Nacional

El MNR ya piensa en pelear por la presidencia en 2019

Historia. Los movimientistas conmemoran hoy la Revolución del 52

Homenaje. Abril de 2014, militantes del MNR conmemoran la Revolución de 1952.

Homenaje. Abril de 2014, militantes del MNR conmemoran la Revolución de 1952. Wara Vargas-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

03:48 / 09 de abril de 2015

“Estamos preparados para 2019”; con esta convicción, el MNR conmemora hoy el 63 aniversario de la Revolución de 1952. Con 8 asambleístas plurinacionales y 11 alcaldes electos, el emenerrismo empezó su rearticulación, asegura su dirigencia. Aunque en estos días está dividido en el Beni. 

“El Movimiento Nacionalista Revolucionario ha demostrado su capacidad desde lo regional, local y municipal de proyectarse a lo nacional. Sin duda estamos totalmente preparados para las elecciones (presidenciales)”, señaló el diputado de la opositora Unidad Demócrata (UD), pero a la vez jefe nacional del MNR, Erik Morón.

En las elecciones generales de 2014, aunque en alianza con UD, el MNR  logró ocho curules en la Asamblea Legislativa Plurinacional; en tanto que en los comicios subnacionales recientes ganó en 11 municipios. Pero se trata de un partido de frágil unidad, lo evidencia el hecho de que en Beni se haya dividido entre quienes apoyan al Movimiento Al Socialismo (MAS) y a la actual oposición regional.

El partido entró en un proceso de formación de nuevos cuadros con el fin de ser “una opción seria” en las próximas justas presidenciales, según el diputado Miguel Ojopi, representante del MNR al interior de UD. Este proceso se inició en oriente —aseguró— y culminará en el altiplano del país.  “Hay mujeres y jóvenes que pueden ser interesantes para proponerle a Bolivia como una nueva alternativa, pero con la línea de 1952 y bajo el legado de Víctor Paz Estenssoro”, dijo.

Derrotero. El movimientismo navegó entre la gloria y la desgracia política. La Revolución del 9 de abril de 1952 fue la cúspide de su trayectoria. En la cresta del alzamiento armado obrero-campesino de entonces llevó adelante la nacionalización de las minas, la reforma agraria, el voto universal y la reforma educativa. En los 80, sin embargo, bajo la sentencia del expresidente Víctor Paz Estenssoro de que “Bolivia se nos muere”, empezó a aplicar la mayor reforma liberal de la Bolivia moderna.

La debacle del MNR se produjo en 2003, cuando el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada desató la protesta social contra la intención de exportar gas por puertos chilenos. La “guerra del gas” dejó como saldo cerca de 60 muertos y centenares de heridos. Fue el último periodo de gobierno del MNR (sumó en total 20 años en el poder durante cuatro periodos). Hoy los movimientistas quieren cerrar ese capítulo y se suman a que estos hechos se esclarezcan, según Morón.

El vicepresidente de Diputados, Víctor Borda (MAS), dudó del resurgimiento del MNR en la actual coyuntura. “El pueblo perdona, pero no olvida. Si bien la Revolución es un hecho histórico; el gonismo y la capitalización han marcado una herida”, dijo.

La única ‘revolución verdadera’

Defensa

De acuerdo con Guillermo Bedregal, el 9 de abril es una fecha determinante que proyecta al país hacia la modernidad, puesto que “se trata de la única revolución verdadera del siglo XX, solo comparable con la revolución de Independencia de 1825”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia