Nacional

Narcotráfico y robo de autos son el mayor problema para Brasil

Frontera. Militares brasileños realizaron el operativo Ágata 3 en el límite con Bolivia

Vigilancia. Militares brasileños revisan equipajes de pasajeros bolivianos que ingresan a su territorio en Corumbá. Fue el martes 6.

Vigilancia. Militares brasileños revisan equipajes de pasajeros bolivianos que ingresan a su territorio en Corumbá. Fue el martes 6. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón / Miguel A. Melendres / Campo grande, Brasil

00:19 / 11 de diciembre de 2011

Autoridades brasileñas coincidieron en sostener que los delitos transfronterizos más comunes en el límite de Brasil-Bolivia son el narcotráfico y el contrabando de autos robados. El Operativo Ágata 3, que movilizó a 6.500 soldados en la línea divisoria, mermó esas labores ilícitas, dijeron.

El problema serio que tenemos, además del narcotráfico, es el robo de vehículos, que son cambiados por estupefacientes en Bolivia”, evidenció esta semana en Campo Grande el superintendente Regional de la Policía Federal, Édgar Paolo Marcom. Señaló que el tráfico de drogas acarrea otros delitos, además del robo de automóviles, aspecto que preocupa a su país por la ola de criminalidad.

La misma percepción la tiene el secretario de Justicia y Seguridad de Estado de Mato Grosso do Sul, Wantuir Yacini. “En la frontera con Bolivia, lo que más nos está dando trabajo es el tráfico de cocaína y el robo de vehículos automotores de Brasil que son internados en Bolivia. A muchos de ellos se los cambia por droga en territorio boliviano”, manifestó.

Al margen de esa percepción, reconocen que disminuyeron las actividades ilícitas en la frontera.

La Inteligencia brasileña, por otra parte, evidenció que tras el operativo el precio de la droga aumentó considerablemente en el mercado. El martes, Yacini informó además de que la actividad del narcotráfico mermó en un 85% producto de los operativos conjuntos fronterizos Ágata 3.No obstante, Yacini advierte que esta actividad solamente se ha paralizado y que la droga es almacenada en alguna región de Bolivia hasta que pase el control.

El coronel de la Fuerza Aérea Brasileña, Jefson Borgues, manifestó que el empleo de 70 aeronaves de su país surtió efecto en la frontera y calificó el operativo como “simple” porque los criminales no han intentado enfrentarse al poderío militar.

“La operación, en términos militares, es muy simple. Nuestro poder de fuego es muy grande contra las organizaciones criminales. No hemos tenido grandes dificultades porque no pasa por la cabeza de ellos enfrentarnos”, aseveró.

Ágata. Con la anuencia de su presidenta Dilma Rousseff, Brasil empezó a implementar desde agosto el Plan Estratégico de Fronteras. A través de esta operación movilizó a 6.500 efectivos militares de la Fuerza Aérea, la Marina y el Ejército, además de otras organizaciones de represión al delito estatales y regionales del país vecino en los 17.000 kilómetros de frontera que tiene con 10 países, incluido Bolivia.

Las movilizaciones fronterizas que son comandadas por el vicepresidente brasileño, Michel Temer, y los ministros de Defensa, Celso Amorim, y de Justicia, Eduardo Cardozo, se iniciaron en el norte de Brasil (Ágata 1), en el sur (Ágata 2) y desde el 22 de noviembre, en el centro de la frontera brasileña que colinda con Bolivia (Ágata 3), con el objetivo de combatir los delitos fronterizos.

Fue el mismo Amorim quien manifestó que, aunque “no hay nada en particular con ningún país vecino”, había mucha preocupación con la criminalidad registrada en Brasil, por causa del contrabando y del tráfico ilícito de drogas desde Bolivia.

“Estamos hablando con Bolivia para hacer ejercicios conjuntos que permitan a los dos países hacer un trabajo en frontera”, declaró el ministro Amorim.

En el transcurso de la última semana, autoridades brasileñas hicieron conocer las acciones que su gobierno lleva adelante dentro de sus fronteras y demostraron la capacidad organizativa que tienen para trabajar en forma integrada.

La Razón participó de los operativos terrestre, aéreo y de la Marina en el Comando Militar del Oeste, donde tiene su centro de operaciones el Ágata 3 en Campo Grande.

Constató los trabajos en el río Paraguay (frontera con Argentina) del buque monitor Parnaíba, el más antiguo de la Armada; las acciones de control de vehículos por el Ejército en Corumbá (frontera con Bolivia); además del monitoreo de todos los vuelos por parte de la Fuerza Aérea, en Campo Grande.

Grandes eventosLa preocupación de Brasil por la ola delincuencial en su territorio crece, por la proximidad del mundial de Fútbol 2014 y de las Olimpiadas 2016 que organizan. Las autoridades quieren tener el control de la gente que transita en su frontera, dice Paolo Marcom, autoridad de Campo Grande.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia