Nacional

Folha de Sao Paulo revela detalles de la situación del senador Pinto en la embajada de Brasil

El legislador opositor lleva 100 días en el edificio de la embajada a la espara del salvoconducto que le permitirá viajar a Brasil y acogerse al asilo del gobierno de Dilma Rousseff. La administración del presidente Evo Morales no viabilizó el salvoconducto.

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

15:43 / 03 de septiembre de 2012

El diario Folha de Sao Paulo, uno de los más influyentes de Brasil, conoció y reveló detalles de la situación en que se encuentra el legislador opositor Róger Pinto como el hecho de que fue trasladado a una habitación ubicada en la parte posterior de la sede diplomática, que tiene comunicación permanente con su familia y que dispone de TV, notebook, tablet y nevera.

Según el diario brasileño, a la habitación del senador se llega a través de un pasillo y previa identificación con infantes de marina. Las autoridades de la embajada no autorizaron el ingreso de este medio al lugar donde vive Pinto porque podría perjudicarlo. Esta es la traducción y nota publicada hoy por Folha de Sao Paulo sobre la situación del senador por Convergencia Nacional, Róger Pinto:

Embajada adapta espacio para el senador

En una de las principales avenidas de la capital boliviana, el derechista senador Roger Pinto Molina, de 52 años, vive recluido en una habitación de 20 m2, que le sirve como hogar y oficina. Esta semana, el líder de la oposición al presidente Evo Morales en el pleno del Senado cumple cien días de refugio en la embajada de Brasil en La Paz.

Su llegada, el 28 de mayo, sorprendió al gobierno brasileño. Acompañado por dos senadores y un diputado, Pinto pidió, ese lunes, una reunión de última hora con el embajador Marcel Biato.

En la reunión, entregó a Biato la solicitud de asilo político y una carta dirigida a la presidenta Dilma Rousseff. Pinto afirma ser objeto de persecución política desde que denunció la implicación de las autoridades bolivianas en el tráfico de drogas.

Brasil confirmó el asilo 11 días después, pero Bolivia negó el salvoconducto para que pueda salir de la Embajada y viajar hacia Brasil.

RUTINA

Mientras dura el impasse, Pinto vive en un espacio diseñado para él en el primer piso de la embajada, en la parte trasera, lejos del movimiento de los funcionarios.

Para llegar a la habitación, es preciso atravesar una puerta cerrada, identificarse con infantes de marina y pasar por un corredor. La embajada no autorizó la entrada de Folha  en la oficina, con el justificativo de que perjudicaría al senador.

A mediados de agosto, Pinto ocupaba dos habitaciones separadas en la parte del frente de la Embajada, con vista a la avenida Arce, en el centro de La Paz. Tuvo que ser transferido cuando llegaron nuevos funcionarios.

Recibe visitas de amigos y de una hija de sus hijas, todos los días. Dispone de TV, notebook, tablet, cama, nevera y hace ejercicio en una bicicleta estacionaria en el pasillo.

Evangélico, lee la Biblia y los libros "Políticamente Incorrecto Guía de América Latina" y "El Sueño del Libertador", del activista peruano Raúl Haya de la Torre, quien pasó cinco años en la embajada de Colombia (1949-1954) en Lima.

También conversa por la Internet con su esposa, una hija, dos nietos y su madre, que se trasladó a Acre (Brasil).

Salieron de Cobija, ciudad del departamento (estado) de Pando, poco después de que Pinto fuera a la embajada. La gente y parientes cercanos dicen que fueron amenazados y temían ser utilizados como moneda de cambio para la salida del senador de la embajada.

La hija menor, que vive en La Paz, dijo que su padre ha recibido mensajes amenazantes que describen en dónde y con quién está ella.

Denise Pinto, de 22 años, estudiante de derecho, va y viene llevando ropa y alimentos. La embajada le ofrece comida, pero el senador –dice su hija-  "adora" que le lleve "churrasco".

Denise dice que las acusaciones contra su padre son invento del gobierno. Hay procesos por supuesto desacato a autoridades, por tala de un árbol y asesinato, acusación que –según su hija- no dice quién es el muerto.

Al menos tres procesos por desacato son el resultado de las denuncias del senador sobre el tráfico de drogas, dice el diputado Adrián Oliva, del mismo partido.

Oliva señala que el Presidente recibió en 2010 documentos que relatan presuntos delitos que vinculan a la cúpula del Gobierno, pero sólo se anunció que se investigaría después de que el refugio de Pinto destacara a nivel internacional.

Para el congresista Luis Felipe Dorado, jefe de la bancada de Convergencia Nacional, el Gobierno tiene un discurso contradictorio: aunque no se liberó el salvoconducto para Pinto, anunció el apoyo para el Ecuador, que concedió asilo político a Julian Assange.

El fundador de WikiLeaks, está desde julio en la embajada del Ecuador en Londres. NEGATIVO

Bolivia justifica la negativa del salvoconducto con el argumento de que el senador de Convergencia Nacional (cuya bancada tiene 47 de los 166 escaños en el Congreso) debe responder a más de 20 demandas.

El asilo fue criticado por Evo Morales. En julio, causó malestar en Itamaraty las declaraciones de la Ministra de Comunicación boliviana, Amanda Dávila, que acusó al embajador brasileño de presionar por la liberación.

La situación quedó atascada. La embajada sólo espera un retroceso del gobierno boliviano. Políticos de la oposición consultados apuestan que esto ocurrirá con la ayuda de la presión internacional.

"El país (Brasil) tiene que hacer valer su soberanía", sostiene Dorado.

El diario Folha de Sao Paulo trató de escuchar al gobierno boliviano, pero no respondió a las solicitudes de entrevista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia