Nacional

Quintana denuncia afanes golpistas, amenaza con juicios y pide investigar a medios de la Iglesia

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, compareció este jueves en una interpelación ante la Asamblea Legislativa sobre el caso Gabriela Zapata. Reiteró que no la conoce y luego comenzó una exposición para denunciar la existencia de un quinto plan de desestabilización que involucra a la oposición, a un cártel mediático y a intereses chilenos y estadounidenses.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en la Asamblea

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en la Asamblea

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

22:18 / 19 de mayo de 2016

Alzó la voz al punto de gritar en varios momentos de la interpelación a la que fue sometido este jueves y que estuvo marcada por la tensión y los adjetivos lanzados de uno y otro lado, desde la bancada oficialista y desde la oposición. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, contestó a las preguntas que le hizo la oposición sobre el caso de Gabriela Zapata en menos de una hora y luego utilizó esa plataforma para exponer sobre que calificó como el quinto plan "golpista" y de "desestabilización" urdido, esta vez, por la oposición y un cártel de medios de comunicación.

Utillizando una pantalla que se había instalado en el hemiciclo de la Cámara de Diputados y en medio de aplausos oficialistas y abucheos opositores, Quintana dijo que el cártel está compuesto por los periódicos Página Siete y El Deber, la Agencia de Noticias Fides (ANF) y radio Erbol, estos dos últimos vinculados a la Iglesia Católica. Por ello, pidió iniciar una investigación sobre los medios de la Iglesia y además amenazó con procesar a todos quienes que, en su criterio, utilizaron el caso Zapata con el objetivo de desestabilizar al Gobierno. Dijo que "deberán demostrar sus denuncias ante el Ministerio Público¨".

De acuerdo al ministro, se trata de un "golpe mediático - político" en el que además se juagan intereses de Estados Unidos y Chile.ñ

Ya antes de que se instalara la sesión se observó en el hemiciclo parlamentario que la interpelación planteada por la opositora Norma Piérola se realizaría en un ambiente de mucha tensión. Los opositores utilizaron coronas de carton en alusión a la carta que Zapata envió a Quintana desde la prisión, en la que le llamó “Mi Rey”.

En el otro frente, los oficialistas exhibían pancartas con mensajes como: “La mentira tiene patas cortas como las ideas de la oposición” y “El niño no existe, el tráfico no existe, cayó la mentira de la oposición” (sic). Bajo este ambiente, Quintana empezó a responder el cuestionario sobre Zapata, la mujer que mentuvo una relación con el presidente Evo Morales entre 2005 y 2007 y que hoy es procesada por ocho delitos, uno de ellos tráfico de influencias.

Quintana reiteró que no la conoce, como ella asegura, y que consecuentemente no autorizó su ingreso a oficinas de la Unidad de Gestión Social que dependen de su despacho y donde la acusada operó en su condición de gerente comercial de la empresa china CAMC. No respondió la pregunta de si tenía conocimiento de la relación entre ella y el Presidente y presunta existencia de un hijo fruto de esa relación. Argumentó que no es correcto meterse en la vida privada de las personas. “Ésta es una actitud desconsiderada, irresponsable, con una falta ética elemental, por lo tanto no le voy a responder a esta diputada”, dijo.

El periodista Carlos Valverde reveló el 3 de febrero esa relación (que luego fue admitida por Morales) y denunció tráfico de influencias entre el Gobierno y CAMC. A partir de ese hecho, aunque Quintana dijo que en octubre de 2015 ya empezó una investigación, se denunció que la  expareja del Presidencia usó bienes del Estado para fines privados. Ahora se encuentra en la cárcel acusada de una serie de delitos, al igual que Cristina Choque, responsable de la Unidad de Gestión Social.

Otro proceso fue instaurado por Morales contra su expareja para que presente a su supuesto hijo, del que inicialmente le había dicho que murió. La Justicia estableció la inexistencia del menor, por lo que ahora se abrió otro proceso contra Pilar Guzmán, "tía" de la principal acusada, y sus abogados Eduardo León, Wálter Zuleta y William Sánchez, por suplantar al supuesto hijo.

“Bolivia tiene que conocer que esta estrategia del descrédito apuntó fundamentalmente al 21 de febrero (día del referéndum que rechazó una nueva postulación presidencial)  y detrás de esta estrategia de descrédito existe y existió un objetivo político y, por lo tanto, a la oposición no le interesa para nada si Gabriela Zapata se enriquece o no”, afirmó ayer Quintana en alusión a los resultados de la consulta.

Los medios de comunicación estatales transmitieron la interpelación en directo, pero en al menos dos oportunidades interrumpieron el audio, cuando Quintana subía de tono sus cuestionamientos y los opositores, a gritos y en medio de abucheos oficialistas, trataban de hacer escuchar frases como “cínico”, “mi rey” o “Bolivia ya decidió” .

El vicepresidente Álvaro García, quien poco después abandonó la sesión, el presidente del Senado, Alberto Gonzáles, y la presidenta de Diputados, Gabriela Montaño, asistieron a la interpelación. Quintana advirtió con procesos legales contra los legisladores Norma Piérola y Arturo Murillo, para que prueben sus acusaciones en torno al caso Zapata.

También mencionó al expresidente Jorge Quiroga y al opositor Samuel Doria Medina como miembros activos del proceso de desestabilización. Al primero lo calificó como “solemne ignorante” y al empresario le dijo “ladronzuelo” y lo identificó como "el mayor cleptómano" y "el mayor mitómano" del país. Al senador Óscar Ortiz le dijo "soplón" de la embajada de EEUU y, además de denunciar la existencia de "un cártel mediático", dijo que periodistas como Amalia Pando y Andrés Gómez se encuentran en el mismo juago.

En respuesta a las acusaciones, la dirección de la Agencia de Noticias Fides (ANF), obra de la Compañía de Jesús, reafirmó sus principios éticos y decisión de continuar generando "una comunicación que busca la verdad para la construcción de una sociedad más justa para los ciudadanos bolivianos", según una nota publicada en su página web.

"El ministro más poderoso del Presidente Evo Morales rindió hoy su 'homenaje' a nuestro trabajo periodístico. Gracias", escribió por su parte Gómez en su cuenta en Twitter.

“Nunca hemos tenido un cartel de medios como el que tenemos hoy día”, afirmó Quintana y pidió a los legisladores del oficialismo investigar si la Iglesia Católica está detrás de los ataques de sus medios al denominado proceso de cambio. “Tendremos que investigar si hay una actitud explícita de la Iglesia Católica que mandan a los medios de comunicación a atacar deliberadamente al gobierno”.

El encargado de Negocios de Estados Unidos, Peter Brennan, también fue mencionado en parte de su intervención. “Este complot, este golpe político mediático, este proceso de desestabilización...se está desenmascarando”, insistió el ministro  y en varias oportunidades llamó a los legisladores de oposición alineados a intereses chilenos y estadounidenses.

Al final del proceso de interpelación, la mayoría oficialista reafirmó su confianza en Quintana

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia