Animal Electoral

Lobby azucarero

Este lobby en favor del azúcar usó estrategias similares a las que emplean las tabacaleras.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:33 / 30 de marzo de 2015

Días atrás, investigadores de la Universidad de California publicaron un análisis sobre documentos científicos elaborados entre 1959 y 1971 y sentencias judiciales que dan cuenta que la industria azucarera bloqueó, de manera sistemática, información sobre los efectos del azúcar en la salud, y saboteó medidas que pudiesen perjudicar sus intereses comerciales.

Este lobby utilizó estrategias similares a las que emplearon, y lo siguen haciendo, las tabacaleras. De hecho, Robert Hockett, la persona que ideó la estrategia para fortalecer los intereses de la industria azucarera (que consistía básicamente en desviar la atención hacia intervenciones de salud pública orientadas a reducir los daños del azúcar en lugar de restringir su consumo), fue contratado en 1954 por el Comité de Investigación de la Industria del Tabaco en Estados Unidos con el objetivo, no declarado, de sembrar dudas sobre la solidez científica de los estudios que mostraban los peligros de fumar.Por otro lado, el estudio sostiene que hoy en día la Organización Mundial de Investigación del Azúcar (WSRO), el nuevo lobby científico de la industria azucarera mundial, en el que se encuentran corporaciones como la Asociación Azucarera de Estados Unidos y Coca-Cola, continúa presionando para que las políticas sanitarias no perjudiquen su negocio.

Coincidiendo con estas revelaciones, seguramente en un afán por reivindicar su papel, hasta ahora indolente (por decir lo menos) frente a la industria azucarera, la Organización Mundial de Salud (OMS) dio a conocer recientemente nuevas recomendaciones respecto al consumo de este producto. En concreto, esta organización de las Naciones Unidas advierte que la ingesta de azúcar no debería aportar más del 10% de las calorías diarias. En el caso de los adultos, este porcentaje representa unos 50 gramos aproximadamente, el equivalente a 12 cucharillas de café; y en el caso de los niños, 37 gramos, el equivalente a una lata de refresco azucarado.

Esto no solamente porque el azúcar incrementa el aporte calórico, quita el hambre y reduce la ingesta de alimentos  más nutritivos, en desmedro de una dieta saludable, sino también porque está ampliamente comprobado que además de caries, su consumo en exceso puede provocar obesidad, hipertensión, diabetes, ataques al corazón y dolencias en los huesos. Enfermedades que representan un elevado costo para los sistemas de atención y sobre todo afectan significativamente la calidad de vida de las personas.

Es de esperar que estas nuevas revelaciones y advertencias se traduzcan en políticas de Estado orientadas a modificar los malos hábitos de las sociedades modernas, un problema creciente que actualmente afecta al menos a 2.100 millones de personas, según estimaciones de la OMS.ff

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia