Nacional

El Gobierno reafirma que requisa no era permisible

Mientras el Canciller español afirma que Bolivia abrió la posibilidad de requisar el avión, la ministra Amanda Dávila insiste en que, por principio, no cabía ninguna inspección

Llegada. El presidente Evo Morales arribó al aeropuerto de El Alto a las 23.37 del miércoles.

Llegada. El presidente Evo Morales arribó al aeropuerto de El Alto a las 23.37 del miércoles. Miguel Carrasco.

La Razón / Luis Mealla / La Paz

02:43 / 06 de julio de 2013

El Gobierno boliviano, a través de la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, reafirmó que la requisa del avión del presidente Evo Morales no era permisible, bajo el argumento de buscar al extécnico de la CIA Edward Snowden, reclamado por autoridades de EEUU.

Dávila manifestó esta posición en referencia a las versiones del canciller de España, José Manuel García-Margallo, en sentido de que su homólogo boliviano, David Choquehuanca, habría manifestado una disposición verbal para el registro de la nave.

Bajo ese argumento, el ministro español sostuvo que su país “no tiene que pedir ninguna disculpa por los problemas que tuvo el avión presidencial, porque el espacio aéreo nunca ha estado cerrado y la escala aérea inicial no se anuló nunca”.

“Nos dijeron que Snowden estaba dentro. Yo puedo operar con los datos que me dan. Nos dijeron que estaban claros, pero que estaba dentro”, sostuvo el Canciller español, según el portal digital Europapress.

Nave. En respuesta, Dávila dijo que desde Bolivia lo único que se hizo fue enviar un comunicado a ese país, en el cual se afirmó que el extécnico de la CIA no estaba a bordo de la aeronave. “El Canciller (Choquehuanca) estuvo cada minuto hablando con el Presidente, por tanto es impensable que se haya dicho una cosa en contra de su posición. Aunque el Canciller u otra autoridad hubiera opinado eso (que haya una requisa), ahí se hizo valer las órdenes del Presidente”, explicó la autoridad.

El martes, Morales tuvo que aterrizar en Viena (Austria) luego de que Portugal le negara descender en su territorio; Francia e Italia rechazaran sobrevuelo, y España pidiera revisar la nave. Dávila argumentó que incluso expertos españoles, como el catedrático Antonio Remiro Brotóns, sostienen que aun con Snowden a bordo “no podía interferirse el viaje presidencial”.

Asimismo, afirmó que este incidente está en proceso de análisis por expertos en derechos humanos de Alemania. “Se trata de un caso único de denegación del uso del espacio aéreo a un Presidente por parte de esas cuatro naciones. En ese país ya se habla de un ataque masivo”. Por su lado, según reporte de ABI, el diputado español de Izquierda Unida Gaspar Llamazares dijo que el Canciller español “está quedando como mentiroso” en el caso Snowden.

Portugal tampoco ofreció sus disculpas

El Ministerio de Negocios Extranjeros de Portugal emitió un comunicado en el que brinda explicaciones sobre lo sucedido al avión presidencial de Evo Morales, pero no ofrece disculpas por lo hecho. Es más, la nota señala que las autoridades bolivianas sabían de la cancelación de permiso de sobrevuelo antes de partir de Moscú, Rusia.

El documento detalla, en diez puntos, aspectos relativos a las solicitudes de Bolivia para el uso de su espacio aéreo. El país europeo asegura que “lamenta las molestias” a las autoridades bolivianas, pero se considera totalmente “ajeno” al suceso.

“Fueron las autoridades bolivianas que durante casi 24 horas no aceptaron estudiar una ruta alternativa e insistieron en un procedimiento que habría violado la soberanía de Portugal”, señala el comunicado.

Según el informe, la primera autorización de sobrevuelo y aterrizaje se concedió el 28 de junio para la ruta La Paz-Moscú y su retorno. Sin embargo, el día 1 de julio, antes de la partida de Morales, se comunicó a Bolivia que su solicitud se canceló por “consideraciones técnicas”.

En tanto, informó EFE, el Parlamento de Portugal convocó para el próximo martes al ministro de Exteriores, Paulo Portas, para que explique por qué denegó el permiso para el aterrizaje del avión del presidente Morales.

Europarlamento: ¿Quién dio la orden?

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, afirmó que el trato que se le dio al presidente Evo Morales, cuyo avión estuvo retenido en Viena más de 13 horas, “fue ridículo e inaceptable”. Schulz, quien intervino en Madrid en el Foro Nueva Economía, afirmó que habría que “comprobar quién dio las órdenes” para cometer un acto de esa clase y advirtió que los europeos “no podemos dejar de respetar las reglas del derecho internacional”.

El avión de Morales, que retornaba el martes de Rusia a Bolivia, no pudo sobrevolar o aterrizar en cuatro países europeos por la sospecha de que a bordo iba el extécnico de la CIA Edward Snowden, reclamado por los Estados Unidos por revelar operaciones de espionaje de su país. En su discurso, el europarlamentario Schulz habló sobre Snowden y la influencia que puede tener en la relación entre la Unión Europea y Estados Unidos.

Según el Presidente del PE, los servicios secretos “son necesarios” para tener un “orden público fuerte y sólido, que se constituya en una buena protección para los ciudadanos. Ahora bien, lo que no sabía era que la oficina del Parlamento Europeo en Washington era un lugar donde “se planificaba atentados terroristas”, afirmó en referencia a la actitud del país del norte.

“Por eso me pregunto —dijo— por qué nos han tratado como fuerza hostil, con actos típicos de la guerra fría. Necesitamos que Estados Unidos nos diga y nos justifique por qué han hecho esto”, aseguró la autoridad.

Declaración de Cochabamba

La Declaración parte de denunciar la “flagrante violación de los tratados internacionales”, al haber afectado “la libertad de tránsito y desplazamiento de un Jefe de Estado”. Deplora “el atropello y las prácticas neocoloniales que aún subsisten en nuestro planeta en pleno siglo XXI”. Así, en su parte resolutiva dice:

Las jefas y jefes de Estado y de Gobierno de países de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, reunidos en Cochabamba, Bolivia el 4 de julio de 2013.

1.- Declaramos que la inaceptable restricción a la libertad del presidente Evo Morales, convirtiéndolo virtualmente en un rehén, constituye una violación de derechos no sólo al pueblo boliviano, sino a todos los países y pueblos de Latinoamérica y sienta un peligroso precedente en materia del derecho internacional vigente.

2.- Rechazamos las actuaciones claramente violatorias de normas y principios básicos del derecho internacional, como la inviolabilidad de los jefes de Estado.

3.- Exigimos a los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España expliquen las razones de la decisión de impedir el sobrevuelo del avión presidencial boliviano por su espacio aéreo.

4.- Exigimos a los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España presenten las disculpas públicas correspondientes en relación a los graves hechos suscitados.

5.- Respaldamos la denuncia presentada por el Estado Plurinacional de Bolivia ante la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, por la grave violación de derechos humanos y puesta en peligro concreto de la vida del presidente Evo Morales. Respaldamos el derecho de Bolivia de realizar todas las acciones que considere necesarias ante los tribunales e instancias competentes.

6.- Acordamos conformar una comisión de seguimiento, encargando a nuestros cancilleres la tarea de realizar las acciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos.

Finalmente, en el espíritu de los principios establecidos en el Tratado Constitutivo de Unasur, exhortamos a la totalidad de las jefas y jefes de Estado de la Unión a acompañar la presente Declaración. De igual manera, convocamos a la Organización de las Naciones Unidas y organismos regionales que aún no lo han hecho, a pronunciarse sobre este hecho injustificable y arbitrario.

Cochabamba, 4 de julio de 2013.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia