Nacional

‘Está claro que la OEA fue un objeto de la política exterior de Estados Unidos’

Rafael Correa - ‘El punto es que Bolivia debe tener acceso al mar’

Conversación. Rafael Correa, presidente de Ecuador, durante la entrevista con La Razón en Tiquipaya.

Conversación. Rafael Correa, presidente de Ecuador, durante la entrevista con La Razón en Tiquipaya.

La Razón / Iván Paredes / La Paz

03:17 / 06 de junio de 2012

En esta entrevista con La Razón, el Presidente de Ecuador presenta su diagnóstico de la situación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Afirma que la Comisión debe reformarse o desaparecer. Apoya la causa marítima boliviana, pero reconoce que otorgar a Bolivia una salida soberana al océano Pacífico es un asunto complejo

— El presidente Evo Morales denunció que la OEA está sometida a intereses de Estados Unidos. ¿Comparte la posición?

— La OEA y el sistema interamericano estuvieron en función de la política exterior de Estados Unidos en condición ilegal. Creo que José Miguel Insulza trató de cortar estos males, pero hay muchos condicionamientos, empezando que la sede de la OEA está en Washington (Estados Unidos), y ¿se imagina que en Washington se podría contradecir la política norteamericana? Es claro que la OEA fue un instrumento de la política exterior de Estados Unidos.

— ¿Su exigencia de reformar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha sido coordinada con los presidentes de Bolivia y Venezuela?

— Es que la CIDH crea conflictos. Estando en Washington cree conocer la realidad de nuestros pueblos y muchas veces se alía con poderes fácticos que son parte del problema y no de la solución en nombre del concepto sublime de la libertad de expresión; otra cosa es que eso sea patrimonio de unos negocios dedicados a medios de comunicación y otra cosa es que se quiera convertir la libertad de expresión en capacidad de extorsión, de manipulación. Creo que es una burocracia que se acostumbró a actuar a sus propios riesgos, está tremendamente influenciada por la visión de países hegemónicos que ven libertad de expresión-libertad de empresa.

— ¿Cómo evitar esas influencias de las que habla?

— Formando una Comisión que realmente responda a las necesidades de nuestra América. ¿Cómo puede ser que la sede esté en Washington cuando EEUU no reconoce a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos? ¿Qué hace la CIDH? Ya es hora de que responda a su propia agenda, a sus propios intereses.

— ¿Hay plazos para concretar esta reforma?

— Esta Asamblea (de la OEA) es decisiva y si no, se debe tomar decisiones. No podemos esperar más tiempo.

— ¿Decisiones drásticas?

— Sí señor. Si tenemos que construir algo mejor, tenemos que hacerlo. Las instituciones no son los fines, los fines son nuestros pueblos, el buen vivir. Tiene que reformarse o desaparecer.

— ¿La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) puede ser una alternativa de solución?

— Celac y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). En Unasur ya estamos conversando el Sistema Sudamericano de Derechos Humanos con otra visión, no con una visión anglosajona, “libertad de expresión-libertad de empresa”; (donde) lo que se hace es defender los intereses de los medios de comunicación, donde se ocultan escandalosas violaciones a los derechos humanos. Celac puede ser también un gran foro para procesar nuestras diferencias. Si podemos arreglar nuestros asuntos, mucho mejor.

— ¿Sin la presencia de EEUU en el Celac se trabajaría mejor?

— Siempre fue un país desequilibrante. La OEA, no nos engañemos, siempre fue un instrumento de la política exterior de EEUU.

— ¿Ecuador qué posición tiene respecto al diferendo marítimo entre Bolivia y Chile?

— Más que diferendo, creo que todos debemos cooperar a una solución. Ya se decidió en la OEA el acceso al mar a favor de Bolivia y eso se debe implementar, y si eso tiene un costo, debemos contribuir todos los países de América, pero aquí el punto fundamental es que Bolivia debe tener un acceso al mar.

— ¿Habla de dar un acceso al mar con soberanía?

— Es un tema más complejo. Para Ecuador sería fácil decir con soberanía, pero es Chile el que tendría que ceder esos espacios, con todas las facilidades. Dios quiera que se eliminen las fronteras, como sucedió en Europa.

— ¿Cómo considera el rol de los diferentes gobiernos de izquierda en la región?

— América Latina está en un momento histórico. No podemos desperdiciar este momento y hay que hacer esfuerzos para lograr cambios irreversibles en América.

— El presidente Evo Morales planteó a los países de la región nacionalizar los recursos naturales, ¿comparte esa posición?

— En Ecuador siempre fue política de Estado, lo que pasa es que hubo gobiernos entreguistas que cedieron ilegalmente los recursos naturales a manos privadas. Lo que nosotros hacemos ahora es un contrato de servicios. La ganancia es para el Estado.

— ¿Cómo observa el conflicto del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) en Bolivia?

— Lo analicé poco. Lamento mucho ver cómo hay grupos de indígenas que son funcionales a sus eternos explotadores.

— ¿Por qué desistió de ir a la cumbre de Cartagena de Indias (Colombia) y aceptó venir a Bolivia?

— ¿Cuál es el problema? A la cumbre de Cartagena no fui porque no se debatieron temas importantes como la inclusión de Cuba. Pero quiero decir que nunca Ecuador estuvo tan presente como en la cumbre de Cartagena, ahí se pasó al consenso sin Washington.

Perfil

Nombre: Rafael V. Correa Delgado

Nació: 06-04-1963

Profesión: Economista

Cargo: Presidente de Ecuador

Político y economista, ideólogo de izquierda

Es el actual Presidente de la República del Ecuador desde su victoria en las elecciones de 2006 y su posterior revalidación del cargo en los comicios de 2009. En 2009 fue presidente Pro Témpore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Correa fue ministro de Economía en el gobierno de Alfredo Palacio en 2005. Tras su ruptura con el Gobierno, fundó el movimiento político Alianza PAIS, con el que ganó las elecciones de 2006, asumiendo el cargo el 15 de enero de 2007. Durante su mandato tuvo lugar la promulgación de la actual Constitución ecuatoriana en 2008. En las elecciones presidenciales del 26 de abril de 2009 ganó con el 51,9% de votos. Su primer mandato debió concluir el 15 de enero de 2011, pero la nueva Constitución redactada por la Asamblea Nacional ordenó adelantar los comicios. Su segundo gobierno comenzó el 10 de agosto de 2009 y concluirá en 2013.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia