Nacional

Sólo uno de cada cinco proyectos del Fondo Indígena es ejecutado

Debido a la burocracia en el Ministerio de Economía y a las propuestas mal elaboradas o incompletas, sólo 602 de 3.460 proyectos son ejecutados por el Fondo Indígena, es decir, uno de cada cinco, según Daniel Zapata, director ejecutivo de la entidad.

Dirigentes de la CSUTCB son parte del directorio del Fondo. Foto: archivo.

Dirigentes de la CSUTCB son parte del directorio del Fondo. Foto: archivo.

La Razón (Edición impresa) / Luis Mealla / La Paz

00:24 / 26 de mayo de 2013

Debido a la burocracia en el Ministerio de Economía y a las propuestas mal elaboradas o incompletas, sólo 602 de 3.460 proyectos son ejecutados por el Fondo Indígena, es decir, uno de cada cinco, según Daniel Zapata, director ejecutivo de la entidad.

“Entre 2010 y 2011 se aprobaron a escala nacional 3.460 proyectos; desde entonces ya no se aprobó ni uno más. De ese total, hasta diciembre de 2012, sólo 602 proyectos están en ejecución, es decir, ya cuentan con recursos desembolsados”, informó.

El Fondo Indígena fue creado en 2005 para financiar iniciativas sociales y productivas de ocho organizaciones: la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB), la Central de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia Bartolina Sisa (CNMCIOB-BS), la Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC) y la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB).

Dinero. Cada año, el Fondo percibe el 5% del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Zapata informó a La Razón  que desde hace unos seis años ese dinero se acumuló y no fue invertido debido a que la entidad se activó formalmente recién en 2009. Por tanto, más de $us 200 millones se acumularon en cuentas del Tesoro General de la Nación (TGN), lo que provocó, en abril, la molestia del presidente Evo Morales, quien criticó la falta de interés de los sectores por usar esos recursos.

En respuesta, Zapata afirmó que el Fondo no puede echar mano de ese dinero, porque fue revertido al Tesoro por no haber sido ejecutado en su momento.

El monto es “intocable”, afirmó Zapata al argumentar que éste es otro factor que dificulta la implementación de las propuestas, por lo que el directorio prevé elaborar, desde junio, un proyecto del ley para que la Asamblea Legislativa autorice el uso de dicho capital.

“La ejecución de los proyectos también se retrasa porque el trámite es burocrático en el Ministerio (de Economía) y otros sufren ajustes porque no están bien hechos o no tienen diseño final. Cada organización hace sus proyectos y consiguen técnicos que, en algunos casos, no los asesoran bien”, señaló.

Zapata reconoció que en 2012 no se recibió ningún proyecto nuevo, ya que se debe priorizar los pendientes desde hace dos años.

En la propuesta de ley, también se considerará la desconcentración de los trámites, debido a que todo el proceso, desde el principio, se centralizó en La Paz y fueron los sectores de este departamento los más beneficiados con el financiamiento social y productivo.

Dan un plazo de cinco meses para sanear las propuestas

Tras una evaluación institucional se determinó que una gran parte de los proyectos aprobados “en paquete” por el directorio del Fondo Indígena, excepto los 602 que están en plena ejecución, demandan ajustes técnicos.

Daniel Zapata sostuvo que las iniciativas que precisan del financiamiento carecen de diseño final, tienen fallas de contenido, argumentación o no cumplen con los respectivos requisitos.

Ante esta situación, se dio cinco meses para que las organizaciones regularicen sus trámites.

El 12 de abril, la entidad emitió una resolución que obliga a que los sectores saneen su documentación para que pasen a la fase de revisión en el Ministerio de Desarrollo Rural y en el de Economía para la posterior aprobación y desembolso de recursos.

“Si no regularizan, ese proyecto será depurado para dar paso a otra propuesta que esté en la lista de espera. La mayoría fueron aprobados como perfiles y precisan ajustes técnicos, por eso es que tardan los trámites, en algunos casos, hasta dos años”.

Explicó que varios sectores se conformaron con dejar sus propuestas y muchos se olvidaron de hacer la gestión de sus proyectos, porque “no creían” en el Fondo Indígena y recién ahora, cuando vieron la efectividad del financiamiento, buscan agilizarlos.

Hacen  4 descuentos al fondo

Cantidad

Para 2013, el Fondo Indígena prevé recibir  Bs 477 millones, monto que representa el 5% del IDH.  Sin embargo  no todo el dinero queda a disposición de esa entidad. Daniel Zapata asegura que sufren cuatro descuentos.  Explica que del total, el 30%  se aporta a la Renta Dignidad; 15%, a tres universidades indígenas; 0,2%, a un programa de Educación Cívica; y el 0,4%,  al Ministerio   de Trabajo, a  un fondo de ayuda a discapacitados. En total, sólo dispondrá de Bs 240 millones para proyectos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia