Nacional

La imprenta estatal llegó al país, pero hay un retraso de 7 meses

Emprendimiento. Se prevé que la editorial opere desde julio del próximo año

Rotativa. La imprenta estatal llegó por partes y ahora está en un terreno en El Alto que debe ser acondicionado.

Rotativa. La imprenta estatal llegó por partes y ahora está en un terreno en El Alto que debe ser acondicionado. Heidelberg.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

03:50 / 23 de diciembre de 2015

La instalación de la imprenta estatal  sufrirá un retraso de al menos siete meses porque el terreno donde funcionará aún no fue acondicionado. La maquinaria, que se adquirió de la empresa alemana Heidelberg, ya está en el país y debió comenzar a operar desde el 9 de diciembre.

El gerente de la subsidiaria en Bolivia de la compañía europea, Rodrigo Álvarez, explicó a La Razón que se prevé hacer una adenda al contrato que se suscribió con el Ministerio de Comunicación para que la rotativa entre en funcionamiento en julio de 2016.

“Por experiencia sabíamos que esto iba a pasar, tenemos nuestros tiempos y estamos dentro lo previsto; sabíamos que iba a haber un desfase en el tiempo y (por eso) se va a firmar una adenda con el Ministerio de Comunicación. Esperamos que hasta mediados del próximo año estemos entregando en funcionamiento la maquinaria”, explicó Álvarez.

Tiempo. Según el cronograma descrito por el gerente de la subsidiaria de Heidelberg, la imprenta llegó a Bolivia en julio de este año; dos meses después, la maquinaria debió estar montada y la entrega final de los equipos en funcionamiento debió realizarse el 9 de diciembre. No obstante, ahora se debe esperar a que los terrenos ubicados en El Alto, donde se instalará la editorial estatal, sean acondicionados por una empresa constructora contratada por el Gobierno, por lo que se hará una adenda al contrato para que la entrega sea el 30 de julio de 2016. 

“El terreno cuenta con tres galpones pero no era suficiente para instalar toda la imprenta y se hizo una propuesta de infraestructura adecuada, y se entró en una licitación (...) la maquinaria requiere ambientes adecuados y pisos especiales”, comentó Álvarez.

Consultada al respecto, la ministra de Comunicación, Marianela Paco, se limitó a señalar que la instalación de la editorial estatal “está en pleno proceso”, sin dar mayores explicaciones sobre las características del emprendimiento estatal que fue anunciado en 2014 por el Gobierno.

Precisamente hace un año se aprobó el Decreto 1818 que crea la Editorial del Estado. La norma autorizó el desembolso de Bs 75.345.000 y se contrató a Heidelberg. Paralelamente, se buscaron los predios con las condiciones para la instalación y se optó por un terreno que era utilizado por la Agencia de Cooperación de Estados Unidos (Usaid) cuando estaba en el país.

El 4 de diciembre de 2014, cuando Sebastián Michel fungía como viceministro de Gestión Comunicacional, se firmó el contrato para comprar los equipos valuados en Bs 58,6 millones.  En junio de este año, Paco anunció la conformación de una comisión  para recibir la rotativa. Aunque admitió que hubo “traspiés” en este proceso, anticipó que se cumplirán los plazos establecidos en el contrato.

Entonces, el vicepresidente Álvaro García Linera reconoció que “existió un retraso no atribuible a la empresa” alemana, sino a las condiciones del sitio donde será emplazada la rotativa en la que se imprimirán documentos oficiales y los libros que formarán parte de la Biblioteca del Bicentenario.

La maquinaria fue adquirida en 2014, cuando Amanda Dávila fungía como ministra de Comunicación, pero luego, en enero de este año, fue reemplazada por Paco. Ese ministerio conformó el año pasado un equipo técnico que hizo las especificaciones técnicas para la compra y puesta en marcha de la editorial, empero el grupo fue disuelto con el cambio de las autoridades en esta entidad, otro de los factores que generaron los retrasos en la instalación, afirmó Álvarez.

“Toda la administración que estaba a cargo ha sido removida, son puestos clave de cada ministerio y hasta que vuelvan a retomar todo, ha retrasado un poco el proceso, pero no se frenó por completo; más se ha retrasado en la parte de adjudicar a la empresa (constructora), pero eso iba a ser con la ministra Dávila o con la nueva ministra Paco”, manifestó el gerente.

La compra fue ‘llave en mano’

Proceso

Se trata de una adquisición “llave en mano”, es decir que el Estado pagará el dinero completo una vez que la empresa alemana haga llegar la rotativa, la instale y deje funcionando.

Contrato

El contrato incluye el transporte de la maquinaria, la instalación, la capacitación del personal que manejará la rotativa y una garantía por un año tras la puesta en funcionamiento

Costo

La imprenta cuesta Bs 58,6 millones. Comunicación pagó un adelanto del 20%  y a cambio, la proveedora extranjera entregó una boleta de garantía por el mismo valor.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia