Nacional

La IX marcha proseguirá sólo con la presencia de veedores

La IX marcha indígena está detenida a un kilómetro de San Ignacio de Moxos. La caminata no se reanudará sin la presencia de al menos cuatro veedores solicitados por los marchistas: la Iglesia, Derechos Humanos, el Defensor del Pueblo y un representante de Naciones Unidas.

Visita. El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, trata de apaciguar a los bloqueadores.

Visita. El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, trata de apaciguar a los bloqueadores.

La Razón / Jorge Quispe, Paulo Cuiza / San Ignacio de Moxos, La Paz

01:58 / 08 de mayo de 2012

Al lugar en que se encuentran acampados los marchistas, San José del Algodonal, hasta ayer sólo había llegado el representante del Defensor del Pueblo, Eugenio Mullucundo. Hoy, martes, la marcha espera que arribe a la región el enviado de la Iglesia Católica, el obispo Julio María; un representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas y un delegado de Derechos Humanos. Por esta razón, la marcha indígena determinó aplazar hasta mañana miércoles su paso por San Ignacio de Moxos.

“Hemos recibido la solicitud del Obispo (María) que llegará mañana (hoy) a primera hora, que junto a los otros veedores serán los que nos garanticen el paso”, dijo ayer por la tarde la dirigente Bertha Bejarano. La IX marcha partió de Trinidad el 27 de abril y pretende llegar a La Paz. Los indígenas se oponen a la Ley 222 de consulta en el TIPNIS para la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

Bejarano volvió a insistir en su deseo de que la marcha ingrese al centro de San Ignacio, pese al paro cívico y el rechazo que algunos sectores sociales muestran contra los movilizados. “Yo soy de aquí, de este territorio, es mi tierra y no me pueden prohibir el ingreso”, insistió la dirigente.

Pasado el mediodía, el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez Valenzuela, intentó, sin lograrlo, convencer a los bloqueadores de que levanten el cerco a las calles de acceso a la plaza principal que amanecieron acordonadas con alambres de púas. Al final, Pérez señaló que la IX marcha puede pasar por la avenida Circunvalación, pero no por el centro.

Denuncias. El ambiente se torna hostil para quienes apoyan a los marchistas. Ayer, la comunaria de San José de Algodonal, Alcira Temo, denunció que su propia hermana la amenazó por haber dejado ingresar a la columna. “Están haciendo que entre hermanos haya pelea”, precisó la dirigente Bertha Bejarano.

En tanto, la periodista de la radio indígena Arrairru Sache, Magaly Nosa, reveló que los bloqueadores le mostraron un cuchillo cuando ella se dirigía al campamento de la marcha. “Ya nomás uno de ellos me dijo: ‘Mira lo que les espera a los marchistas’, y sacó un cuchillo”, contó Nosa.

Eso pasó al mediodía, mientras que a las 10.30, la vicepresidenta de la Subcentral del TIPNIS, Layda Núñez, que fue comisionada para entregar una carta al alcalde Basilio Nolvani y al subgobernador Sixto Bejarano, para pedir resguardo a la marcha, sufrió el robo de la misiva.  “Los bloqueadores me quitaron la carta, la rompieron y nos dijeron que nos iban a quemar la motocicleta”, señaló Layda Núñez.

Gobernación pedirá paso

Gestión

El gobernador de Beni, Hainsen Ribera, informó en La Paz que irá a San Ignacio de Moxos para hablar con su población y sus autoridades para que dejen pasar libremente la marcha indígena.

Vargas se incorpora a la movilización por el TIPNIS

“¡No se imagina cómo estaba el viernes 27!”, dijo ayer Fernando Vargas, presidente de la Subcentral del TIPNIS, tras reponerse del dengue, y que ayer se sumó a la marcha que pretende ingresar a San Ignacio de Moxos, días después de que surgiera en su contra una denuncia por comercio de madera del territorio, basada en un contrato de venta que data del año 1997.

Con sombrero de cuero, lentes, camisa de jean y pantalones cortos, Vargas llegó la noche del domingo y ayer marchó con la columna hasta El Algodonal, 9 km. “Estaba destrozado ese viernes. Lloré”, admitió Vargas, que en abril fue internado en el hospital de Trinidad bajo el diagnóstico de posible dengue hemorrágico que luego fue descartado. Vargas lideró la VIII marcha.

“Estoy mejor”, explicó. Se mostró crítico con el clima social hostil que espera en San Ignacio a la IX marcha. “Las autoridades como el Alcalde, Subgobernador y la Policía son responsables de lo que pueda pasar”. Vargas deberá volver a Trinidad para una evaluación de su estado de salud.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia