Elecciones judiciales 2017

Mendoza va en busca del ‘voto oculto’ para ganar las elecciones subnacionales del 29

El postulante del MAS asegura que solo su fórmula puede garantizar la ejecución de megaobras en coordinación con el Gobierno central.

Guillermo Mendoza apunta a la salud gratis y abre las puertas a debatir con Revilla

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

04:14 / 13 de marzo de 2015

Los estudios de intención de voto de dos encuestas lo ubican segundo en la preferencia electoral. Ante el escenario adverso, el candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Guillermo Mendoza, que pugna por la silla edil de La Paz, perfila su estrategia en la conquista del “voto oculto”.

Dos encuestas son los parámetros para este análisis. Según Ipsos, su contrincante de Soberanía y Libertad (Sol.bo), Luis Revilla, alcanzaría el 54% de votos y Mendoza (MAS) el 32%; en tanto que el sondeo de Mori da a Sol.bo el 56% y el 31% al MAS. Así, la brecha entre ambos es de más de 20 puntos porcentuales.

“Nosotros vamos a ganar la elección. Se lo firmo. Lo siento en la piel (...), hay un voto oculto que no es encuestado, esto (las tendencias) se va a revertir con la realidad y con el plan”, señaló en la revista televisiva Estamos a tiempo de elegir, difundida por la red nacional Cadena A en alianza con La Razón y el Instituto Prisma, en la que perfiló su propuesta de gobierno y sus principales proyectos.

PROYECTOS. En la entrevista, que duró unos 40 minutos, Mendoza reconoció como buenos los proyectos del PumaKatari, la digitalización de trámites municipales y el programa Barrios de Verdad que impulsó su contrincante y exalcalde Revilla, a quien calificó como “una persona confrontacional”. Empero, remarcó que dará continuidad a esos planes.

Asimismo, indicó que el plan que propugna “es insuperable” e imposible de realizar para sus contendientes, que —según el aspirante del MAS— se “dedicaron a pelear y alejarse de los contactos que son estratégicos para hacer gestión pública”. En anteriores oportunidades el exconcejal señaló que su gestión tendría mayores posibilidades de coordinar con  el Gobierno central.

Mendoza apuntó a fortalecer el servicio de transporte municipal, la creación de un sistema gratuito de salud que subvencione incluso la consulta externa y algunos tipos de cirugías. Destacó también la construcción de dos autopistas en el norte y el sur de la urbe, y pasos a desnivel en las zonas con más densidad vehicular. “Yo no me catalogo ‘obrista’, voy más al desarrollo humano, pero tenemos megaobras posibles de realizar e imposibles para las otras candidaturas”.  Al ser consultado si cree en las encuestas, Mendoza afirmó que sí, pero las relativiza. Consideró que las empresas encuestadoras pasan por un “momento de crisis”.

Hay medios que ‘meten leña’

Guillermo Mendoza, candidato a la Alcaldía de La Paz por el Movimiento Al Socialismo (MAS), aún evalúa debatir con su par Luis Revilla, de Soberanía y Libertad (Sol.bo), puesto que considera que algunos medios de comunicación “meten leña” entre ambos postulantes para incrementar su audiencia.

“Lo peor en lo que podríamos caer es en un circo mediático, en el que haya medios de comunicación que consideren que van a elevar su rating solamente por incentivar y meter leña al fuego de la confrontación”, enfatizó ayer en el programa Estamos a tiempo de decidir que se difunde de lunes a viernes por Cadena A.

Ambos postulantes, Revilla a través de una misiva y Mendoza, en menor grado, por los medios de comunicación, se desafiaron a un duelo electoral para exponer sus planes de gobierno para La Paz, sin concordar una fecha.

El martes, los principales aspirantes a la silla edil de La Paz, según las encuestas, coincidieron en un foro organizado por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Los candidatos transformaron la exposición en un debate de alusiones en medio de la intolerancia de las barras de ambos frentes. “Tanto Luis como yo nos hemos quedado impactados al ver la reacción polarizada entre nuestra gente”, lamentó Mendoza, quien espera “encontrar” un escenario para debatir.

En marzo  hay que ser prudentes con las encuestas

Armando Ortuño

Estamos en un proceso electoral que desde el punto de vista de las encuestas suele ser atípico. ¿En qué sentido? En que los instrumentos para la medición de opinión y de intenciones de voto, cuando estamos en una elección en varios niveles y con una desagregación muy fuerte, son mucho más imprecisos.

Hay un simple dato. La mayor parte de las encuestas en la elección presidencial de octubre, en grandes líneas, acertaron en las grandes tendencias, pero eran encuestas que tenían un margen de error, que no sobrepasaban el 2%. Por temas económicos, todas las encuestas que estamos viendo ahora sobre gobernaciones y municipios están con márgenes de error entre 4% y 6%, eso es bastante.

Esto nos obliga a ser muy prudentes con el trato de las encuestas en estas subnacionales, pues nos van a dar grandes tendencias, pero en la medida en que los resultados de las encuestas se acercan, se entiende que por los niveles de error puede pasar cualquier cosa, creo que eso es algo nuevo.

Además existe otro fenómeno que no se dio en los comicios generales. Tres meses antes los niveles de indecisos no pasaban del 15% y fueron reduciéndose rápidamente. Los últimos estudios develan que un tercio de los votantes no decidió, a eso se debe sumar el elevado margen de error. Bajo esta realidad, estamos en un enorme grado de incertidumbre. Sin embargo, hay tendencias claras como en La Paz porque a pesar del margen de error la diferencia es amplia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia