Nacional

García: Motín fue resuelto con exitoso ‘método anticonflictos’

Para el Gobierno, el motín policial fue una situación de “alta peligrosidad” que fue enfrentada mediante una estrategia “de resolución de conflictos” que, según el Vicepresidente, fue ejecutada “exitosamente”, pues no cobró víctimas fatales. Para la oposición fue lo contrario: un desastre.

Conferencia. Álvaro García alabó la estrategia que el Gobierno ejecutó para resolver el conflicto.

Conferencia. Álvaro García alabó la estrategia que el Gobierno ejecutó para resolver el conflicto.

La Razón / Iván Paredes / La Paz

02:39 / 28 de junio de 2012

En conferencia de prensa, García detalló cinco elementos que solucionaron el conflicto policial que desembocó en un motín de seis días (con toma de unidades, saqueos, quema de computadoras, inmuebles y documentos, entre otros destrozos). “Fue el éxito de un método de resolución de conflictos de alta peligrosidad (...) Esta semana vivimos un conflicto policial y se empleó una estrategia exitosa”, elogió García.

Al respecto, el diputado de Convergencia Nacional (CN) Luis Felipe Dorado sostuvo que “el Gobierno no aprendió nada del motín (...) El vicepresidente García dice que el método de resolución de conflictos del Gobierno es exitoso, pero vemos que en realidad es un método desastroso, porque deja que crezcan las convulsiones y los enfrentamientos, para ceder al final, después de mucho tiempo”.

El Vicepresidente enumeró cinco elementos que dieron éxito a la estrategia gubernamental. Un primer aspecto consiste en que “se entendió” el problema de la Policía en todos sus contenidos; un segundo, fue la insistencia en el diálogo con los dirigentes amotinados; tercero, explicó, no se cayó en la “tentación” de soluciones “populistas e irresponsables”. 

Sobre esto, García señaló que no se adoptaron “soluciones a corto plazo que se hubieran complicado a largo plazo. Hubiera sido un error aceptar todo lo que pedían (los policías)”.  Una cuarta acción fue la “paciencia y la humildad” durante el motín.

“Como autoridades soportamos presiones e insultos. Nosotros, los días de conflicto trabajamos en Palacio y escuchábamos de todo”, denunció.  Por último, y como quinto y más elemental aspecto para García, no se utilizó a las Fuerzas Armadas para responder a los ataques de los policías amotinados. “No se usó la coerción en momentos extremos”, ponderó. Problema. García comparó el reciente motín con el de febrero de 2003, cuando los policías amotinados también exigían mejorar su salario. Aquella vez, ante la falta de atención de parte del gobierno de Sánchez de Lozada, los uniformados radicalizaron sus medidas de presión y cuando los militares protegieron el Palacio, ocurrió un enfrentamiento armado con pérdida de vidas humanas.

“Hace nueve años se evidenció una decena de muertos. Hoy, con este método de resolución de conflictos de alta peligrosidad, se resolvieron las demandas sin ningún deceso. El Gobierno demostró una alta política de resolución de problemas”, manifestó.

Los policías amotinados y el Gobierno firmaron ayer a las cuatro de la madrugada un acuerdo por el cual los uniformados aceptaron un aumento salarial al haber básico de Bs 100, además de otros beneficios. También lograron que se revise la Ley 101 de Régimen Disciplinario, que a la fecha se encuentra en suspenso.

Acuerdo policías y gobierno

Otros

Existe el compromiso para no procesar a los efectivos amotinados, la creación del Defensor del Policía y el estudio para la jubilación con el 100% del salario básico.

Identifica 6 factores de acción golpista

El vicepresidente Álvaro García identificó seis “elementos materiales” de aprestos golpistas en Bolivia. Estos factores fueron gestados por actores políticos “de la derecha”, dijo. Acusó de una “complicidad hipócrita” con el supuesto golpe a Unidad Nacional y al Movimiento Sin Miedo.

“Son seis elementos materiales, no inventados, sino materiales, de ruptura del orden interno, de ruptura del funcionamiento institucional de la democracia en nuestro país. Por eso la denuncia contundente (del Gobierno); están aprovechándose de una demanda legítima de carácter económico de la Policía, los políticos infiltrados que quisieron llevar esto hacia fases escalonadas de golpe de Estado contra la democracia”, denunció García Linera.

La autoridad enumeró los seis elementos materiales. El primero que detalló fue la “ruptura del Estado democrático por parte de la Policía, al ejercer su poder coercitivo en la deliberación de políticas estatales”. Un segundo hecho fue la toma de unidades policiales. “Todo golpe de Estado tiene el carácter de tomar instituciones”, indicó García. El tercer fundamento fue la “parálisis” del funcionamiento del Estado. Dijo que hubo un “constante asedio” a los edificios de la Cancillería y de la Asamblea Legislativa Plurinacional,

El Vicepresidente consideró que el cuarto elemento fue el “ataque dinamitero” a la Asamblea Legislativa y al Palacio de Gobierno. “Se ha tirado dinamita a la puerta de la Asamblea Legislativa y del Palacio de Gobierno; eso sucedía en tiempos golpistas”, sostuvo.

El quinto hecho, aseguró, fue la interrupción del sistema financiero, que tenía un objetivo “dominó” en la actividad económica de la población. “Querían afectar a la población con la falta de seguridad en los bancos”, expresó.  Por último, el sexto indicio fue el registro de radiocomunicaciones entre “algunos malos policías” e “infiltrados” que planificaban el supuesto golpe de Estado. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia