene el control energético, tiene el control político del mundo y Bolivia debe ser el centro energético (de la región)”, afirmó luego de entregar detalles sobre las proyecciones en la producción de gas y de generación de electricidad.

 “Según informes de organismos internacionales, Bolivia tiene la capacidad de producir 40.000 megavatios en plantas hidroeléctricas, con nuestros ríos”, agregó.

Prometió que hasta 2020 el país exportará 1.000 megavatios y generará, hasta ese año, $us 8.000 millones de renta petrolera (2.000 más de los que se genera actualmente), además de acabar con la importación de gasolina y de diésel, en virtud a los resultados de las exploraciones de petróleo que se hace en el norte de La Paz.

Propuesta. El Presidente habló de la importancia de las conexiones eléctricas, sobre todo en favor de la Amazonía para impulsar el desarrollo regional. “La meta es generar energía no solo para cero mecheros (acabar con los mecheros), sino para nuevas industrias y emprendimientos (...), pero siempre nuestra prioridad (será) garantizar el mercado interno”, insistió la autoridad.

No es la primera vez que Morales habla sobre este tema. En mayo, en un evento previo a la cumbre del G77+China, en Santa Cruz, planteó que Bolivia sea el centro energético de Sudamérica con la exportación de electricidad e hidrocarburos, aunque ayer se fijó como meta de los retos al 2020.

El plan de gobierno también incluye la puesta en marcha de un programa de energía nuclear con fines pacíficos, aplicada al área de la salud pública. Para ese fin, Morales se reunió el 14 de junio con el primer vicepresidente de Irán, Eshaq Jahangiri, para acordar un plan de asesoramiento técnico.

El plan del MAS está consolidado y sobre la base de la política estatal del control de las materias primas se ha fijado el reto de la eliminación de la extrema pobreza, en concomitancia con el debate que se hará internacionalmente sobre las metas posteriores a 2015.

Así están desafíos como la dotación total de los servicios básicos, la unidad política para “una  Bolivia digna”; las medidas para reducir la dependencia tecnológica y científica; la industrialización para la generación de empleos y la producción de alimentos; la dotación de “agua para la vida” vinculada con el riego; el respeto a la Madre Tierra; la integración vial y energética del país, además de la propuesta cultural de “preservar el presente para el futuro”; un país seguro; una “revolución en la Justicia boliviana” y en el ámbito de la política internacional la promoción de “un nuevo orden mundial por la vida y la humanidad para vivir bien”.  

Estas temáticas están basadas en la Agenda Patriótica 2025, presentada en 2013 y que incluye 13 pilares referidos a desarrollo social y económico. Empero, con el programa presentado ayer, Morales pretende adelantar el cumplimiento de estas metas para 2020.

Según el calendario electoral, todas las organizaciones políticas deben presentar sus propuestas programáticas el  viernes 4 de julio, para luego inscribir alianzas y las listas de candidatos hasta el 14. Los partidos de oposición anunciaron que esta semana presentarán sus planes de gobierno.

En tanto, el oficialismo se adelantó a hacer pública su propuesta en un acto en el que cada sector social aprobaba uno a uno los puntos a través de aplausos y vítores en la Casa Campestre de Cochabamba.

Morales plantea usar coca como fertilizante

El presidente Evo Morales presentó ayer un proyecto para que la hoja de coca secuestrada, que tenía como destino las factorías de droga y que actualmente es incinerada, sea procesada como fertilizante agroindustrial.

La idea fue lanzada en Cochabamba durante la presentación de la propuesta de gobierno del oficialismo que contiene 12 grandes agregados para el periodo 2015-2020. “Aquí, hermanos y hermanas, la coca incautada estamos botando; estamos quemando. Debe haber una industria de abonos fertilizantes naturales en base de la coca incautada”, afirmó el Mandatario a 13 semanas de las elecciones generales.

Agricultor y cultivador de coca en su juventud, Morales dijo, sin embargo, que espera un estudio científico internacional que dé luz verde al proyecto agroindustrial.

“Que los científicos demuestren que de este abono no se puede sacar droga, cocaína. Punto. Y tenemos estudios”, señaló el Jefe del Estado, que narró una de sus experiencias de agricultor cuando abonó sus tierras con hojas de coca en estado de descomposición.

En Bolivia, que viene de eliminar 3.000 hectáreas netas de coca (2011-2013) para la fabricación de droga, la hoja se emplea para el masticado tanto en su área urbana como rural. Morales indicó que se la usa también como energizante, facilitador de la digestión y para combatir la diabetes. El 47% del producto de las 22.000 hectáreas actualmente existentes en dos zonas del país tiene como destino las factorías de droga, según estudios oficiales y privados. De acuerdo a la oficina antidrogas de la Organización de las Naciones Unidas, en 2011 se incautaron 603 toneladas métricas de la hoja de coca y, dos años más tarde, 475 toneladas métricas. “Como hay coca incautada, eso debe convertirse en abono”, añadió el gobernante.

Los planes del MAS

  • Salud y hospitales

Aparte de proyectar el uso de energía nuclear con fines médicos, el presidente Evo Morales prometió la construcción de hospitales de cuarto nivel, de alta especialidad (en cuatro de nueve ciudades capitales) y diez de tercer nivel, con todas las especialidades, en cada ciudad capital e intermedia. “Habrá hospitales de cuarto nivel en las ciudades de Tarija, en la especialidad de Cardiología; Santa Cruz, en la de Neurocirugía y Nefrología; Cochabamba, en la de Oncología, y La Paz, en la de Gastroenterología”.

  • Plan de vivienda

El Mandatario también perfiló la construcción de 83.000 viviendas hasta 2020. “Nos hemos planteado, hasta 2020, la construcción de 43.000 multifamiliares (edificios) y 40.300 unifamiliares”, indicó la autoridad, quien añadió que en el área urbana se prevé ayudar a ampliar o restaurar 37.500 unidades habitacionales y en las zonas rurales 87.000, lo que hace un total de 125.000.

  • Educación y rentas

En cuanto a bonos y rentas, Morales sostuvo que el incremento de estos beneficios estará garantizado por el crecimiento económico. Por ejemplo, prometió que el bono Juancito Pinto llegará a los estudiantes de  5° y 6° de secundaria. En cuanto a educación, planteó el incremento de cuatro a seis las horas de estudio, además de la implementación de talleres y laboratorios en todas las unidades educativas. Además, dijo que se construirá una ciudadela científica tecnológica para crear centros de “investigación e innovación”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia