Nacional

Emisario de Costas articula a la oposición con proyección a 2019

Mensaje. Peña visitó el Legislativo; habló del liderazgo del Gobernador de Santa Cruz

Conferencia. El secretario de Demócratas, Vladimir Peña, y el senador de UD Arturo Murillo, ayer.

Conferencia. El secretario de Demócratas, Vladimir Peña, y el senador de UD Arturo Murillo, ayer. Senado.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

03:40 / 28 de octubre de 2015

Vladimir Peña es un alto dirigente del Movimiento Demócrata Social (Demócratas) y un operador político del gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas. Ayer estuvo en La Paz con la idea de unir a los opositores para el referéndum y proyectar la alianza para 2019.

Antes de la visita, legisladores de Unidad Nacional (UN) y de Demócratas anunciaron una campaña “por separado” para promover el No en el referéndum constitucional que impulsa el oficialismo para habilitar al presidente Evo Morales a una nueva repostulación. De hecho, la alianza opositora —inscrita como Unidad Demócrata (UD)— participó por separado en los comicios subnacionales de marzo.

Este escenario cambió ayer. Luego de reunirse con Peña, el senador Arturo Murillo (UN) afirmó que “toda la oposición está unida”, mientras que el emisario de Costas exteriorizó el mensaje con el que llegó a La Paz. “El gobernador ha llamado a hacer fuerza común entre las fuerzas democráticas, las organizaciones de la sociedad civil y poder crear alguna plataforma común para poder encarar la campaña por el No”.

Proyecto. Peña informó que el 5 de diciembre tendrá lugar un congreso de su partido para aprobar la estrategia para la campaña del referéndum. Explicó que también se verá el futuro de la alianza y de sus liderazgos. “Vamos a delinear el trabajo que vamos a hacer en los próximos cuatro años para que en 2019 seamos la primera fuerza política del país”, precisó.

Consultado sobre el papel de  Rubén Costas, Peña valoró el liderazgo del gobernador. “Ha ganado todos los procesos electorales en Santa Cruz, su liderazgo ha contribuido a construir la segunda fuerza política nacional (...), así se cambie la Constitución (Costas) no va a ser candidato (a la Gobernación) y en 2019 tiene que buscar otro rol, y seguramente Demócratas y el pueblo boliviano le asignarán otro”, afirmó el emisario, quien evitó anticiparse a la candidatura presidencial de 2019.

Paralelamente, el diputado Rafael Quispe, quien la semana pasada había anunciado su alejamiento de UN, por desavenencias con el líder de ese partido, Samuel Doria Medina, ayer reculó.  Peña demandó a los frentes opositores consolidar “una estrategia común” para frenar el plan oficialista que prevé modificar el artículo 168 de la Constitución, que dispone una reelección continua, requisito que el presidente Morales ya cumplió en 2014.

El opositor Partido Demócrata Cristiano (PDC) escuchó la exhortación. La jefa de bancada en diputados de esa tienda, Norma Piérola, se abrió a la posibilidad de sumarse al bloque para reforzar la campaña por el No, incluso recaudando fondos para el proselitismo.  “Más allá de los Demócratas o Unidad Nacional, todos debemos unir esfuerzos y tener coincidencias mínimas”, sentenció Peña.

Legisladores oficialistas restaron importancia a la rearticulación opositora. La diputada Sonia Brito (MAS) aseguró que los argumentos y las “visiones sesgadas” que las fuerzas de oposición  tienen sobre la administración gubernamental truncarán el intento de cohesión. El senador Milton Barón (MAS) enfatizó que es el ciudadano quien va a decidir con el voto sobre la reforma y una posible reelección del presidente Morales en 2019. Para las elecciones presidenciales de 2014, Peña fue el articulador de la alianza UD y, por medio de reuniones de dirigentes, acercó al gobernador Costas con Samuel Doria Medina, líder de UN. 

Quispe opta por volver a Unidad Nacional

El diputado Rafael Quispe retrocedió ayer en su decisión de alejarse de Unidad Nacional (UN) y retoma la campaña por el No en la consulta ciudadana que emprende su frente como parte de la alianza opositora Unidad Demócrata (UD) desde el Legislativo.  

“Hemos tomado la decisión de apostar al bien mayor, por la defensa de la democracia y eso es trabajar por el No a la reelección indefinida de Evo Morales”, señaló ayer Quispe en una rueda de prensa en la que con un abrazo con su colega Wilson Santamaría reafirmó su permanencia en el bloque.

La semana pasada, el legislador había justificado su disidencia en las denuncias de “maltrato y discriminación” que aseguró recibía de sus colegas Jimena Costa y María Eugenia Calcina.

Esta última acusó a Quispe de ser dueño de bares y lenocinios en El Alto, en tanto que el directivo de UN, Jaime Navarro, lo denunció por pedir la contratación de 12 personas en la Alcaldía de El Alto que administra ese frente. “Damos por concluidos esos temas, se resolverán en el canal que correspondan (vía orgánica)”, aseguró ayer Santamaría.

Cusi y De la Cruz optan por el revocatorio

“A estas alturas, recoger firmas para evitar la reelección ya no sirve”. Esa es la conclusión a la que llegó el exmagistrado Gualberto Cusi y el activista político Roberto de la Cruz, quienes intentaron recolectar firmas para impedir la segunda repostulación del presidente Evo Morales por la vía constitucional, sin embargo ahora buscan la revocatoria del mandato presidencial a través de un referéndum. La inminente validación de la reforma constitucional apoyada por los dos tercios del oficialismo en el Legislativo cambiaron el plan inicial de los opositores.

“Vamos a recoger las firmas para un tema más letal, estamos cambiando el memorial que enviamos al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para recabar los libros con ese objetivo”, indicó a La Razón Roberto de la Cruz. A su turno, Cusi consideró que la reforma de la Carta Magna que impulsa el MAS en el Legislativo es “amañada” porque se ha encargado de convertir el proceso en un “plebiscito”. “Va a ganar el No y el señor Morales tendrá que irse nomás del poder”, vaticinó.

Para la diputada del MAS Sonia Brito el planteamiento de los opositores es “un delirio” y los desafió “a intentar” efectivizar su plan. “Creen que el Presidente no tiene apoyo, ya hubo un revocatorio (2008) y el pueblo dio su palabra”, indicó la legisladora. En esa consulta ciudadana, impulsada por un bloque opositor de oriente, el Jefe del Estado fue ratificado con el 67,43% de los votos.

De la Cruz señaló que tiene “toda la capacidad” para demostrar que más del 50% del electorado “quiere revocatorio”. De acuerdo con la Ley 026, se requiere del 25% del padrón para activar la iniciativa, es decir 1,5 millones de firmas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia