Nacional

La FELCN investiga los ‘minipréstamos’ de dinero que se dan en Santa Cruz

Las tiendas de barrios alejados e incluso poblaciones intermedias se convierten en los destinos perfectos para estas operaciones monetarias, al margen de las normas financieras establecidas en el país.

Santa Cruz. Vista del mercado Los Pozos, donde se dan créditos. Foto: Iván Condori

Santa Cruz. Vista del mercado Los Pozos, donde se dan créditos. Foto: Iván Condori

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

00:00 / 01 de abril de 2013

La facilidad e inmediatez son las principales características de los llamados “minipréstamos” de dinero que inyectan ciudadanos colombianos a la economía informal de la capital oriental. La Policía antidroga sospecha que sería una modalidad para hacer circular dinero ilícito, por lo que investiga.

Las tiendas de barrios alejados e incluso poblaciones intermedias se convierten en los destinos perfectos para estas operaciones monetarias, al margen de las normas financieras establecidas en el país. Desde el punto de vista de los usuarios o beneficiarios, la medida alejada de los trámites burocráticos es beneficiosa porque permite acceder a dinero fresco para hacer crecer su capital.

Dado que la entrega del crédito es informal, no se puede establecer cuántas personas están dedicadas a prestar dinero. Sin embargo, los clientes dan algunas características como que los prestamistas se movilizan en motos con un bolso. El préstamo oscila entre Bs 200 y Bs 10 mil, con una tasa de interés de 20%, el acuerdo se concreta a sola “palabra de caballeros” y las cuotas se pagan a diario o semanalmente, si el monto es alto.

Las personas que mantienen o mantuvieron alguna relación con los extranjeros creen que debe tratarse de una organización bien estructurada, ya que cada prestamista tiene asignada una zona y maneja el mismo discurso e incluso hace la misma presentación.

Policía. Luego de identificar esta actividad, agentes del Grupo de Investigaciones y Análisis Financiero (GIAF) indagan la procedencia del dinero prestado, informó el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Gonzalo Quezada, durante esta semana.

“Este tipo de indagaciones están basadas en tipologías y en los cambios de modalidades que hay en la colocación de dinero de dudosa procedencia en el mercado que no es controlado por las entidades legales”, declaró la autoridad antidroga en una anterior entrevista.

La autoridad adelantó que se coordina con la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi). “Creo que vamos a tener buenos resultados en la investigación de este tipo de casos”, dijo.

“Las operaciones con estas características en algunos lugares se llaman ‘pitufeo’ y en otras dinero sucio colombiano que tiene por finalidad el blanqueo de recursos ilícitos, por ello se ha iniciado una investigación profunda con relación a estas nuevas modalidades”, agregó.

Un recorrido realizado por este diario constató que los prestatarios colombianos ampliaron su frontera geográfica a las tiendas de barrios de la capital oriental y a poblaciones intermedias como Cotoca, Montero, La Guardia, El Torno, entre otros.

Agresividad. Rufina G. tiene un puesto de dulces y refrescos en el mercado La Ramada, contó que por casualidad se enteró de los prestamistas, “en un principio pedí prestado Bs 1.000, para surtir mi negocio, me cobraron el 20% al mes y debía pagar todos los días Bs 20”.

La mujer dijo que el calvario empezó con el segundo préstamo de similar monto porque no pudo pagar las cuotas debido a una enfermedad de su hijo. “Llegué a acumular un retraso de una semana, es decir debía pagar Bs 120 juntos, fue entonces que el colombiano se mostró agresivo y me amenazó con llevarse mi caja de dulces y conservadora, e incluso con hacer daño a mi familia si daba aviso a la Policía”, narró.

Pedro R., del mercado Los Pozos, relató que en una oportunidad acudió a los colombianos, “la verdad me sacó de apuros porque me permitió comprar una mercadería que se me presentó de ocasión”. Pero en voz baja dijo que los extranjeros se vuelven violentos cuando no se les paga su dinero, “en una oportunidad vi cómo golpeaban a un vendedor que no les había pagado el capital”, acotó.

“Hemos escuchado que estos prestamistas agreden a sus deudores cuando no les pagan, en muchos casos las víctimas no denuncian por temor a represalias”, manifestó Quezada.   

Maritza M., en el Santuario de Cotoca, reveló que hay muchas personas que al igual que ella se prestaron dinero de los colombianos. “Mientras se les pague puntualmente, se evita problemas, esto es similar al banco porque ellos te quitan tu negocio si no pagas”, aseveró.

Dinero que ingresa al área legal

Análisis

Según el economista Fernando Roso, el hecho de que los extranjeros cobren intereses elevados por un crédito (20%) ingresa en la línea de la usura, que está penada por ley. Agregó que no se puede hablar de blanqueo de dinero mientras no se compruebe la procedencia de la misma, pero esos recursos que ingresan a través del sector informal terminan en el mercado legal.

Es más fácil que en Colombia

Colombianos realizan un recorrido por los negocios ubicados fuera del cuarto anillo para colocar un cupo de dinero. Una aseguró que esta labor en Bolivia es más fácil que en su país.

En la reportería, un periodista se hizo pasar por un eventual interesado en obtener un crédito. En una conversación informal con una prestamista se le consultó sobre las razones que le llevan a otorgar créditos sin garantías a gente que apenas conocen. La mujer respondió que todos los negocios tienen riesgos y aseguró que generalmente no pierden el capital que invierten.

La joven, de estatura alta y a bordo de una motocicleta que puede ser identificada como distribuidora de cigarrillos o chicles, dijo que “es más fácil dedicarse al préstamo de dinero en Bolivia, porque uno está seguro que lo recuperará en un corto tiempo y además te reportan ganancias importantes”.

“En mi país es más difícil y riesgoso dedicarse a este tipo de actividades porque los clientes, en lugar de pagarte el dinero prestado, prefieren contratar a un matón para que los amedrente o en su caso los ejecute si se trata de una deuda grande”, relató mientras se servía una gaseosa fría para contrarrestar el calor cruceño.

La extranjera evitó hablar sobre la procedencia del dinero e incluso se molesto por la consulta, pero sí confirmó que cuentan con suficiente capital para colocar en los negocios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia