Nacional

La revolución de 1952 cumple 64 años con aportes aún valorados

En 1950, Bolivia tenía 3 millones de habitantes y el 70% era analfabeto. El 80% de la población estaba en occidente. La minería era entonces la principal actividad

Vencedor. Con la ‘V’ de la victoria y cargado por mineros, Paz Estenssoro juró como presidente el 15 de abril de 1952, tras la revolución.

Vencedor. Con la ‘V’ de la victoria y cargado por mineros, Paz Estenssoro juró como presidente el 15 de abril de 1952, tras la revolución. Lucio Flores-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Ibeth Carvajal / La Paz

04:24 / 09 de abril de 2016

La revolución del 9 de abril de 1952 logró catalizar hace 64 años un proceso histórico que aun ahora deja  lecciones que son valoradas desde diversos escenarios políticos y sociales del país. Fue el inicio de cambios históricos que aún hoy repercuten en los escenarios de debate político.

El Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), fundado en 1942 a la sombra de las lecciones que dejó la Guerra del Chaco y sobre la base de corrientes ideológicas que amasaba el marxismo y nacional socialismo, supo liderar un movimiento popular que rompió el régimen liberal de entonces, excluyente y racista.

En las elecciones de 1951, el MNR —que postuló a Víctor Paz Estenssoro y Hernán Siles Zuazo— derrotó al candidato liberal Gabriel Gosálvez, pero con una mayoría relativa del 42% del voto calificado (en esos años solo tenían derecho a elegir los varones con una renta acreditada; las mujeres y los indígenas estaban excluidos). El presidente Mamerto Urriolagoitia prefirió entregar el poder a las Fuerzas Armadas (FFAA) alegando que el MNR “solo representaba a grupos minoritarios”. La decisión generó una crisis política que derivó en las jornadas de abril de 1952, cuando se produjo una insurrección popular que permitió el ascenso de Paz Estenssoro y el MNR al poder.

LECCIONES. Paz Estenssoro supo incluir a varios sectores sociales y políticos en la estructura de su primer gobierno, especialmente a trabajadores mineros, en ese tiempo la fuerza laboral y generadora de recursos más importante de la economía boliviana. 

Según los resultados del censo de 1950, Bolivia dependía en un 80% de la producción de minerales; el 70% de la población era analfabeta y de los tres millones de habitantes de esa época, apenas 600.000 vivían en las ciudades.

Ante esta realidad, el 21 de julio de 1952 se decreta el voto universal, el 31 de octubre de ese mismo año se nacionalizan las minas y el 2 de agosto de 1953 se decreta la Reforma Agraria bajo el principio de que “la tierra es para quien la trabaja”. Esta última medida acabó con un sistema de explotación semifeudal, pero no logró la transformación productiva del agro. El MNR también vinculó a Santa Cruz y el oriente boliviano con el resto del país, pero tampoco pudo revertir los niveles de pobreza que golpeaban a varios sectores sociales.

El historiador Fernando Cajías considera que la revolución de 1952 inició un proceso inconcluso y culpó a la corrupción de la desarticulación de tras 12 años en el poder. “El poder es muy bueno para hacer grandes cambios y también para corromper. El MNR empezó muy bien y terminó mal por el tema de la corrupción”, consideró el profesional.

Según Cajías, la revolución del 9 de abril de 1952, “marcó un proceso de cambio, pero, fue una revolución frustrada y con muchas contradicciones porque no logró los objetivos que buscaba en un principio”, apuntó Cajías. Para el activista del MAS, Hugo Moldiz, “resulta útil recordar las políticas del MNR, pues muchas experiencias continúan teniendo vigencia”. 

A las tres medidas históricas del MNR, Cajías resaltó la reforma educativa de 1955. “Emergió una intelectualidad aymara. Tardó en empoderarse la mujer y el indígena, con la revolución del 52 se inició su participación fuerte en la política”, remarcó.

Cajías también recordó que tras el 9 de abril se inició “una época de mucha violencia y persecución. Por primera vez hubo campos de concentración en Bolivia”, añadió. La revolución abrió un proceso político de 12 años y tres gestiones al mando del MNR, que terminaron con el golpe de Estado de 1964. Luego, comenzó un ciclo militar de dos décadas antes de la apertura de 1982.

Las medidas asumidas por el MNR hace algo más de 60 años, fueron la base de otras transformaciones integrales para el Estado. El voto universal avanzó a un estadio superior con la incorporación del referéndum y la Asamblea Constituyente. La nacionalización de los hidrocarburos y la Reforma Agraria que promovió el MAS son otras medidas que también pueden entenderse desde el legado de las jornadas de abril de 1952.

Hitos tras el 9 de abril

Tierras

La Reforma Agraria trajo efectos para el agro y la política.

Mujeres

En el sufragio universal, las mujeres votaban en igualdad de condiciones que los varones.

Mineros

Nacionalización de las Minas, para el progreso de la nación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia