Nacional

Pese al control, en San Pedro hay droga y a menor precio

En la cárcel de San Pedro el precio de la marihuana y la cocaína es más bajo que en las calles paceñas; en cambio, las bebidas alcohólicas al interior del recinto penitenciario son más caras, según un informe al que tuvo acceso La Razón.

Exposición de dos bidones usados para macerar chicha y droga confiscada por la Policía, en un operativo en enero. Juan Pablo Muñoz

Exposición de dos bidones usados para macerar chicha y droga confiscada por la Policía, en un operativo en enero. Juan Pablo Muñoz

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

00:00 / 08 de diciembre de 2014

En la cárcel de San Pedro el precio de la marihuana y la cocaína es más bajo que en las calles paceñas; en cambio, las bebidas alcohólicas al interior del recinto penitenciario son más caras, según un informe al que tuvo acceso La Razón.

Los datos son de conocimiento de los privados de libertad de ese reclusorio, quienes evidencian esa actividad ilegal día a día. Además, las últimas requisas realizadas por la Policía en la cárcel confirmaron la existencia de la sustancia controlada.

Por ejemplo, un paquete pequeño de marihuana cuesta entre Bs 3 y 5, lo que afuera vale Bs 10 o más, precios a los que la mayoría de los reclusos pueden acceder. En cuanto a la cocaína el costo es más alto, ya que un sobre pequeño vale entre Bs 10 y 15, lo que en la calle tiene un valor de Bs 50 o un poco más.

Indicios. Ante esta información, este diario intentó entrevistar al gobernador del penal de San Pedro, coronel Gustavo Estrada, pero esta autoridad policial ni bien se le consultó sobre el tema se negó a dar alguna declaración y se limitó a decir: “No quiero hablar”. Luego se fue.

El informe obtenido también indica que acceder a las bebidas alcohólicas es mucho más dificultoso por el tema económico, ya que los reos no cuentan con muchos recursos.

Detalla que un litro de alcohol dentro de San Pedro tiene un costo de Bs 200, mientras que en las calles tiene un valor máximo de Bs 20. Con esta bebida dentro del penal se pueden elaborar otros derivados que se venden entre Bs 30 y 40. Una lata de cerveza, la pequeña (envase de aluminio, 355 ml) alcanza un costo de Bs 50, que afuera vale Bs 9. Una caja de 24 unidades en la cárcel cuesta al menos Bs 1.200. La botella de un litro de singani está entre Bs 100 y 150, lo que en la calle se encuentra desde Bs 40.

También se expende la chicha elaborada dentro del mismo penal, hay de arroz, yuca y zanahoria, y su costo por litro está entre Bs 60 y 80.

Uno de los delegados de ese penal, que pidió la reserva de su identidad, negó que haya esta actividad ilícita ya que recientemente se la habría controlado. No obstante, aseguró que en el sector “Chonchocorito” los presos que consumen sustancias ilícitas se rehabilitan para luego reincorporarse. Remarcó que no se puede generalizar el consumo de sustancias controlas en todo el penal.     

Este diario también intentó entrevistar al director general de Régimen Penitenciario, Raúl Masuk, pero sin éxito, ya que en su despacho informaron que no estaba y mantenía reuniones en el Ministerio de Gobierno. Desde el 2 de septiembre, día en que asumió el cargo, esta autoridad no dio ningún informe a la prensa sobre la situación carcelaria en el país.

Pero, ¿cómo se introduce a la cárcel la droga y el alcohol, quiénes realizan el control en estas instalaciones? Entre la información a la que se accedió, se señala que la droga ingresa a San Pedro por kilos y ahí se la separa en sobrecitos para la venta, tanto adentro como afuera. Hay diferentes formas de sacar la sustancia, la expulsan en bolas o globos a la calle y hay gente que las recoge, además incluso hay personas que ingresan a sacar la droga, ya que no existe un control para los que salen.

El exdirector de Régimen Penitenciario Ramiro Llanos afirmó que cuando estaba en el cargo evidenció que el tema de drogas y alcohol es una demanda para la rehabilitación, por lo que se debe desintoxicar las cárceles. “Hay drogas en las cárceles del mundo, pero en el caso de Bolivia existen en grandes cantidades”, dijo.

En septiembre, la Policía en una requisa en San Pedro se incautó de celulares, droga, bebidas alcohólicas y diferentes armas corto punzantes.

En enero se descubrió que reos elaboraban chicha en tres días con la ayuda de dos aceleradores de maceración de productos en bidones, este método es de origen colombiano y fue descubierto en los tumbados del penal.

Sugieren instalar equipos para detectar droga

El exdirector general de Régimen Penitenciario Ramiro Llanos sugirió instalar equipos de tecnología avanzada para hacer el control y evitar el ingreso y salida de sustancias ilícitas a las cárceles del país.

Esta sugerencia surgió tras conocer que en la cárcel de San Pedro las drogas son más baratas que en la calle y el alcohol es más caro dentro del penal.  

“Estamos planteando que debe haber un control computarizado de drogas, para el ingreso y la salida de las cárceles. Éste (aparato) no es complicado de manipular, ya que con un cabello o la transpiración de una huella digital se puede detectar si alguien tocó la sustancia”, dijo.

Explicó que la máquina es capaz de detectar si una persona ha tenido contacto físico con drogas, con ello se permitirá ejercer un mayor control sobre los presos y los visitantes que entran y salen de la cárcel. Remarcó que, en segundos, el artefacto revelará si hubo el ilícito o no, aunque hayan pasado horas desde el contacto con la droga.

Llanos afirmó que cuando estuvo a cargo de Penitenciaría evidenció que hay gente que mete droga a la cárcel porque hay consumo de estupefacientes.

Por eso pidió a las actuales autoridades elaborar un plan de desintoxicación en los recintos carcelarios por el excesivo consumo de drogas y alcohol.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia