Animal Electoral

Evo niega tráfico de influencias; dice que se distanció de Zapata en 2007

Morales ofreció ayer una conferencia de prensa en la que aseguró que es víctima de una guerra sucia; indicó que desde 2007 no tiene relación alguna con Gabriela Zapata

Conferencia. Morales ofreció una rueda de prensa en Santa Cruz en la que habló sobre la denuncia en su contra.

Conferencia. Morales ofreció una rueda de prensa en Santa Cruz en la que habló sobre la denuncia en su contra. Foto: ABI

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

00:00 / 06 de febrero de 2016

El presidente Evo Morales reveló ayer que en 2007 tuvo un hijo que falleció poco después y rechazó que la madre del niño, Gabriela Zapata (una empresaria vinculada con la empresa china CAMC), se haya beneficiado por efecto de un supuesto tráfico de influencias en acuerdos con el Estado.

“A Gabriela Zapata Montaño la conocí en 2005, era mi pareja; en 2007 tuvimos un bebé y lamentablemente —nuestra mala suerte— ha fallecido. Tuvimos algunos problemas y a partir de ese momento nos distanciamos”, manifestó Evo Morales en una rueda de prensa en Santa Cruz.

Carlos Valverde, director del programa de televisión Todo por hoy, (que se emite en la capital oriental) denunció el miércoles que la empresa en la que trabaja Zapata logró contratos por $us 566 millones con el Estado para el desarrollo de proyectos de interés estratégico para el país en rubros como la producción de litio, azúcar y la construcción de ferrocarriles.

Denuncia. El comunicador mencionó que la empresaria, contratada como gerente en CAMC-Bolivia, se favoreció de esos contratos por un tráfico de influencias motivado, precisamente, en la relación que tuvo con Evo Morales.

El jueves por la noche, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, negó ese supuesto delito y para ello recordó que el Estado ejecutó una boleta de garantía por incumplimiento de esta empresa en la construcción de una línea férrea en Santa Cruz. El presidente Morales ratificó esa postura y aseguró que la denuncia de Valverde estaba vinculada con una guerra sucia que sectores de la oposición activaron en su contra con fines electorales ante el próximo  referéndum constitucional.

“No puedo entender que algunas personas usen eso con fines netamente políticos (…) dentro del llamado tráfico de influencias. Esta mañana (por ayer) averigüé qué es de su vida (de Zapata) y me enteré que esta señora está casada. Perdí todo contacto correspondiente desde 2007”, puntualizó el Jefe del Estado.

La denuncia de Valverde y la revelación de Morales generaron críticas en la oposición y una defensa a ultranza por parte del oficialismo que acusó a los adversarios del Gobierno de usar a “un niño muerto” para promover la campaña por la opción No en la consulta constitucional.

Hasta el momento, la empresaria no ha salido para explicar su parte. El jueves por la tarde, un grupo de periodistas esperó una conferencia de prensa de Zapata, pero el evento se canceló sin mayores explicaciones.

La bancada de Unidad Demócrata (UD), en la Asamblea Legislativa, pidió que se investigue si la relación entre Morales y Zapata pudo influir en los acuerdos entre el Estado y la CAMC, la empresa que se adjudicó el ingenio azucarero de San Buenaventura en La Paz, el proyecto de sales de potasio de litio en Potosí, la compra de perforadoras para YPFB, la construcción de un tramo de la línea férrea Bulo- Bulo-Montero y tres proyectos en el emprendimiento Misicuni, Cochabamba.

En tanto, el oficialismo respaldó al Mandatario y desvirtuó las acusaciones en su contra, en virtud a que la empresa fue sancionada por el Gobierno por incumplir al menos dos contratos. Horas después, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que se trata de un ataque de la derecha y que ello no afectará la imagen del Gobierno, en campaña electoral.  

“A esa empresa china le hemos multado con Bs 54 millones, le estamos enjuiciando porque no ha cumplido su trabajo. ¿Cuál tráfico de influencias? (...). Usar la muerte de un niño para hacer campaña política, eso no tiene nombre (...). Derecha, los vamos a derrotar hagan lo que hagan”, señaló García durante un acto de entrega de obras en Chuquisaca.   

En tanto, Morales recordó que en el caso de Bulo-Bulo, CAMC incumplió el contrato, por lo que se ejecutó la boleta de garantía. “Eso prueba de que no existe tráfico de influencias”, remarcó luego de insistir que la relación con Zapata se cortó en 2007.

El hecho desató reacciones

Respaldo

Desde su cuenta de Twitter, Evaliz Morales, la hija del Presidente, le manifestó su respaldo y dio fe de la ruptura de relación con Zapata. “Desde 2007, papá no tiene ningún contacto, ni relación con la señora Zapata”, escribió.

Denuncia

Carlos Valverde denunció el miércoles en su programa Todo por hoy, que se difunde por Activa Tv en Santa Cruz, y se propagó por las redes sociales, que el Mandatario influyó para que Zapata se “haga cargo” de los negocios “más grandes que se desarrollan en el país” a través de la empresa china CAMC.

La oposición inició una investigación del caso

El oficialismo manifestó su pleno respaldo al presidente Morales

La diputada opositora Jimena Costa (UD) informó que desde esa bancada ya se inició una investigación respecto a Gabriela Zapata y su relación con la empresa china CAMC, que firmó contratos “millonarios” con el Estado.

La legisladora expresó que ello genera susceptibilidades porque esa entidad, a pesar de haber incumplido un contrato (de la línea férrea de Bulo-Bulo), le otorgaron el proyecto de la planta de litio.

“Es algo muy grave, que teniendo un vínculo se haya mantenido a la señora; lo primero que debió hacer el Presidente es solicitar a la empresa que se la retire por los vínculos existentes para no dañar la relación con el Estado boliviano. Estamos investigando y ya he hecho dos peticiones de informe por dos proyectos que se adjudicó la empresa CAMC”, anunció.

Costas explicó que el principal cuestionamiento tiene que ver con “las ventajas y los diversos contratos” que habría recibido la firma china y que no guardan relación con un tema personal de Morales.

Apoyo. Por su parte, el presidente del Senado, José Alberto Gonzales (MAS), expresó su total respaldo al Mandatario y afirmó que la oposición usa esos hechos para descalificar la campaña por el Sí que impulsa el oficialismo, porque la derecha no tiene propuestas.

“Nuestro absoluto apoyo al presidente Evo Morales que explicó lo que sucedió, era una historia que seguramente la gran mayoría de la población desconocía, pero es un tema personal e íntimo, sin embargo, nuestro Presidente ha tenido que contar una parte dolorosa de su vida, y lo ha hecho en aras de salvaguardar la verdad”, sostuvo la autoridad.

Gonzales aseveró que la denuncia fue impulsada por políticos de derecha que promueven el No desde Estados Unidos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia