Nacional

Pese al barro y lluvias, la marcha llega hasta el puente Tijamuchí

La IX marcha indígena en defensa del TIPNIS se abrió camino ayer entre el barro y el agua para llegar tras cinco horas de caminata al puente Tijamuchí, a orillas del río homónimo, donde una familia de bufeos o delfines rosados jugaba en sus aguas.

La Razón / Jorge Quispe / Trinidad

03:53 / 02 de mayo de 2012

Los 14 kilómetros de recorrido fueron los más duros, desde que la movilización empezó su periplo el viernes 27. “¡Se soltó el camino!”, gritaban casi con desesperación ayer los indígenas, mientras un camión que transportaba los víveres intentaba infructuosamente pasar por el barrial.

Las huellas de la carretera o lo que quedó de ella alcanzaban los 50 centímetros de profundidad. En tanto, el nivel del río superaba la cintura de quienes trataban de pasar a pie el sector.Unos cuatro vehículos, entre ellos el de La Razón, quedaron atrapados en el barrial. Las lluvias del jueves, viernes, sábado y domingo dejaron así la ruta. “Desde que soy niño, este camino siempre queda destruido. Yo me pregunto: ¿Por qué el empeño de hacer Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, cuando esta troncal nunca mejora desde hace más de 40 años”, se lamentaba ayer el diputado indígena Pedro Nuni.

La IX marcha en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), la segunda con el mismo objetivo en menos de un año, reanudó su movilización luego de que el Gobierno, por presión de la marcha del Consejo Indígena del Sur (Conisur), promulgó el 10 de febrero la Ley de Consulta, que busca autorizar o rechazar la construcción del tramo II de Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

Afectados. Los aproximadamente 20 niños fueron los que más sufrieron ayer en el tramo matinal desde puerto Los Puentes y Puente Tijamuchí.

Muy temprano, los pequeños pasaron el río Mamoré arriba de una barcaza, luego tuvieron que ser trasladados en dos camionetas, pero después muchos de ellos tuvieron que cruzar el barrial a pie y entre resbalones.

El mismo ejecutivo de la Central de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, se sacó los zapatos para cruzar el camino convertido en río. Allí, donde hace una semana había una carretera, unos pontones eventuales fueron instalados para el paso de los motorizados.

Otro grupo afectado fue el del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq). “Nosotros hemos pasado, pero nuestros víveres que están en un camioncito no pueden pasar”, se quejaba ayer Rafael Quispe, exdirigente de este grupo de indígenas y uno de los principales críticos a la política del Gobierno.

Los marchistas que provienen del occidente son los más afectados por las  picaduras de los mosquitos de la zona.Luego de cinco horas de camino y bajo un sol inclemente, una recompensa esperó a los 250 marchistas en el puente Tijamuchí.

En las aguas del río, unos peces rosados jugaban. “¿Qué son esos pescados grandes?”, se preguntó ese momento Nelson Chambi, un niño de ocho años. El pequeño llegó junto a su padre y otros tres indígenas desde Pisili, municipio de Tarabuco en Chuquisaca, y nunca había visto a los delfines rosados o bufeos, como se los conoce.

Una familia entera de estos animales jugaba en las tranquilas aguas del río Tijamuchí. Los bufeos son únicos y fueron la atracción de los niños que observaban sorprendidos, mientras algunos adultos con cámaras fotográficas intentaban tomar una imagen de los delfines que abundan por esa zona beniana.

Para hoy, la dirigencia tiene previsto salir a las 06.00 desde Tijamuchí hasta la comunidad de Fátima, a unos 14 km. En esa localidad, su Corregidor adelantó el fin de semana que serán los pobladores los que definirán si reciben a la marcha o la rechazan.

Regresos y pedidos por salud

Líderes

Miriam Yuvanore y Jenny Suárez, dos dirigentes que presidieron la VIII marcha indígena en defensa del TIPNIS, se incorporaron ayer a la movilización.

Salud. La médica Maira Palacios pidió ayer repelentes, antiinflamatorios, complejo B, diclofenaco, penicilina, hilos de sutura, leche, toallas higiénicas, pañales y dexametosona e hidrocortisona.

La COR no descarta nuevo bloqueo

 Jorge Quispe

El secretario general de la Central Obrera Regional (COR) de San Ignacio de Moxos, Wálter Colque, no descartó ayer realizar un segundo bloqueo caminero ante la cercanía de la IX marcha indígena del TIPNIS.

“Mañana (hoy) nos vamos a reunir y definiremos si hay bloqueo o no, porque seguimos en estado de alerta por la cercanía  de la marcha”, informó a La Razón en contacto por vía telefónica desde San Ignacio.

Actualmente, la marcha se encuentra en el puente Tijamuchí, a 66 kilómetros de San Ignacio, adonde pretende llegar entre el viernes o sábado de esta semana.

Oposición. Los ignacianos bloquearon durante cinco días el camino que lleva a Trinidad, por el que van los marchistas, en apoyo a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. “No se descarta nada”, señaló Colque.

Por su parte, el coronel Luis Adrián Murillo, del Comando Departamental de la Policía, dijo que la institución del orden en Beni brindará todas las garantías a los marchistas.

Así, mientras los dirigentes de la actual marcha empiezan a definir la plataforma de lucha para este año, se informó que una ambulancia del Ministerio de Salud acompañaría a los marchistas desde el fin de semana, para verificar su estado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia