Nacional

Ministerio Público pone en duda la existencia del hijo de Morales

Según la Fiscalía, Gabriela Zapata presentó documentación falsa para acreditar el nacimiento de su niño, fruto de la relación de pareja que tuvo con el Presidente

Informe. El fiscal Ramiro Guerrero muestra la documentación falsa que usó Zapata.

Informe. El fiscal Ramiro Guerrero muestra la documentación falsa que usó Zapata. José Lavayén.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

02:46 / 17 de marzo de 2016

El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, afirmó que Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, presentó documentación falsa para acreditar el nacimiento del hijo de ambos; así, la autoridad puso en duda la existencia del pequeño.

“El certificado de nacido vivo que Zapata presenta para obtener el certificado de nacimiento corresponde a otro niño, ahí consta que el niño nació el 30 de abril de 2007; no obstante, ese certificado de maternidad corresponde a un niño que nació en 2006, por lo tanto esos documentos demuestran la falsedad (...) para obtener los certificados del supuesto hijo del Presidente”, explicó ayer la autoridad en rueda de prensa.

En febrero, el periodista Carlos Valverde mostró un acta de nacimiento del hijo de Morales y Zapata. Luego denunció tráfico de influencias en virtud a que la mujer fungía de gerente comercial de la firma china CAMC, que firmó siete contratos con el Estado por más de $us 500 millones. Días después, el Mandatario admitió su paternidad y que conoció a Zapata en 2005. Dijo que dos años después nació un pequeño, quien luego murió, y que desde entonces no vio a la mujer.

Proceso. Según el Ministerio Público, Zapata incluso usaba ambientes de la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, a cargo de Cristina Choque, para gestionar tratos con empresarios, haciéndose pasar por funcionaria del Gobierno. La expareja de Morales fue imputada por tres delitos y ahora guarda detención en una cárcel de La Paz.

Antes de esto último, la “tía de cariño” de Zapata, Pilar Guzmán, desveló que el niño está vivo y que iba a ser presentado a través de medios internacionales. De inmediato, Morales inició un proceso ante un Juzgado de la Niñez y Adolescencia para poder conocer al pequeño. A principios de este mes, esa misma instancia judicial prohibió que su expareja o su entorno presenten al supuesto hijo y dispuso “absoluta reserva” respecto a brindar información sobre el menor o sus padres. Choque y otro funcionario de ese ministerio también fueron involucrados con Zapata, por lo que un juez dispuso su detención.

Ayer, enterados de los datos que dio Guerrero, familiares de Zapata pidieron a todas las autoridades que respeten la reserva judicial que prohíbe informar sobre el niño y temas que le atingen. En tanto, Guzmán anunció que entre el sábado y domingo hablará con los medios de comunicación sobre la situación de Zapata y no así sobre el niño.

Mientras, el vicepresidente Álvaro García Linera, en un evento con juntas vecinales, indicó que el informe del Fiscal General confirmó que la derecha “mintió utilizando a una mentirosa (Zapata) para mentir al pueblo boliviano”. Guerrero no descartó indagar a personal del Hospital de la Mujer que emitió el certificado de nacido vivo y a otras personas, en virtud de que Zapata usó ese documento para influir en cinco entidades e incluso ministerios.

Reacciones políticas  al caso

Oposición

El senador opositor Óscar Ortiz (UD) señaló que la revelación de la Fiscalía General da cuenta de que el presidente Evo Morales le mintió al país. “Él admitió que tuvo un hijo y que nunca se preocupó de conocerlo (...). Este grado de mentiras lo descalifican cada vez más”.

Oficialismo

El vicepresidente de Diputados, Víctor Borda (MAS), dijo que este nuevo elemento pone en evidencia un plan de la oposición y parientes de Zapata para “destruir la ética, la reputación y el prestigio del presidente Evo Morales”.

Analizan sumar cuatro delitos contra la acusada

Además de usar documentos falsos para certificar el nacimiento de un hijo de la relación con el presidente Evo Morales, el Ministerio Público también determinó que Gabriela Zapata hacía uso de un título adulterado para ejercer la abogacía. El fiscal general, Ramiro Guerrero, anunció que con esos elementos ahora se analiza ampliar la imputación contra la mujer “por los delitos de falsedad ideológica, falsedad material, uso de instrumento falsificado y ejercicio ilegal de la profesión, entre otros tipos penales”.

La autoridad explicó que Zapata no está inscrita ni posee la matrícula del Ministerio de Justicia, que tiene un registro nacional de juristas, y que su nombre tampoco figura en la nómina que maneja el Ilustre Colegio de Abogados de La Paz.

La mujer hizo constar su título en provisión nacional de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), de julio de 2009, con número 0114125; empero, esa entidad académica informó a la Fiscalía que ese número no fue emitido porque entonces se entregaban certificados que tenían solamente cinco dígitos. 

Guerrero agregó que también está en análisis la ampliación de la imputación por falsedad contra Cristina Choque, quien registró ante la Contraloría un incremento del 443% de su patrimonio en solo un año. 

Zapata es pasible a tener otros dos procesos

Ibeth Carvajal

El presidente del Colegio Nacional de Abogados, César Cabrera, dijo que Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, es pasible a un proceso administrativo ante el Tribunal Departamental de Honor y otro por la vía penal, por ejercicio ilegal de la profesión. 

Explicó que de ser evidente que Zapata haya suscrito algún documento o puesto en pie de firma su condición de abogada sin serlo, amerita un procesamiento interno en la vía administrativa. Agregó que también se le debe abrir un proceso por la vía penal por ejercer la profesión ilegalmente. “Ambos podrían activarse paralelamente”, advirtió Cabrera.

El jurista dijo que la sanción en la vía administrativa llega a dos años de suspensión; pero como Zapata no tiene título, debe analizarse el caso para determinar qué penalidad se le dará. En lo penal, la sanción no excede los cuatro años de cárcel y está sujeta a verificación. El fiscal general, Ramiro Guerrero, también anunció que se ampliará la imputación contra Zapata por “falsedad ideológica, falsedad material, uso de instrumento falsificado y ejercicio ilegal de la profesión”. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia