Nacional

Los hijos del Che que llegan a Bolivia mantienen viva la memoria de su padre

Ernesto "Che" Guevara se casó en dos oportunidades. Del primer matrimonio nació Hilda, quien falleció en 1995. Del segundo, vieron la luz Aleida, Camilo, Celia y Ernesto, quienes, se prevé, arribarán a Bolivia en octubre.

El Che Guevara junto a tres de sus hijos

El Che Guevara junto a tres de sus hijos

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

14:55 / 11 de septiembre de 2017

Cuatro de los hijos de Ernesto “Che” Guevara llegarán a Bolivia el 8 de octubre para conmemorar los 50 años de la muerte de su padre, el guerrillero argentino-cubano que paseó su sueño revolucionario por suelo sudamericano. A medio siglo de la muerte de su padre, los Guevara llevan consigo la memoría del mítico personaje, que está presente en sus quehaceres diarios.

“Quiero informarles que los cuatro hijos del Che estarán en La Higuera para acompañar los actos”, desveló el presidente Evo Morales el fin de semana en un acto público.

Ernesto "Che" Guevara se casó en dos oportunidades. Del primer matrimonio nació Hilda. Del segundo, vieron luz Aleida, Camilo, Celia y Ernesto, quienes, se prevé, arribarán a Bolivia el próximo mes.

Fue el 9 de junio de 1959, cuando uno de los líderes de la Revolución cubana se casó con Aleida March, en La Habana. La unión tuvo cuatro descendientes: Aleida Guevara March, nacida el 17 de noviembre de 1960; Camilo Guevara March, nacido el 20 de mayo de 1962; Celia Guevara March, nacida el 14 de junio de 1963, y Ernesto Guevara March, nacido el 24 de febrero de 1965.

Aleida Guevara tenía solo 7 años cuando murió su padre. Era apenas una niña cuando escuchó de su madre aquellas letras en las que el Che se despedía de sus hijos con un triste “si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre ustedes”, reseña el portal Cubadebate.

La mujer, ahora de 56 años, es especialista en pediatría. Trabaja en el Hospital para Niños William Soler, de La Habana, y es colaboradora del Centro de Estudios Che Guevara. Aunque son muy pocos los recuerdos que guarda en su memoria, los escritos y los relatos de su madre la han ayudado a reconstruir la imagen de su padre.

  • Aleida, en un centro hospitalario. Foto: Resumen Latinoamericano.

Camilo Guevara, abogado de profesión, es el hijo varón mayor del Che. Lleva el nombre de Camilo Cienfuegos, el legendario amigo y compañero de las campañas por las sierras del Che, quien perdiera la vida trágicamente en un accidente aéreo.

De 55 años, dirige el Centro de Estudios Che Guevara, la institución que comenzó a funcionar entre 1983 y 1984 para organizar los archivos personales de su padre y, posteriormente, estudiar su obra y divulgarla, reseña al portal elargentino.com en 2011.

  • Camilo en un evento público. Foto: Infograz.at.

Celia Guevara March tiene 54 años. Es veterinaria, especialista en mamíferos marinos, y estuvo a cargo del Departamento de Salud Animal del Acuario Nacional de Cuba. Nació en La Habana, como sus hermanos.

  • Celia Guevara en una postal publicada por el portal Cubanet.   

En 2007, en memoria a su padre y con base en una normativa de la década de los 80, se reconoció también argentina con el documento de su progenitor, quien había visto la luz en esa nación suramericana.

Ernesto Guevara Junior tiene 52 años. Lleva sobre sus hombros la pesada carga de llamarse como su padre. También abogado, optó hace unos años por emprender un negocio de turismo en sociedad con Gaviota Tours, la agencia estatal cubana.

  • Ernesto posa con una motocileta para anunciar su negocio. Foto: Diario de Cuba.

Su novedoso emprendimiento tiene base en recorridos por Cuba en moticicletas Harley-Davidson. La firma se denomina "La Poderosa Tours", en memoria del apodo que el Che le pusiera a la motocicleta con la que emprendió un viaje en moto de 8.000 millas por América del Sur.

Pero el Che, antes de los cuatro hijos citados, había concebido a Hilda Beatriz Guevara, su primogénita, en su primer matrimonio con la Hilda Gadea, con quien se casó en Tepotzotlán el 18 de agosto de 1955. Esa relación duraría solo un año.

Un cáncer terminó con la vida de la hija mayor de Guevara en 1995, a los 39 años luego de cumplir una activa agenda como representante de la juventud cubana en reuniones internacionales en numerosos países, reportó EFE en ese entonces.

  • Hilda, la hija mayor del Che, conversa con Víctor Arrogante, con quien mantuvo amistad. Foto. Cuarto Poder.

La denominada “Hildita” nació el 15 de febrero del 1956, en México. Tuvo un lazo muy fluido con su padre, a quien visitaba con frecuencia, pero también con, aseguran distintas publicaciones, su medio hermano que nunca llevó el apellido Guevara: Omar Pérez.

  • Pérez, en una fotografía publicada por el portal PBS NewsHour.

Se sabe poco o nada del vínculo del vástago que nació el 19 de marzo de 1964, de una supuesta relación extramatrimonial con Lidia Rosa López. Pérez, quien es poeta, artista y músico, se enteró de su resistida ascendencia a los 25 años y aseguró al portal PBS que la noticia no le había cambiado la vida pues consideró que "la revolución está muerta".

A finales de octubre de 1966 y antes de su partida a Bolivia, el Che se despediría de sus hijos, excepto Hilda. Sería su último periplo pues retornarían a Cuba solo sus restos el 13 de julio de 1997, 30 años después de aquel 9 de octubre de 1967, cuando fue ejecutado por tropas bolivianas en La Higuera.

“Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto: Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre ustedes. Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos no recordarán nada. Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro ha sido leal a sus convicciones. Crezcan como buenos revolucionarlos (…)”, escribió el Che en una carta que Fidel Castro entregó a sus hijos tras su deceso.

  • Arqueólogos miran los restos del Che en 1997. Fue en Vallegrande. Foto: Archivo La Razón.

Frente a la Plaza de la Revolución y ante el féretro, estaban el líder de la revolución Cubana que el Che defendió, Fidel Castro; la viuda del Che, Aleida March y los cuatro hijos.

La mayor, Aleidita, fue la encargada de “entregarle” a Castro los restos de su padre y otros tres guerrilleros muertos en Bolivia. “Le pedimos comandante, que nos haga el honor de recibir sus restos. Más que nuestros padres son hijos de este pueblo, que tan dignamente Ud. representa”, decía la carta de los Guevara March, reseña el diario Clarín. (11/09/2017)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia