Nacional

La NAS cortó su cooperación al país ocho meses atrás

Interdicción. La UELICN asumió de manera paulatina todas las tareas de apoyo al combate al narcotráfico

Infografía

Infografía

La Razón / Elisa Medrano / La Paz

01:22 / 03 de junio de 2013

Desde hace ocho meses, la Oficina de Asuntos Antinarcóticos de Estados Unidos (NAS por sus siglas en inglés) dejó de coadyuvar en la lucha antidrogas en Bolivia, según la Unidad  Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (UELICN).

La directora de esa entidad, Vivian Flores, explicó que si bien en septiembre de 2012 esa repartición extranjera dejó de apoyar 100% al combate contra el tráfico de drogas, su repliegue comenzó en 2010.

Cuando inició su retirada, manifestó, gran parte de los grupos especiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) ya no recibieron ayuda. Lo propio ocurrió en 2011 con la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC). La oficina estadounidense dejó de suministrar medicamentos, carpas, catres y bolsas de dormir, entre otros.

El 23 de mayo, la embajada estadounidense anunció el cierre de su oficina de la NAS en Bolivia.La UELICN, creada el 13 de abril de 2009 mediante Resolución Multiministerial 035/09, empezó a sustituir paulatinamente la labor de la NAS.

En septiembre de 2010, por ejemplo, se hizo cargo del suministro de los alimentos. Posteriormente asumió la tarea de contratar los servicios médicos, la compra de insumos y materiales, entre otros, para los 15 campamentos que operan en el trópico de Cochabamba y otros cinco en los Yungas del departamento de La Paz.

A diferencia de la oficina estadounidense, que tenía establecidos 15 programas y proyectos tanto en la FELCN como en la FTC, la cooperación de la UELICN a esas fuerzas se concentra en tres grupos: interdicción; erradicación y racionalización; e infiltración y exfiltración. Por el trabajo que realizan ambos grupos operativos, Flores consideró que el respaldo logístico es un gran desafío.

“Es nuestra decisión, compromiso y responsabilidad. Nuestro reto es ir mejorando en tiempos (de entrega), condiciones y calidad, y también brindar mejores condiciones para que los operativos puedan realizarse de manera más efectiva”, señaló.

Si bien la UELICN es una unidad de reciente creación, Flores manifestó que está en la capacidad de coadyuvar con las tareas que realizan la FELCN y la FTC, y prueba de ello  —agregó— es que hasta el momento no hubo observaciones a su trabajo.

Para garantizar el respaldo, esa entidad tuvo que firmar nuevos contratos con proveedores de alimentos, materiales y otros insumos, así como  con empresas de comunicación y de vigilancia (antenas de comunicación), alquiler de viviendas y oficinas.

Además, precisó Flores, hubo una migración en la razón social para efectos de facturación de luz, agua, teléfono e internet, entre otros, gastos que fueron asumidos por el Estado y que antes estaban a cargo de la Embajada de Estados Unidos, por lo que las notas fiscales eran emitidas a su nombre.

Para este año, Washington tiene programado un presupuesto de $us 5 millones para la lucha antidrogas en el país. Ese monto, según Flores, se destina básicamente a capacitación.

Con los recursos que a la NAS le sobraron en 2012, dijo, debía comprar materiales para la FELCN y la FTC.Recursos sobrantes n 2012La NAS pidió a la FELCN y  a la FTC que le hagan llegar una lista de pedidos para comprar materiales con los remanentes de su presupuesto, pero incumplió, dijo Vivian Flores.Las fuerzas antidrogas reciben 700 motorizadosEl 20% de vehículos no tienen papeles en regla y deben ser regularizadosE. M. n La Oficina de Asuntos Antinarcóticos de Estados Unidos (NAS por sus siglas en inglés) transfirió aproximadamente 700 motorizados a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) y a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).La fuerza antidroga, según la directora de la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (UELICN), Vivian Flores, recibió la transferencia directa de 676 coches, en tanto que a la fuerza de erradicación se le traspasó cerca de 80.De acuerdo con los datos de la NAS en el país, esa oficina adquirió al menos 900 vehículos desde 1985, pero —explicó Flores— no todos están operables y algunos incluso desaparecieron, por lo que se determinó recibir el registro de los autos que están en funcionamiento.De los aproximadamente 700 carros entregados, el 20% —según la Directora de la UELICN— no cuenta con documentos, por lo que es necesario regularizar su derecho propietario para que en el futuro no se tenga problemas.Esa repartición también tomó conocimiento de que fueron entregados a otras unidades de la Policía cerca de 40 motorizados.“La NAS ha hecho las transferencias de manera directa a esas unidades, no han pasado por la UELICN, pero sí tomamos conocimiento porque tenemos que adquirir el SOAT y dotar de combustible. Para que se regularice el derecho propietario, pues han sido adquiridos con liberación de impuestos y no tienen placas, se les debe dar apoyo”, indicó.Recientemente, la unidad que dirige Flores adquirió 30 coches para la FELCN y tiene otro presupuesto para la FTC.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia