Nacional

Recuerdan cese de hostilidades de la Guerra del Chaco y Morales dice que la ‘historia se repite’

El presidente Evo Morales participó del acto celebrado en Villamontes, en el sur de Bolivia. Dijo que la contienda fue alentada por intereses externos y que la historia se repite por el interés de potencias de apropiarse de recursos naturales

El presidente Evo Morales participa en los 82 años del Cese de hostilidades de la Guerra del Chaco en Villamontes.

El presidente Evo Morales participa en los 82 años del Cese de hostilidades de la Guerra del Chaco en Villamontes. Foto: @Canal_BoliviaTV

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

10:11 / 14 de junio de 2017

Quedan al menos 100 excambatientes con vida de la guerra del Chaco, aquella contienda que enfrentó a bolivianos y paraguayos. El cese de hostilidades fue recordado este miércoles en Villamontes con un acto en el que el presidente Evo Morales dijo que el conflicto fue alentado por intereses petroleros externos y que actualmente “la historia se repite”.

“Es importante recordar que la verdadera guerra no era de paraguayos y bolivianos, era de petroleros, de empresas petroleras de Estados Unidos y de Inglaterra. La historia se repite a lo largo de la vivencia de la humanidad, todavía hay intereses en otros continentes que con bases e intervención militar (buscan) el control de los recursos naturales”, sostuvo.

La Guerra del  Chaco fue librada entre 1932 y 1935 por el control del Chaco Boreal. Fue la guerra más importante en Sudamérica durante el siglo XX. Bolivia movilizó 250.000 soldados y Paraguay 120.000, con el saldo de 60.000 bolivianos muertos. Quedaron 50.000 excombatientes, según datos de la Confederación de Excombatientes de la Guerra del Chaco (ConexChaco).

Hasta 2013 perdieron la vida 49.797 personas que defendieron el territorio y quedaban con vida solo 203. El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, informó el 9 de junio en ocasión de anunciar el incremento de Bs 1.000 a la renta vitalicia para los defensores del territorio que solo quedaban cerca de 100 beneméritos.

Morales rindió este miércoles su homenaje a quienes defendieron Bolivia y recordó que un hecho importante que dejó la contienda es el nacimiento del nacionalismo en las Fuerzas Armadas como sinónimo de antiimperialismo y anticapitalismo.

“En esta clase de actos al margen de recordar el fin de ese conflicto armado, se debe recordar cómo petroleras internacionales se adueñan de los recursos naturales”, insistió y sostuvo que ahora son “otros tiempos” en los que Bolivia –añadió- sentó “soberanía política y económica con una Bolivia diga y soberana”.

La administración de Morales empezó en 2006 un proceso de recuperación de los recursos naturales con lo que llamó la nacionalización de los hidrocarburos con un principio de mayor beneficio para los bolivianos en materia de ingresos económicos. “Yo diría que el mejor homenaje a estos soldados, de acuerdo a datos son 50 mil soldados que han muerto, el 90% indígenas”.

De los 203 registrados hasta agosto de 2013, 79 vivían en La Paz, 52 en Cochabamba, 30 en Santa Cruz, 13 en Tarija, 9 en Potosí, 8 en Oruro, 10 en Chuquisaca y 2 en Beni. El 9 de abril, falleció en Riberalta Enrique Suárez Dicker, el último combatiente beniano de la Guerra del Chaco.

Autoridades militares, policiales, ediles y regionales participaron en el acto del cese de hostilidades.

 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia