Nacional

A dos meses del juicio, este miércoles se dicta el fallo en el caso Zapata

El Ministerio Público pidió 10 años de presidio para la exgerente de CAMC, que actualmente está recluida en el penal femenino de Miraflores, con base en la pena tipificada para el delito de legitimación de ganancias ilícitas, que tiene una privación de libertad de 5 a 10 años.

Zapata a la salida de una audiencia en el Tribunal Departamental de Justicia

Zapata a la salida de una audiencia en el Tribunal Departamental de Justicia Foto: La Razón-archivo

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

09:46 / 17 de mayo de 2017

Hace dos meses fue instalado el juicio oral contra Gabriela Zapata, la exgerente  de la empresa china CAMC y expareja del presidente Evo Morales, quien fue acusada de utilizar esa relación para la comisión de una serie de hechos irregulares tipificados en seis delitos. Este miércoles, la Justicia escuchará los alegatos finales para dictar el fallo.

Zapata es acusada de legitimación de ganancias ilícitas, asociación delictuosa, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado, contribuciones y ventajas ilegítimas y uso de bienes y servicios públicos.

La investigación determinó que la mujer sostuvo reuniones con empresarios e inversores privados en oficinas de la Unidad de Gestión Social, que depende del Ministerio de la Presidencia, sin ser funcionaria pública.

“El Tribunal dispuso para el 17 de mayo la audiencia en la que se escucharán las conclusiones y alegatos de las partes dentro del juicio oral para después emitir la sentencia contra Zapata y los cinco coimputados”, anticipó el presidente del tribunal, Iván Perales.

El caso y la CAMC

El caso detonó en el ínterin del referéndum constitucional, el 3 de febrero de 2016, cuando el presentador de televisión Carlos Valverde divulgó un certificado de nacimiento de un menor en el que estaban registrados como padres Morales y la joven, hoy recluída en la cárcel.

En ese entonces Zapata fungía como gerente Comercial de la firma China CAMC que se había adjudicado millonarios contratos estatales. Valverde, y luego los opositores al Gobierno de Morales, estaban convencidos de que había tráfico de influencias.

  • El certificado que detonó el caso Zapata.

El 5 de febrero, dos días después de la denuncia de Valverde, Morales admitió, en conferencia de prensa y notablemente afectado, que Zapata fue su expareja y que procreó un hijo con ella en 2007, pero que falleció, lo que motivó la ruptura de la relación.

Comprometería una investigación seria y exhaustiva y el Legislativo activó una comisión que luego descartó el tráfico de influencias y puso en duda la existencia del niño, mientras que la Contraloría aún revisa los contratos vinculados con este caso.

Posteriormente, Valverde rectificó su versión en mayo del año pasado, cuando indicó que contaba con información "seria" y "responsable" que le permite asegurar que ese menor “no existe”.

Un juzgado del menor tambien falló en 2016 que el menor nunca existió y avanzada la investigación, el Presidente sostuvo que el asunto del hijo fue una invención urdida por los opositores para causarle daño electoral en el referéndum. Esa última versión fue ratificada por Zapata en una controvertida “entrevista” que concedió en la cárcel a un periodista afín al oficialismo y que se difundió en una red televisiva.

Posteriormente, Ivette González, la oficial de un Registro Civil de Cochabamba que realizó el trámite de inscripción, confirmó al tribunal que el hijo fue legalmente registrado por el presidente Evo Morales y Zapata, una afirmación que también había sido negada por la acusada.

  • Una fotografía que circuló en las redes sociales en la que aparecen Morales y Zapata juntos.

En su defensa y consultada sobre la procedencia de su patrimonio aún no cifrado, ella respondió: “Mi patrimonio responde a todas mis relaciones sentimentales que tuvo mi persona".

El caso también salpicó al exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, a quien en un principio la joven apuntó como el responsable del supuesto tráfico de influencias, aunque después rectificó esa afirmación en el juicio.

Recientemente, una de las acusadas en el caso, Cristina Choque, reflotó esa versión al revelar que visitó a Zapata en su casa por pedido de Quintana, empero el exministro no fue convocado para el juicio y ahora se apresta a asumir como embajador de Bolivia en Cuba.

El proceso y la sentencia

En el caso Zapata se anotaron 117 testigos de cargo y descargo, de los que solo 12 se presentaron a la fase de reproducción de prueba testifical.

La defensa de la acusada presentó 62 testigos de descargo ante el Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción y Violencia, mientras que la Fiscalía planteó una nómina de 55 para sustentar su acusación.

El Ministerio Público pidió 10 años de presidio para la exgerente de CAMC, que actualmente está recluida en el penal femenino de Miraflores, con base en la pena tipificada para el delito de legitimación de ganancias ilícitas, que tiene una privación de libertad de 5 a 10 años.

  • Gabriela Zapata, sale del juzgado tras concluir su audiencia de medidas cautelares. Foto: Wara Vargas - La Razón

Junto con Zapata son juzgados la exjefa de la Unidad de la Gestión Social del Ministerio de la Presidencia Cristina Choque, quien se benefició con la detención domiciliaria; el exfuncionario, Jimmy Morales; además de Ricardo Alegría, Marvin Ramírez y el abogado, Walter Zuleta, este último huyó de Bolivia.

La expareja de Morales tiene un segundo proceso en curso por la suplantación del supuesto hijo de ambos por los delitos de trata de personas, engaño a personas incapaces, asociación delictuosa, e impedir o estorbar el ejercicio de funciones. (16/05/2017)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia