Nacional

A un año del primer fallo de la CIJ, Evo dice que Bolivia ya ganó la mitad de la demanda

Chile había objetado en 2014 la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con un recurso preliminar que fue resuelto el jueves 24 de septiembre de 2015 ante una gran expectativa de los connacionales. Ese día, el máximo tribunal de justicia validó su competencia y abrió el juicio por el mar.

Morales (der) García (izq) saludan a los asistentes al acto del fallo de competencia de la CIJ en el juicio por el mar.

Morales (der) y García (izq) saludan a los asistentes al acto del fallo de competencia de la CIJ en el juicio por el mar. Foto: La Razón.

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

15:46 / 24 de septiembre de 2016

Este 24 de septiembre, el país rememora lo que las autoridades nacionales y millones de bolivianos calificaron como la primera victoria del país en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en el litigió planteado por Bolivia contra Chile por el mar. Ese día de 2015, 14 de los 16 jueces validaron la competencia del tribunal para tratar el caso.

Hoy, al recordar esa fecha, el presidente Evo Morales afirmó que Bolivia tiene el 50% del proceso ganado y que la meta es llegar al 100%, lo que podría ocurrir tras las etapas de dúplica y réplica previstas para el próximo año y el juicio oral que inciaría en 2018.

"El primer triunfo, el 24 de septiembre del año pasado. Pero además de eso, en las consideraciones qué dijo (la CIJ): 'Bolivia ha nacido con mar'; dijo además de eso, 'entre Chile y Bolivia hay temas pendientes', aunque algunas autoridades de Chile dicen que no hay temas pendientes. Yo digo, ya tenemos en esta demanda el 50% ya ganado, queremos ganar 100%, esa es nuestra tarea", señaló el gobernante boliviano en un acto de gestión en la localidad cochabambina de Tiraque, centro del país.

La Paz demandó a Santiago ante la CIJ en 2013, para que la Corte declare que la nación vecina está obligada a negociar de “buena fe” una salida al mar con soberanía sobre la base de las promesas unilaterales efectuadas a lo largo de la historia bilateral.

Chile había objetado, en 2014, la competencia de la Corte con un recurso preliminar que fue resuelto aquel jueves ante una gran expectativa de los connacionales. El Ejecutivo y las gobernaciones del país habían dispuesto pantallas gigantes para seguir el evento.

En tanto, en Palacio Quemado, —en plaza Murillo, centro del poder político del país— el presidente Evo Morales y su gabinete en pleno se reunían para recibir el fallo. Los medios estatales Bolivia Tv y Patria Nueva transmitían desde La Haya los acontecimientos y la lectura del fallo que entregaba el presidente del tribunal, el juez francés Ronny Abraham.

Espere…

Pasadas las 10.00, se escuchaba decir al jurista: “ La CIJ encuentra que es competente, sobre la base del artículo 31 del Pacto de Bogotá para atender la solicitud presentada por el Estado Plurinacional de Bolivia el 24 de abril de 2013”.

Tras esta alocución, el júbilo se apoderó de quienes habían llenado las plazas de las capitales del país para ser parte de ese momento histórico. Se fundían en abrazos en medio del llanto y el flamear de la bandera de la reivindicación marítima.

Ciudadanos festejan el fallo de la CIJ en plaza Murillo, La Paz. Foto: La Razón.

Todo el gabinete se emocionó muchísimo, casi con llanto”, relató entonces el ministro de Educación, Roberto Aguilar. Minutos más tarde, el jefe del Estado boliviano celebraba el "triunfo" junto con los expresidentes Jorge Tuto Quiroga, Carlos Mesa, Jaime Paz Zamora y Guido Vildoso.

El presidente Morales se congratula con los expresidentes en Palacio de Gobierno. Foto. La Razón.

Así, la CIJ, tras escuchar las razones de la objeción y la postura boliviana divulgadas en las audiencias de mayo de ese año, rechazó el recurso chileno. Pero además el fallo llevaba consigo una argumentación que La Paz recibió con mucho beneplácito.

“La Corte considera que el caso en disputa no ha sido resuelto (...) ni tampoco está bajo la jurisdicción de acuerdos o tratados en vigor”, dijo Abraham, a tiempo de descalificar el argumento planteado por Chile en sentido de que Bolivia buscaba revisar el Tratado de 1904, que fijó los límites entre ambos países.

En los días posteriores, este pronunciamiento de la Corte fue ponderado por el vicepresidente Álvaro García, quien consideró que la CIJ reconocía que Bolivia nació a la vida independiente con una costa marítima, un testimonio que es “demoledor” para Chile, que a lo largo de la historia bilateral intentó demostrar que el país no tenía mar.

“Es una frase dicha de manera muy sencilla, pero demoledora, frente a los argumentos que habían utilizado gobiernos anteriormente”, dijo García.

El fallo provocó un remezón en Chile, incluido el nombramiento de José Miguel Insulza como agente en La Haya, en lugar de Felipe Bulnes. Algunos políticos y líderes de opinión de Santiago vieron en el fallo del máximo tribunal una franca derrota.

La Moneda también ajustó su campaña mediática en el exterior. Por ello, contrató los servicios de tres compañías internacionales para fortalecer su estrategia comunicacional en Europa, Estados Unidos y la región, donde ven “el foco más receptivo a los planteamientos bolivianos”.

Niños de una escuela de La Paz cantan la Marcha Naval. Foto: La Razón.

El juicio se abrió y Bolivia entregó su memoria que fue respondida por Chile con su contramemoria. Recientemente, luego de una reunión de concertación con las partes, la Corte fijó nuevos plazos y la apertura de una segunda fase de alegatos escritos, esta vez con plazos más cortos. La Paz debe presentar su documento hasta el 21 de marzo de 2017, y Santiago hasta la misma fecha de septiembre de ese año.

Palacio Quemado considera que es pertinente replicar a Chile. Trabaja en esa línea y ha sumado los testimonios de los expresidentes que acompañan esta causa como voceros además de otros argumentos. Así, la fase de audiencias orales está prevista para 2018 y de ahí resta esperar el fallo del máximo tribunal de justicia que ha creado la humanidad y al que el país ha entregado su esperanza de volver al Pacífico para resolver el centenario diferendo.

El presidente Morales había traducido esa premisa al señalar: " Esta primera decisión de la Corte la recibimos con mucha humildad y mucha confianza y con seguridad se va a hacer justicia con Bolivia”.

Ese día, la Marcha Naval, que reivindica los territorios costeros perdidos tras la invasión chilena y la posterior Guerra del Pacífico, se escuchó más fuerte que nunca. Se confundió con el "¡Mar para Bolivia!", una exclamación que aún se oye porque es el eco de todos los bolivianos. (23/09/2016)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia