Nacional

Canciller plantea que ONU defina naturaleza del Silala

Pugna. La autoridad recuerda que Chile usa el agua sin compensar

Iniciativa. Dos de las piscinas construidas por la Gobernación de Potosí en la región del Silala.

Iniciativa. Dos de las piscinas construidas por la Gobernación de Potosí en la región del Silala. Víctor Gutiérrez-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Dennis Luizaga / La Paz

03:28 / 18 de julio de 2014

El ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, propuso ayer que expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) definan “la naturaleza de las aguas del Silala”, que Bolivia reclama como manantial y que Chile considera que es un río.

“Lo que tenemos que hacer es determinar la naturaleza de las aguas y nosotros estamos dispuestos a ir con cualquier experto de las Naciones Unidas que nos pueda acompañar y determinar la naturaleza de las aguas del Silala”, manifestó la autoridad en un acto de juramento a militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El Canciller aprovechó el acto para recordar a los asistentes que los recursos naturales no pueden ser privatizados. Destacó, además, que el Decreto Supremo 27868 aprobado en el gobierno de Carlos Mesa prohíbe la exportación de aguas del sudeste de Potosí, con excepción de las aguas del Silala, “en el que autoriza al Poder Ejecutivo para que se establezcan mecanismos de compensación”.

Relaciones.  Señaló que la posición boliviana se asienta en que las aguas del Silala provienen de al menos 70 ojos de agua y añadió que esta hipótesis sería certificada si se hace un estudio por parte de las Naciones Unidas.

“Nosotros afirmamos contundentemente que estamos hablando de manantiales. Hemos invitado a autoridades de Chile para que podamos caminar a los manantiales del Silala acompañados por expertos de las Naciones Unidas y que anoten que estamos hablando de manantiales. Yo estoy seguro de que los expertos van a anotar ahí, tenemos 70 ojos de agua”, enfatizó la autoridad.

En 1906, y de manera unilateral, el Gobierno de Chile desvió las aguas de los bofedales y manantiales del Silala. En 2009, en el marco de la agenda de los 13 puntos, los gobiernos de Michelle Bachelet y Evo Morales estuvieron a punto de firmar un preacuerdo según el cual Chile debía pagar el 50% del valor de las aguas del Silala. Pero el convenio fue abortado por un rechazo del Comité Cívico de Potosí.

En 2012, la Gobernación de Potosí anunció la construcción de cuatro piscinas para un criadero de truchas con las aguas del Silala. Era la primera acción concreta del Ejecutivo nacional para recuperar soberanía sobre ese líquido en disputa internacional. El Canciller recordó ayer que a la fecha no existe ninguna compensación por esos manantiales. “Hoy día, Chile está utilizando aguas del Silala sin compensar nada”, indicó.

“El Silala es una cuenca hidrográfica de 70 kilómetros cuadrados, que contiene como 100 manantiales activos, de cada uno de los cuales brota aproximadamente dos litros de agua por segundo. Los manantiales no forman un flujo o curso que conduzca el líquido a algún sitio determinado, ya que son corrientes de agua subterránea que afloran a la superficie en un punto específico, sin que circulen en ninguna dirección. Esta zona de manantiales se halla enteramente en territorio boliviano, y el agua que brota de ellos es conducida hasta la frontera chilena por medio de canaletas construidas para ese propósito, pocos años después de terminada oficialmente la Guerra del Pacífico”, recuerda el historiador chileno Cástulo Martínez.

Conflicto bilateral

2006

Las aguas del Silala eran uno de los 13 puntos de la agenda que discutían Chile y Bolivia. Entonces el canciller David Choquehuanca informó que el país vecino estaba dispuesto a pagar por el 50% de ese líquido.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia