Nacional

Presidente Morales anuncia que irá a Viena para defender la coca

El presidente Evo Morales anunció ayer su intención de viajar a Viena para defender el consumo tradicional de la hoja de coca ante la Comisión de Estupefacientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se reunirá a partir del 12 de marzo.

Conductor. El Primer Mandatario, en el programa radial que condujo, anunció que la delegación boliviana incluirá a dirigentes cocaleros.

Conductor. El Primer Mandatario, en el programa radial que condujo, anunció que la delegación boliviana incluirá a dirigentes cocaleros. Foto: AFKA

La Razón / Rubén Vargas y Miguel Rivas / La Paz

02:22 / 22 de febrero de 2012

“Posiblemente el 12 de marzo, el próximo mes, viaje a Viena, Austria, para defender el uso legal de la hoja de coca en un foro internacional”, dijo Morales en un programa que él mismo condujo en la radioemisora Kawsachun Coca (Que viva la coca en quechua) de la localidad Lauca Ñ, en el trópico de Cochabamba.

“Estamos socializando la masticación legal de la hoja de coca”, informó el Mandatario y además pidió a los productores de coca del trópico de Cochabamba y los Yungas de La Paz que se organicen para acompañarlo en su viaje.

“Antes los gobiernos nos botaban de esas conferencias y no-  sotros hacíamos conferencias paralelas, ahora vamos juntos. Prepárense compañeros dirigentes para ir juntos en una delegación para defender el consumo legal de la hoja de coca ante la comunidad internacional”, expresó Morales.

La reunión del organismo internacional, desde el 12 de marzo, está destinada a evaluar las estrategias de la lucha mundial contra las drogas.

CONVENCIÓN. La Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 de la ONU, conocida como Convención de Viena, incluye a la hoja de coca en la lista de estupefaciente. Por esta razón prohibe su comercialización internacional y establece un plazo de 25 años a partir de la puesta en marcha del instrumento internacional para la erradicación de la práctica del masticado de la hoja.

En 2011, el Gobierno de Bolivia denunció la Convención de Viena argumentando que la prohibición del masticado de la hoja es incompatible con la nueva Constitución Política del Estado.

El 1 de julio de 2011, Bolivia anunció su retiro de la Convención, medida que se haría efectiva el 1 de enero de 2012.

Antes de que se cumpla ese plazo, el 31 de noviembre de 2011, el gobierno de Morales envío a la ONU una nota de adhesión y reserva, señalando que el requisito de la Convención que establece que “la masticación de hoja de coca debe ser abolida” es incompatible con lo establecido por el artículo 384 de la Constitución Política del Estado promulgada en 2009, que protege la hoja coca como parte de su patrimonio cultural y establece que la coca en su estado natural no es un estupefaciente.

No es la primera vez que el presidente Morales participa en una reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU. En marzo de 2009, durante su intervención en ese foro reunido en Viena, pidió retirar la coca de la lista de estupefacientes y al mismo tiempo solicitó que se introduzca la pasta base de cocaína como producto dañino.

“Vengo con mucho respeto a pedir corregir un error histórico”, manifestó en esa oportunidad. Y, ante la expectativa de los asistentes a la reunión, masticó hojas de coca. “La masticación es esto. No hace daño a nadie”, expresó el Mandatario boliviano. “No porque acullico soy narcodependiente. Consumí intensamente durante diez años la coca cuando trabajaba en la agricultura y no me siento desnutrido, y llevo 50 años de vida”.

Los 184 países miembros de la ONU tienen un año para pronunciarse sobre la reserva plan-teada por el Gobierno de Bolivia. Si un tercio (62 países) se pronuncia en contra, la solicitud no será procesada.

Bolivia debe hacer campaña

Para ser readmitido en la Convención de Viena, a la que denunció porque prohibe la masticación de la hoja de coca, Bolivia debe “hacer reuniones, lobbies, explicaciones de manera bilateral y en foros internacionales para explicar las razones culturales del masticado de coca”, dijo a La Razón César Guedes, representante de la oficina de la ONU Contra la Droga y el Delito (ONUDD).

‘No creo en desarrollo alternativo’

“Yo quiero decirles que no creo en el desarrollo alternativo, y no hay alternativa a la hoja de coca, no podemos engañar en eso”, dijo el presidente Morales en el programa radial que el martes condujo en persona en la emisora Kawsachun Coca de la localidad de Lauca Ñ, en el trópico de Cochabamba.

Lo que sí debe haber, manifestó, es “un desarrollo integral. Que haya una pequeña porción de coca e implementar con otros productos”.

El desarrollo alternativo fue una política aplicada por el Estado boliviano en los años 90, con la colaboración del gobierno de Estados Unidos, para sustituir los cultivos de hoja de coca por otros productos agrícolas, como las frutas. “Estamos convencidos de que no habrá libre cultivo de coca, (pero) tampoco puede haber coca cero”, manifestó el Presidente. “Coca cero” fue un agresivo programa de erradicación implementado por el gobierno de Hugo Banzer Suárez. Morales, entonces dirigente cocalero, se opuso a esa iniciativa.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia