Nacional

Pinto viajó por 22 horas y eludió el control migratorio

Una vez que llegó a Corumbá, frontera con Bolivia, fue a Brasilia en un avión privado de la familia de su colega Ricardo Ferraco. Dicen que fue recibido por la Policía Federal

El senador llegó a Brasilia la madrugada del domingo

El senador llegó a Brasilia la madrugada del domingo

La Razón / Carlos Corz / La Paz

03:13 / 26 de agosto de 2013

Revelan que el político utilizó un coche de la Embajada de Brasil en la ciudad de La Paz

El senador Róger Pinto no pasó por ningún puesto migratorio en su salida  de Bolivia a Brasil, aseguró el ministro de Gobierno, Carlos Romero, mientras que desde Brasilia se informó que el legislador viajó en un vehículo de la embajada brasileña en La Paz por 22 horas hasta Corumbá, desde donde se dirigió en avión privado hasta Brasilia.

El sábado se conoció que el legislador, que permaneció 455 días en instalaciones de la legación diplomática, se encontraba en territorio brasileño. El periodista José Pomacusi fue quien dio la noticia a través de su cuenta de Twitter: “Primicia total: Róger Pinto ya no está en Bolivia (sic)”.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Ricardo Ferraco, recibió a su colega en Corumbá y aseguró, según informó el portal digital g1.globo.com, que Pinto viajó 22 horas en un auto de la embajada de su país en La Paz, pero no dio más detalles sobre la travesía y cómo pasó la frontera.

Para llegar hasta su primer punto de destino tuvo que transitar por carreteras de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Corumbá limita con la población fronteriza boliviana de Puerto Suárez (Santa Cruz). “No ha utilizado ningún puesto de control migratorio, no se ha apersonado al puesto de control migratorio en Puerto Suárez, de tal modo que ha debido salir del país a través de algún acceso sin puesto de control migratorio”, afirmó Romero.

“Debo agradecer una vez más a todo Brasil y a sus autoridades”, aseguró escuetamente Pinto en un breve contacto con la prensa en Brasil, según imágenes de video publicadas por g1.globo.com, con sello de News.

Desde Corumbá viajó hasta Brasilia en un avión particular de la familia de Ferraco (del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, de orientación política de centro). A la capital brasileña arribó a la 01.10 del domingo, reportó g1.globo.com. Permanecerá en casa del legislador brasileño, quien dijo que la organización para el viaje fue “en conjunto” con las autoridades brasileñas.

La Cancillería de Bolivia confirmó la madrugada de ayer la salida de Pinto y lo consideró un prófugo de la Justicia por los procesos que enfrenta. Su par del gobierno de Dilma Rousseff afirmó en otro comunicado que se informó del arribo del legislador el sábado 24, que instruyó una investigación y que llamó a su encargado de Negocios en La Paz, Eduardo Saboia, para que dé explicaciones sobre lo ocurrido.

Por los datos ofrecidos, el legislador pandino inició viaje el viernes, cuando un enfrentamiento en la penitenciaría de Palmasola, en Santa Cruz, dejó 30 muertos y decenas de heridos.

La administración boliviana rechazó otorgar el salvoconducto que le permitiera a Pinto hacer efectivo el asilo político y viajar a Brasil, bajo el argumento de que no era un perseguido político y que debía defenderse de juicios en su contra; uno de ellos acabó con una condena de un año de cárcel.

Romero aseguró que el no haber pasado por control migratorio convierte a Pinto en un prófugo y se notificó a la Policía Internacional (Interpol) para su captura. Fusileros navales habrían escoltado a Pinto, quien fue recibido por la Policía Federal en Corumbá. Denise, hija del senador, dijo el sábado que su familia radicará en una ciudad del Acre.

El senador Ferraco

Aliado

Pertenece al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), aliado del gobierno de Dilma Rousseff.

Legislador

Es senador por el estado de Espíritu Santo. Desempeña la presidencia de la Comisión de RREE.

Al menos otros 5 políticos huyeron del país

Como lo hizo el senador Róger Pinto, al menos otros cinco políticos escaparon de Bolivia y solicitaron asilo o refugio político en otras naciones bajo el argumento de que son objeto de persecución política. El exgobernador de Tarija Mario Cossío fue uno de los últimos que huyó, en la maletera de un vehículo, y consiguió el beneficio en Paraguay.

Pinto ingresó el 28 de mayo de 2012 a la Embajada de Brasil en La Paz y poco después el gobierno de Dilma Rousseff le concedió el asilo político que solicitó, aunque no pudo abandonar la legación por la negativa del Gobierno de otorgarle el salvoconducto que le permitiera viajar hacia la nación brasileña.

En los últimos días abandonó Bolivia en un motorizado de la embajada y hoy ya está en Brasilia. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que no pasó por ningún control migratorio, por lo que se lo considera un prófugo.

En 2010, Cossío burló la vigilancia policial desplazada en los alrededores de su domicilio en la ciudad de Tarija y huyó en la maletera de un coche. Llegó a Paraguay y logró que le concedieran refugio político.

Jorge Torres Obleas, Javier Torres Goitia y Mirtha Quevedo, exministros en el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, que dimitió por la revuelta social de 2003, también lograron refugio en Perú.

En 2008 se confirmó que Estados Unidos concedió asilo al exministro Carlos Sánchez Berzaín, acusado junto a otros de sus colegas por los hechos de violencia de octubre de 2003, que acabaron con decenas de muertos y cientos de heridos.

Otro que logró refugio político en Paraguay es el exconstituyente del Movimiento Al Socialismo (MAS) Pedro Lima. Los casos de terrorismo (2009) y la violencia en Porvenir, Pando (2008), también derivaron en que varios de los acusados salgan de Bolivia.

Conoció dos días antes el operativo

El senador Pinto dijo que su traslado fue por razones ‘humanitarias’

El senador Róger Pinto informó, en una entrevista con GloboNews, que conoció dos días antes de su ejecución el operativo para sacarlo de Bolivia y que ello obedecía a razones “estrictamente humanitarias” por su estado de salud.

En la entrevista con GloboNews, el periodista le consultó sobre denuncias que hizo contra el gobierno de Evo Morales y respondió que “superando esos 455 días de aislamiento (en la legación diplomática), “sufriendo deterioro de la salud”, se coloca a disposición de las autoridades brasileñas para ratificar las acusaciones que hizo en Bolivia contra el Ejecutivo.

Asimismo, respecto a la condena de un año de prisión que le dio un tribunal de Pando, en junio, por el daño económico de Bs 11 millones cuando fungía como director de la Zona Franca de Pando, Pinto respondió que el proceso fue “inventado”.

Perseguido. “Evaluaron la situación psicológica y de salud, y tomaron una decisión totalmente humanitaria”, aseguró en la entrevista cuando se le consultó sobre la iniciativa tomada para sacarlo de Bolivia. Y reveló que la conoció dos días antes. “Dos días antes, cuando tomaron la decisión, por los informes médicos, la información de los fusileros que cuidaban de mi salud, tomaron la decisión para preservar mi vida”, afirmó y se emocionó cuando habló de los militares navales que lo acompañaron a lo largo de su estadía en la legación diplomática.

En entrevista con la Agencia Brasil agradeció a la mandataria de ese país, Dilma Rousseff, y al pueblo de la nación vecina por la comprensión sobre su situación en Bolivia. “Tengo que agradecer a la presidenta Dilma (Rousseff), al pueblo y toda la sociedad brasileña por comprender lo que pasaba conmigo.

Todos entenderán que había ausencia de justicia y que un senador opositor era un perseguido”, comentó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia