Animal Electoral

Doria Medina: Proponemos cadena perpetua

Busca hacer con el país lo que hizo en la industria del cemento

Conversatorio de La Razón con Samuel Doria Medina

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

04:48 / 01 de octubre de 2014

Samuel Doria Medina llegó con tiempo. El candidato de la alianza de oposición Unidad Demócrata (UD) se adelantó diez minutos al conversatorio organizado por La Razón. Aún se montaba la escenografía cuando el empresario tomó su lugar en la escena.

Vestido con la colorida chamara, propia de su campaña, el postulante a la primera magistratura se animó a romper el hielo con este rotativo. Y es que desde hace dos años se buscaba un encuentro periodístico con el líder político.

Doria Medina asistió al conversatorio en el que participó Rubén Atahuichi, coordinador general de La Razón; Miguel Gómez, jefe de Informaciones; Baldwin Montero, jefe de La Razón-Digital; Mauricio Quiroz, editor del área Nacional, y el periodista Luis Mealla, de este impreso. Al equipo también se sumó el periodista Martín Aquino del diario Extra.

Charla. El opositor se mostró optimista ante la proximidad de las elecciones del 12 de octubre, empero reconoció que la campaña proselitista está “difícil” en La Paz y Oruro. Comentó que “va muy bien” en el sur y la región oriental y amazónica del país.

Con serenidad y durante una hora y 45 minutos de conversatorio, Doria Medina, líder de Unidad Nacional (UN), aprovechó en dar detalles de su programa de gobierno poniendo especial énfasis en la propuesta económica y en la Justicia, temáticas en la que promete castigar “con cadena perpetua” los delitos penales como la trata de personas, las violaciones y los feminicidios. Una constante, en cada una de sus intervenciones, fue la crítica a la forma en la que se administra la economía del país, y sin cuestionar la política de nacionalización, delineó alternativas para mejorar la situación del país, siempre a partir de más inversiones.

Reveló que ya no le incentiva estar en el rubro industrial, en referencia a su etapa como accionista de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), y que su intención es hacer en el país lo que hizo en la industria del cemento —en su criterio— una de las más pujantes del ámbito empresarial.

Incluso, afirmó que cuando sea presidente dejará de ser accionista de ese emporio, tras dedicarle 20 años a esa actividad industrial. “Llegando al gobierno no quiero tener un conflicto de intereses”. En el marco de esa transición, dijo que ahora se considera como “un animal político”, porque dejó el tema empresarial y se dedica de lleno a la actividad política.

Afirmó que en periodo de campaña no es fácil compartir con la familia porque el tiempo libre se reduce a la mínima expresión y los que siempre le reclaman son sus hijos. “Mi esposa me apoya porque su padre era político y con ella nos conocimos en la universidad haciendo política. Mis hijos me reclaman, mi hija especialmente, porque estoy poco tiempo aquí; siempre que llego (de mis viajes) me pregunta: ¿hasta cuándo te vas a quedar?”.

Ya en el trabajo proselitista, anunció que concentrará todos sus esfuerzos en los lugares donde UD tiene mejores opciones.  “Donde es más difícil la tarea es en La Paz y Oruro, pero en seis   departamentos del sur y el oriente del país creemos que vamos a  ganar, según nuestras encuestas propias”, afirmó el aspirante.

Anunció que los cierres de campaña se realizarán en varias regiones del país, desde el 6 de octubre, y que mientras tanto seguirá visitando otros lugares para mostrar su propuesta, incluso, los considerados bastiones del MAS, como el Chapare cochabambino y algunos centro mineros.

Propuesta. La pasada semana, el Gobierno admitió que la elección de las autoridades del Órgano Judicial, tarea que le corresponde a la Asamblea Legislativa, no toma en cuenta la meritocracia.  Empero, Doria Medina aseveró no se trató de un desacierto, sino, un cálculo político para “producir poder” y asegurar la posibilidad de una repostulación indefinida en favor del presidente Morales.

Así, UD plantea en su programa de gobierno conformar un grupo liderado por el Defensor del Pueblo, rectores de las universidades públicas y colegios de abogados para que seleccionen, en base a los méritos, a la nueva cúpula del Órgano Judicial.

Asimismo, plantea que ese mismo equipo formule una reforma a la Constitución Política, para hacer ajustes estructurales al sistema de justicia que —según dijo— está igual que hace dos décadas, “lleno de corrupción, retardación y negligencia institucional”.  Doria Medina expresó que esa “crisis institucional” es la que da lugar a los altos índices de inseguridad ciudadana, por lo que planteó un endurecimiento de penas.

Ley.  Hay que revisar varias leyes, sumar condenas y llegar a la cadena perpetua para delitos graves como la trata de personas, feminicidios y violaciones, y para  eso hay que modificar la Constitución Política”, mencionó el candidato al argumentar que se trata de una demanda ciudadana, porque los delincuentes “tardan más en entrar que salir de las cárceles”.

Por otra parte, dijo que la perspectiva en el ámbito económico se basa en la inversión en el área hidrocarburífera para tener reservas necesarias y poder garantizar el mercado internacional, y los ingresos por concepto de regalías.

Así, el candidato criticó al Gobierno por la escasa inversión en ese rubro, pese a que hace una semana desde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se informó que en los últimos ocho años hubo un inversión de más de $us 7.000 millones.  “Solo invirtieron para sacar el gas que ya había sido descubierto (...)  ha habido una caída importante  en las reservas, estamos en problemas”, indicó Doria Medina.

En ese marco, señaló que la propuesta de UD será afianzar la nueva política de diversificar la economía. “Ése fue el gran pecado del Gobierno (...), por ejemplo, en el tema de la energía cada vez dependemos más de la termoelectricidad, generada por gas”.

Doria Medina explicó que su alternativa consiste en que el 10% de los recursos del gas se destinen para invertir en otras energías como hidroeléctricas o parques eólicos, “eso garantiza una fuente de ingresos y energía sostenible”. Calificó como otro “error” de la gestión de Evo Morales el querer hacer una gran industria, dejando de lado la mediana y pequeña.

“El 90% de la industrialización tiene que ver con alimentos, vestimenta y la construcción y para eso no precisa grandes inversiones, se ha dejado de lado a la pequeña y mediana industria. El  hierro, el litio y la petroquímica fue un error porque hasta ahora no hay avances”, comentó.

En esa línea, destacó que los  Centros de Innovación Tecnológica (Cites) son alternativas de desarrollo y uno de los principales pilares de su propuesta política. El postulante expresó que si llega a la presidencia, 100 centros serán abiertos para impulsar la industrias y capacitar a unas 500 personas cada año, en cada Cite.

“El Cite ofrece una educación técnica a corto plazo, en 90 días las personas aprenden un oficio y pueden comenzar su propio negocio. Hay que sembrar Bolivia de Cites con distintas actividades como turismo, carpintería, industrialización de leche, turismo, etc.”.

Para el aspirante opositor, este proyecto es el más visible y palpable para el ciudadano porque generará una mejora macroeconómica que llegará “a los bolsillos de toda la población”.

Empleo. Otra oferta para paliar el desempleo en jóvenes profesionales es la “tarjeta de las oportunidades” que será entregada a todos los egresados de las universidades e institutos técnicos con la que accederán a un programa de pasantías en 2.000 empresas públicas y privadas de todo el país.

Los beneficiarios trabajarán durante seis meses y ganarán un salario mínimo. “Por mi experiencia profesional, he descubierto los mejores talentos en las pasantías, y se dará también un beneficio a las empresas: tendrán una deducción de sus impuestos por ese pago de Bs 1.440 a los pasantes”.

Así, muchos jóvenes se quedarán a trabajar y los que no sean incluidos se les entregará un certificado de trabajo para que se les sea más fácil hallar un empleo.

‘Lo bueno del Gobierno: los bonos’

El candidato de UD, Samuel Doria Medina, reconoció que lo bueno de la gestión del presidente Evo Morales fue la entrega de bonos  a distintos sectores necesitados de la sociedad como a las madres embarazadas, con el Juana Azurduy o el Juancito Pinto a escolares. Incluso, prometió crear otro bono, el Bono Futuro que consiste en dar Bs 350 cada mes a las familias más humildes del país, para erradicar la extrema pobreza.

“Se van a aumentar los bonos, es algo bueno que ha hecho este gobierno. No somos como esos sectores que creen que todo ha hecho mal este gobierno”, señaló. El opositor explicó que no solo se trata de una asistencia económica más, sino, un incentivo para que la población en esas condiciones de pobreza continúe trabajando, por ejemplo en los Cites. 

“Este bono tiene su lógica. Hay dos millones de personas que viven en extrema pobreza en el país, o sea, son 500.000 familias. Esa gente se va a la cama con hambre, vive con menos de dos dólares al día; entonces, darles 350 bolivianos, igual a 50 dólares, implica  25 millones de dólares mensuales y la lógica es que reciban ese dinero para llevarlos a los Cite, no pueden trabajar sin haber comido”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia