Nacional

‘El Gobierno debería considerar la creación de un ministerio (de la mujer)’

Lakshmi Puri. El primer mensaje que entregó la Directora de ONU Mujeres fue en    favor de la igualdad de género, una asignatura aún pendiente en la agenda de los Objetivos del Milenio. Participó activamente en la Reunión Internacional de Mujeres que se realizó con miras a la cumbre del G77+China, que se desarrollará entre el 14 y 15 de junio. Se trata del mayor cónclave de mandatarios que organiza el país; se esperan delegados de 133 países.

Invitada. La funcionaria de las Naciones Unidas durante la entrevista con La Razón en Santa Cruz.

Invitada. La funcionaria de las Naciones Unidas durante la entrevista con La Razón en Santa Cruz. Foto: AFKA

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez

00:00 / 01 de junio de 2014

Llegó por primera vez a Bolivia. El jueves inauguró la reunión internacional de mujeres, previa a la Cumbre del Grupo de Países en Vías de Desarrollo y China (G77+China) que se desarrollará en Santa Cruz. En medio de reuniones oficiales, la Directora de ONU Mujeres hizo un espacio en su agenda y conversó con La Razón.

La entrevista se hizo con el respaldo de un traductor. La funcionaria respondió a las consultas de este rotativo en inglés.

— ¿Cómo evalúa este encuentro organizado por Bolivia?

— Es la primera vez en la historia del grupo G77+China que existe un área específica dedicada a la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. El término de género nunca ha sido parte de las discusiones y Bolivia, el presidente Evo Morales y las mujeres de este país han hecho que eso suceda. Es histórico.

—¿Cuál es el objetivo de este debate en el G77+China?

— Es muy importante tener normas internacionales, es el motivo por el que estamos en el proceso para contribuir a través del G77+China. El objetivo es el de poder enviar e incluir un documento (que será aprobado por los presidentes) dentro del resultado de la cumbre del G77+China.

— ¿Cómo evalúa la situación boliviana en cuanto a los avances en la igualdad de género?

— Bolivia tiene una excelente Constitución Política que es una de las más modernas porque es la primera en su compromiso y sus garantías de los derechos de las mujeres y de lo que queremos para las próximas generaciones.

— ¿Pero esto es suficiente?

— El problema es la aplicación de las normativas; no es un tema solo de Bolivia, sino de muchos países, particularmente en las naciones que están en vías de desarrollo.

— ¿Cómo se puede resolver esta problemática?

— Traduciendo las constituciones y las legislaciones en políticas, estrategias y planes de acción específicos y medidas especiales que impulsen la implementación de todos estos conceptos.

— ¿Cómo? ¿Cuál es el camino?

— Aquí quiero hacer énfasis especial con el tema del ministerio de género, una instancia para las mujeres o de asuntos para la mujer. El Gobierno (boliviano) debería considerar su creación.

— ¿Por qué? ¿Para qué?

— Para hacer más efectivo el fortalecimiento de una agenda nacional y dedicar un ministerio específico al tema relacionado a las mujeres. Además, para encarar las necesidades de mujeres que son víctimas del empoderamiento económico, pues de repente establecer bancos para apoyarlas a empoderarse financieramente; esto también va para las mujeres indígenas y las mujeres que viven en situación de pobreza.

— ¿Fallan los gobiernos o los ciudadanos en los asuntos sobre la equidad de género?

— El Ejecutivo debe tener la voluntad política de hacerlo. Las mujeres deben ser conscientes  para que tengan la claridad para demandar sus derechos y también implementar esa legislación, y los varones deben apoyar el cambio cultural en la sociedad.

— ¿Las metas del milenio ayudaron a este proceso?

— Sí, pero no lo suficiente, hay mucho por hacer, existen temas que aún están pendientes.

— ¿Qué faltó?

— En los países que desarrollaron hubo algo de progreso, pero no lo suficiente. Algunas metas se han logrado y otras no. El problema radica en que no fue completa y transformadora en su enfoque para que realmente haya un proceso de transformación y tampoco había recursos ni inversión. (De los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio —ODM— el tercero busca “promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer”, eliminando las desigualdades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente para 2005, y en todos los niveles de la enseñanza antes de finales de 2015).

— ¿Qué papel jugó la ONU en este aspecto del temario?

— Ha estado a la vanguardia en la integración de las metas en planes de desarrollo a escala nacional de los países que están afiliados. Está apoyando su desarrollo para poder alcanzar (este objetivo). Además, hemos estado actuando como promotores activos apoyando la promoción de legislaciones y programas para avanzar con esta agenda.

— ¿Cómo están las brechas entre el primer mundo y los países en vías de desarrollo?

— Las brechas se han acortado. Muchos países se han graduado de países de muy bajo ingreso a países de ingreso medio. Pero, existe una persistente pobreza e desigualdad tanto dentro como fuera de los países y hay muchos temas que necesitan ser encarados de manera urgente.

— ¿Faltan recursos o es un tema de compromiso del Estado con la sociedad?

— Ambas cosas, pero antes que nada el marco tiene que ser transformado, ése es el inicio. Tiene que haber un cambio cultural y ciertamente, junto con eso, se tiene que poner la maquinaria política en marcha para definir lo importante, pero cuando la voluntad política pueda ser medible y responsable. El ejemplo parte de casa, de los hogares.

— ¿Es posible una secretaría general en la ONU al mando de una mujer, como lo sugirió el presidente Evo Morales?

— Claro, ¿por qué no?

— ¿A qué se debe la existencia de ONU Mujeres? ¿Es un espacio paralelo?

— Tendríamos que crearla si es que no existiera, porque la misión de ONU Mujeres es el proyecto más importante para la humanidad. Hay una brecha muy grande entre las aspiraciones y los logros y la realidad que se está viviendo. Cuando hay tanta violencia contra las mujeres, con fuentes de empleo vulnerables y la enorme cantidad de labor no remunerada. No tienen acceso equitativo a educación, salud, alimentación, nutrición y muchos otros beneficios. Todas estas cosas hacen que se necesite una agencia dedicada para abogar por las mujeres.

— ¿Cuánto falta para alcanzar una verdadera equidad de género en la región?

— Estamos en la mitad del proceso. Compartimos con el presidente Morales en pedir que la comunidad internacional invierta más en temas relacionados con la igualdad de género y empoderamiento de la mujer.

— ¿Cooperación con injerencia? ¿Cuál la modalidad?

— El marco de 2015 fue trabajado de abajo a arriba. Hubo consultas en el ámbito de países regiones, gobiernos y sociedad civil. Fue un movimiento de base. Tenemos la esperanza de que pueda haber un nuevo formato en el financiamiento de esta agenda para que haya reflexión desde las bases hacia arriba.

Perfil

Nombre: Lakshmi Puri

Nació: En 1952, en  India

Profesión: Diplomática

Cargo: Directora Adjunta de ONU  Mujeres

Mensajera de la paz

Se unió a las Naciones Unidas después de una  carrera de 28 años en  el Servicio de la India, donde fue Secretaria Permanente del Gobierno de la India y embajadora en Hungría, concurrentemente acreditada en Bosnia y Herzegovina.

Trabajó en estrecha colaboración con el Representante Especial del Secretario General de la ONU en Bosnia y Herzegovina, y el contingente de paz de la India. Fue también miembro del equipo diplomático indio en la negociación de un acuerdo de paz entre India y Sri Lanka en 1987.

Se unió a ONU Mujeres en marzo de 2011. Contribuyó al desarrollo de la entidad. Tuvo a su cargo la participación de ONU Mujeres en Río+20.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia