Nacional

Falta agua, carne y colchones en albergues de los indígenas

Una red de televisión mostró imágenes de dos efectivos policiales pelando papa y zanahoria. Los marchistas del Conisur precisan al menos 4 quintales de arroz por día

Descanso. Los marchistas fueron alojados en dos coliseos cerrados de la ciudad de La Paz.

Descanso. Los marchistas fueron alojados en dos coliseos cerrados de la ciudad de La Paz.

La Razón / Luis Mealla / La Paz

03:04 / 01 de febrero de 2012

Agua, carne, frazadas y colchones piden los indígenas que están albergados en el coliseo cerrado Julio Borelli y el de Villa Victoria. El centro de operaciones de los marchistas está en el coliseo cerrado, desde donde distribuyen los alimentos que preparan en ollas comunes. La red PAT mostró anoche imágenes en las que se ve a dos policías ayudando a cocinar.

Hasta el momento no hay una cifra oficial del número de marchistas que llegaron a la ciudad de La Paz. La Razón verificó ayer que empezó un relevamiento de datos en los albergues, aunque el dirigente del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Gumercindo Pradel, aseguró que los movilizados llegan a 4.600.

Hombres y mujeres prepararon ayer en cuatro ollas el almuerzo de los indígenas, mientras que en la mañana desayunaron cocoa. Una televisora mostró a dos policías uniformados pelando papa y zanahoria en uno de los albergues. El comandante departamental de la Policía, coronel Alberto Aracena, informó que le explicaron que sólo recogieron zanahorias que hicieron caer.

La organización internacional Unicef donó 2.000 frazadas y 2.000 ponchos. “Para el coliseo de Villa Victoria se prestó 130 colchones y una cantidad relativamente mayor para el Julio Borelli, pero no alcanza, porque se dio un colchón por familia. Tampoco hay carne ni verduras; estamos recolectando alimentos y víveres, pero no es suficiente”, señaló

La movilización llegó el lunes a la sede de gobierno para exigir la anulación de la ley corta que vetó la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). Varios indígenas informaron que las bajas temperaturas generan problemas de salud, sobre todo en los niños.

Pradel aseguró que 4.600 de sus compañeros están distribuidos en los dos albergues, aunque ayer inició el registro para contar con información oficial sobre el número de personas que marcharon.  Ricardo Espejo, del comité de marcha de San Ignacio de Moxos, señaló que los niños y adultos mayores están desnutridos y precisan calzados.

Movilización. La columna de indígenas ingresó a la urbe paceña el lunes en medio de muestras de apoyo, indiferencia y aisladas rechiflas. Similar movilización, protagonizada por la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB) entre agosto y octubre, logró la aprobación de la ley corta, resistida por el Conisur.

Hilario Calisaya, secretario de Desarrollo Social de la Gobernación de La Paz, solicitó a los paceños colaborar  con agua y alimentos, sobre todo carne para las centenas de familias que esperan que el Gobierno atienda su demanda de construcción de carretera.

“Las donaciones ya las hemos repartido, hay vecinos que traen fideo, papa, zanahoria y cebolla, pero hay que hacer alcanzar para todos; apelamos a la solidaridad de los paceños para que hagan llegar sus donaciones como agua, ropa y alimentos”, sostuvo 

En el coliseo cerrado reciben las donaciones. El Viceministerio de Defensa Civil dio pan y jugos embolsados a los marchistas. Se observó la presencia de funcionarios de la Vicepresidencia en instalaciones del Julio Borelli.  El personal médico alertó que el alto consumo de carbohidratos (fideos y papa) puede dañar  la salud de los indígenas, por lo que aconsejó incluir en la dieta verduras y carne.  Calisaya pidió a la población apoyar con agua, además con medicamentos y pañales, a los indígenas

Piden medicinas básicas

Dolor

La doctora Roseiva Sivautt,  del centro de salud de Villa Victoria, dijo que precisan analgésicos, antipiréticos y sales de rehidratación.

Pañales

Los bebés de las indígenas están urgidos de pañales y leche, además de ropa abrigada.

El Sedes de La Paz atendió a 870 marchistas

Según la Gobernación de La Paz, entre el fin de semana y la noche del lunes, al menos 15 personas fueron internadas en hospitales de La Paz y El Alto, de las que dos fueron intervenidas quirúrgicamente. Un total de 870 indígenas fueron atendidos por distintas dolencias como infecciones, deshidratación y resfríos.

La Gobernación desplazó más de 30 médicos; 15 pertenecen al Servicio Departamental de Salud (Sedes), 7 a Salud Familiar Comunitaria Intercultural (Safci) y el resto son de distintas redes de salud vecinal.

“Dos marchistas fueron intervenidos quirúrgicamente por problemas estomacales ya que no están acostumbrados a la comida, y el Sedes atendió al menos 870 pacientes por diferentes dolencias”, informó Hilarión Callizaya, secretario de Desarrollo Social. Daniel Espinoza, parte del equipo de médicos Safci, informó que al menos 25 mujeres tienen embarazos de entre 3 y 5 meses.

“Están bajo un estricto control y deben permanecer en permanente reposo. A ellas se las atiende en el marco del SUMI, con medicinas y otros insumos”. El Sedes habilitó cuatro ambulancias y Bomberos una para atender cualquier contingencia. En el coliseo de Villa Victoria habilitaron un depósito como consultorio para atenciones básicas de salud; un médico y dos enfermeras de la Red de Salud N° 2 prestan ayuda a los marchistas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia