Nacional

Pinto salió con ayuda del encargado de negocios de la Embajada de Brasil y pasó por cinco puestos de control

El diplomático Eduardo Saboia, quien ahora se encuentra en Brasil para dar un informe a su gobierno sobre el caso del senador Roger Pinto, explicó que tomó la decisión de sacar al político boliviano por razones humanitarias y dijo que se trata de un "perseguido político". El abogado del legislador boliviano explicó que salió en un vehículo diplomático y que pasó por cinco puestos de control antes de llegar a territorio brasileño.

La Razón Digital / B. Montero / La Paz

10:17 / 26 de agosto de 2013

El senador Roger Pinto salió de Bolivia con la ayuda del encargado de negocios de la embajada brasileña en La Paz, Eduardo Saboia, y en su recorrido hasta la frontera atravesó por cinco puestos de control policial, hasta que fue recibido en territorio brasileño por el oficialista presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del senado brasileño, Ricardo Ferraco.

Saboia, a su arribo a Brasilia, donde debe brindar un informe a su Gobierno, admitió este lunes que fue él quien tomó la decisión de sacar a Pinto.   "Escogí la vida. Escogí proteger a una persona, un perseguido político, como la presidenta Dilma (Rousseff) fue perseguida", declaró a la red Globo, según despacho de la agencia de noticias AFP.

Ya la noche de este domingo el diplomático brasileño había ofrecido una entrevista a un medio de comunicación de su país, en la que explicó que tomó la decisión por motivos humanitarios y debido al deteriorado estado de salud de Pinto, quien incluso habría mencionado la posibilidad de suicidarse.

Esta mañana, durante una entrevista con cadena A, su abogado, Fernándo Tiburcio, corroboró la versión de Saboia y detalló que Pinto salió acompañado por el diplomático y en un vehículo de esa misión, pasando por cinco puestos de control policial.

“Estaba muy deprimido, no se estaba alimentando, las consecuencias claras de estar 455 días en aislamiento. Fue el encargado de la Embajada, el ministro Eduardo Saboia, quien tomó la decisión correcta de trasladarlo a Brasil en un vehículo de la misión diplomática”, dijo.

Agregó que Saboia acompañó a Pinto las aproximadamente 22 horas de viaje hasta Corumbá en otro vehículo y que “en ese trayecto sufrieron cinco chequeos de la Policía, mas el ministro consejero supo imponer la autoridad y garantizar la protección diplomática que se debe dar en los coches no permitiendo que fuesen revisados”. Pinto llegó a territorio brasileño el sábado y fue recibido por el senador Ferraco, aliado del gobierno de Dilma Rousseff.

Este domingo, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que Pinto no pasó por ningún puesto migratorio a su salida de Bolivia y la Cancillería, mediante un comunicado de prensa, recordó que sobre el senador pesan cuatro arraigos "por delitos comunes de corrupción pública con grave afectación al Estado Boliviano, uno de ellos con sentencia condenatoria de Primera Instancia".

Además anunció que "se activarán todas las acciones legales que correspondan, en este caso, tanto dentro del derecho internacional, de los convenios bilaterales, así como en el marco del propio Derecho Interno boliviano (sic)”.

Saboia, según AFP, aseguró que decidió ayudar a Pinto a escapar "porque había un riesgo inminente a la vida y a la dignidad del senador" y porque "pasó 452 días en un cubículo al lado de mi escritorio. (...) Había una violación constante, crónica de derechos humanos, porque no había perspectiva de salida, no había negociación en curso y (Pinto) tenía un problema de depresión que se estaba agravando".

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia