Nacional

Preocupa posible buen clima chileno-peruano luego del fallo

El buen ambiente que preparan Perú y Chile para recibir el fallo de la Corte de Justicia de La Haya preocupa a expertos bolivianos, ya que esta unidad —cualquiera sea el resultado del dictamen— puede relegar a Bolivia hacia una posición de un actor ajeno a la unidad chileno-peruana.

Los presidentes Sebastián Piñera y Ollanta Humala se comprometieron a respetar el fallo. Foto: EFE.

Los presidentes Sebastián Piñera y Ollanta Humala se comprometieron a respetar el fallo. Foto: EFE.

La Razón (Edición impresa) / I. Paredes / La Paz

00:00 / 02 de diciembre de 2012

El excanciller Armando Loaiza consideró que un eventual diálogo por volver con soberanía al mar se puede ver afectado por la buena relación que preparan Perú y Chile después de conocer los resultados del litigio.

“Lo que preocupa es que al término del proceso Chile y Perú preparan un proceso muy complejo de amistad y cooperación post La Haya para evitar cualquier trauma (...). Tengo temor que esta cuestión nos encuentre desubicados con un relacionamiento tenso con Chile y una relación muy ambigua con Perú”, opinó Loaiza.

Los presidentes de Perú, Ollanta Humala, y de Chile, Sebastián Piñera, reforzaron el viernes —en el marco de la cumbre de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur)— su compromiso de respetar el fallo que entregará en julio de 2013 la Corte Internacional de La Haya respecto del diferendo marítimo que enfrenta a ambos países.  

El Mandatario peruano afirmó que su administración buscará emplear una agenda post-juicio “en pos del bienestar y el desarrollo” de las naciones. Por su parte, Piñera resaltó, en Lima, que “la agenda del pasado, a veces, nos ha dividido; pero la del futuro, nos une. Tenemos una agenda grande y fructífera de cara al trabajo conjunto entre los dos países”.

Desde ahora se trata de un esfuerzo de buena vecindad que proseguirá sea cual fuere el dictamen. Es por esta razón que se decidió preparar el terreno no sólo a nivel gubernamental, ya que sectores intelectuales, militares, medios de comunicación y la sociedad civil de ambas naciones crearon un buen ambiente para recibir el fallo de La Haya.   

Esta preparación también fue recibida con algo de preocupación por el diplomático Ramiro Prudencio, quien dijo que será un reto para Bolivia intentar reanudar el diálogo con Chile por la cercanía y la buena relación que éste ahora tendrá con Perú.

Otro punto que debe considerarse —según Prudencio— es la aceptación del fallo. El historiador lamentó lo sucedido con Colombia, que se retiró del Pacto de Bogotá tras conocer el dictamen de La Haya sobre el litigio que enfrentó con Nicaragua.

Los equipos jurídicos de Chile y Perú —y medios de comunicación de ambos países— ya se encuentran en La Haya desde hace una semana. Mañana empieza la fase oral del juicio.

Debe haber prudencia y realismo

(Marcelo Ostria Trigo)

Habrá que advertir de que se trata de un asunto bilateral. Bolivia no ha participado —obviamente no ha suscrito nada— en el arreglo de la “partija” de 1929, cuando Chile retuvo el territorio de Arica, que fuera peruano antes de 1879, y devolvió Tacna al Perú. Pero, aunque bilateral, se piensa que pudiera afectar una expectativa de solución a la mediterraneidad. Esto justifica que haya generalizada intranquilidad y preocupación en Bolivia.

Éste es un asunto que debe ser manejado con prudencia y realismo. El chauvinismo no ayuda a comprender, ni su alcance ni sus consecuencias, más aún cuando el Gobierno de Chile vino sosteniendo que la pretensión peruana haría imposible que nuestro país obtenga una salida útil al mar, refiriéndose obviamente a un corredor (para Bolivia) al norte de Arica; es decir, si la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que conoce este litigio marítimo, fallara en favor de la tesis peruana.

* Marcelo Ostria Trigo es excanciller de la República.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia