Nacional

Salida de Chile del Pacto de Bogotá no afectará a Bolivia

Frente al eventual retiro de Chile del Pacto de Bogotá, el acuerdo que reconoce el mandato de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), un grupo de analistas bolivianos descarta que esta acción afecte el curso de la demanda marítima planteada en La Haya.

Anuncio. Piñera dijo que su país estudia la posibilidad de dejar el pacto que reconoce mandato de la CIJ.

Anuncio. Piñera dijo que su país estudia la posibilidad de dejar el pacto que reconoce mandato de la CIJ. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

03:50 / 11 de febrero de 2014

Frente al eventual retiro de Chile del Pacto de Bogotá, el acuerdo que reconoce el mandato de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), un grupo de analistas bolivianos descarta que esta acción afecte el curso de la demanda marítima planteada en La Haya.

El presidente chileno Sebastián Piñera, quien participa de la cumbre de la Alianza del Pacífico en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, dijo el domingo que su país estudia la posibilidad de abandonar este pacto que reconoce las causas posteriores a 1948.

“Si así fuera, no afecta para nada la demanda que Bolivia ha instaurado en la Corte de La Haya, puesto que esa eventual denuncia (retiro) surtiría efecto recién un año después de que sea depositada la denuncia en la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA, la instancia que administra este acuerdo)”, explicó a La Razón Karen Longaric, abogada internacionalista y docente universitaria.

Incluso, afirmó la experta, el Estado boliviano podría interponer otras demandas en el año perentorio que surja tras la denuncia chilena al pacto. Por ejemplo, controversias como la del río Lauca y las aguas del Silala, que mencionó el presidente Evo Morales a inicios de febrero, podrían correr.

Norma. El Pacto de Bogotá es un tratado internacional suscrito el 30 de abril de 1948 por la mayoría de los países de América, entre ellos Bolivia y Chile, cuyo objetivo es obligar a los signatarios a resolver sus conflictos por medios pacíficos. Confiere jurisdicción a la CIJ para emitir fallos que son de cumplimiento obligatorio.

El fin de semana, el presidente Piñera sostuvo que su país evalúa su permanencia en el Pacto, postura que fue conversada, según dijo, con la mandataria electa, Michelle Bachelet, quien asumirá el cargo en marzo.

El 27 de enero, la CIJ falló a favor de Perú en el diferendo que sostenía contra Chile, beneficiándolo con 22.500 kilómetros cuadrados de una zona económica exclusiva de mar territorial que era controlada por Santiago. Adicionalmente, Santiago enfrenta un juicio con Bolivia, que el 17 de abril presentará una memoria para fundamentar el litigio internacional.

El diplomático Gustavo Aliaga afirmó que la administración chilena teme que Perú instaure otra demanda, eventualmente, por un área terrestre del Hito 1, al norte de Arica. “Con la denuncia (retiro), en Chile creen que ya no tendrán otros frentes de demandas ante La Haya (...). En el caso de Bolivia, el juicio seguirá y la Corte fallará aunque no esté Chile; puede ser un dictamen unilateral, como lo hizo en casos referidos a compromisos expectaticios”, apostilló.

La presidenta de la Comisión de Política Internacional de la Cámara de Senadores, Gabriela Montaño, señaló que la decisión de Chile no tiene consecuencias para Bolivia. “Cuando Bolivia inició la demanda ante la Corte de La Haya, Chile estaba sometido a esa Corte y sigue sometido. Mientras sea así, ese proceso deberá continuar”. Según Sebastián Piñera, “Bolivia no tiene argumento” para mantener una demanda que “no tiene destino”. 

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, dijo que si Chile se retira del Pacto de Bogotá “no sería una buena señal para la comunidad internacional” y anticipó que el presidente Morales no responderá a Piñera porque el mandatario saliente “ya no es un interlocutor válido”, reportó ABI.

Chile-Perú, nuevo frente

Protesta

Chile rechaza postura de Perú por diferencias en una porción de tierra en la frontera, tras el fallo de la CIJ. Piñera envió una protesta formal.

‘Temor’

En Chile habría el temor de otra demanda peruana. Piñera pasará la posta a Bachelet.

Retiro chileno, efectivo un año después

Por Karen Longaric

Esa eventual denuncia (retiro) de Chile al Pacto de Bogotá surtiría efecto recién un año después de depositada la denuncia en la secretaría general de la OEA; incluso, Bolivia podría instaurar alguna otra demanda, si así lo decidiera.

Bolivia podría hacerlo en ese margen de tiempo que prevé el propio Pacto de Bogotá. Solo después de ese plazo, (un año) la denuncia de Chile entrará en vigencia; en consecuencia, todavía es factible  que Chile pueda ser llevado a la Corte de La Haya por Bolivia o por otros países.

En todo caso, no afecta para nada la demanda que Bolivia ha instaurado el año pasado, porque esa demanda deberá concluir sin importar el tiempo que dure el proceso. Podrá durar unos cuatro o hasta seis años, si hubieran excepciones planteadas por Chile, pero una vez instaurada la demanda puede prolongarse por un tiempo considerablemente largo, sin que eso sea afectado por la denuncia de Chile al Pacto de Bogotá.

En consecuencia, el cumplimiento de la sentencia de la Corte internacional está respaldado en el artículo 94 de la carta de la Organización de las Naciones Unidas, que señala que todos los fallos son de cumplimiento obligatorio y hay mecanismos para que se ejecuten los dictámenes.

Karen Longaric es experta en Derecho Internacional.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia