Elecciones judiciales 2017

Cochabamba: primó la normalidad y la participación en la jornada electoral

Algunas mesas abrieron tarde por la falta de jurados, se denunció  propaganda electoral en los recintos y la presencia de empresas encuestadoras

Los votantes de Cochabamba combinaron en la jornada de ayer  los deberes de la fe, era Domingo de Ramos, con las obligaciones ciudadanas.

Los votantes de Cochabamba combinaron en la jornada de ayer los deberes de la fe, era Domingo de Ramos, con las obligaciones ciudadanas. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Angélica Melgarejo / Cochabamba

00:06 / 30 de marzo de 2015

En Cochabamba, la jornada electoral se desarrolló con normalidad, de acuerdo con el informe del Tribunal Departamental Electoral (TED). Algunas mesas de sufragio iniciaron su trabajo tarde, en ciertos  recintos se denunció la existencia de propaganda electoral y también la presencia de personal de empresas encuestadoras. Sin embargo, pese a estos incidentes, calificados como “leves” por las autoridades electorales, prevaleció la normalidad.

En Cochabamba se habilitaron 1.137.624 personas para votar en 5.139 mesas de sufragio para elegir un gobernador, 47 alcaldes, 16 asambleístas por territorio, 16 por población y 301 concejales.   A las 08.00 de la mañana, hora indicada para iniciar la votación, las mesas registraron largas filas porque los ciudadanos aprovecharon para salir temprano de sus viviendas debido a la fiesta de Ramos, después de participar de las eucaristías, con palmas en mano se fueron a votar.

Gonzalo Arnez y su esposa sufragaron a primera hora en el colegio La Salle. “He salido de mi casa a las 07.00, fuimos a misa y aquí llegué a las 08.00, vine con mi señora y luego que ella vote nos vamos a casa a tomar desayuno”, contó. Como él, decenas de personas realizaron la misma rutina, en familia. En bicicletas y a pie, la gente ganó las calles, no faltaron las vendedoras de comida, refrescos y helados fueron los más solicitados debido al calor intenso que acompañó la jornada.

Rocío Jiménez, presidenta del TED de Cochabamba, expresó que los incidentes fueron “leves” durante la primera mitad de jornada electoral. “Hemos tenido retrasos en el funcionamiento de mesas, y otros problemas, que estaban previstos, como la falta de  jurados electorales”, manifestó.

No indicó el número de mesas que iniciaron el trabajo con retraso. “Fueron algunas”, aseveró al explicar que esos retrasos se registraron en el Valle Bajo con mayor frecuencia. En el Cercado, en la unidad educativa Instituto Americano la mesa 16 inició la votación a las 09.00 de la mañana porque faltaba un jurado electoral, ante el reclamo de la gente se habilitó al jurado mediante el sorteo, lo mismo pasó en otras mesas y recintos.

Conforme pasaron las horas los recintos se abarrotaron de gente y la presencia de postulantes movilizó a los notarios electorales que no permitieron entrevistas en los recintos y tampoco la circulación de candidatos por mesas de sufragio.  La mayoría de los postulantes acudió a las urnas entre las 09.30 y 10.00. En el colegio La Salle el aspirante a concejal para el Cercado por el Movimiento Al Socialismo fue obligado a dejar el recinto electoral. “No vota aquí y está vestido de azul”, alegó la notaria electoral.

Media hora más tarde, en Quillacollo, el candidato a alcalde por el Frente para la Victoria, Eduardo Mérida, también fue obligado a salir del recinto. La notaria electoral evitó que hable con los periodistas en el lugar. No pasó lo mismo con su contrincante del Movimiento Al Socialismo, Charles Becerra, que pudo emitir criterio luego del voto, “no alcancé a evitar declaraciones”, justificó la autoridad.

Se denunció también propaganda en los recintos electorales. La mayoría de las denuncias apuntaron al MAS y la realización de encuestas en boca de urna. Jiménez informó que en los municipios del Cercado y Mizque, personal de la empresa Ipsos encuestaba a los votantes. En Quillacollo, la empresa Mori fue denunciada no solo por encuestar a los votantes, sino también por inducir al voto. Cerca del mediodía hubo afluencia de gente, después del almuerzo la votación se reinicó  contrarreloj.

Quillacollo, primero a misa, después al recinto electoral

“Primero la misa”. Así comenzó su jornada Irma Arce, ciudadana de Quillacollo, quien al igual que la mayoría de la población de ese municipio primero acudió al templo de San Ildefonso para escuchar misa y ‘hacer bendecir’ las palmas, y después a los recintos electorales. “Es un deber acudir a votar, como llegué temprano voté al momento”, expresó Arce.

La iglesia de San Ildefonso, que cobija a la Virgen de Urkupiña, se vio abarrotada de gente durante toda la mañana. Los pobladores llegaron al templo para luego acudir a sus respectivos recintos electorales. Quienes madrugaron para llegar a los recintos electorales fueron los jurados. “Es la primera vez que soy jurado, es una experiencia interesante”, contó José Rodrigo, presidente de la mesa 1 de la unidad educativa Bolívar.  Inició el trabajo a las 08.00. “La fila es larga, la gente espera y esto es bueno porque veo que están cumpliendo su deber ciudadano”, afirmó.

Hasta el mediodía, de las 282 personas registradas en esa mesa, al menos 100 habían emitido su voto. “Todo está bien, solo una mesa se ha retrasado. Los jurados llegaron tarde y deberán reponer el tiempo al final de la jornada”, informó Ana, notaria electoral.

Adultos mayores y personas con discapacidad también emitieron su voto. Don Juvenal (85) llegó en silla de ruedas. Aunque, por norma, para los mayores el voto no es obligatorio, insistió en ser llevado a su mesa. Fue acompañado por la notaria. Una vez que emitió su voto dejó el recinto contento. “Es un deber”, aseguró. En Quillacollo, solo una persona fue detenida por vulnerar el Auto de Buen Gobierno. “Un vehículo fue retenido, pero el chofer fue liberado para que vaya a votar. Mañana (hoy) debe apersonarse a las 05.00 para cumplir el arresto”, informó el juez electoral,  Jhonny Maldonado.

Los candidatos cochabambinos iniciaron el día con un suculento desayuno-trabajo

La mayoría de los candidatos a las elecciones subnacionales en Cochabamba inició su jornada con un desayuno-trabajo. Los desayunos fueron programados para las 07.00. Los aspirantes a alcalde y concejales por el Movimiento Al Socialismo (MAS) para el municipio del Cercado junto al postulante a Gobernador, Iván Canelas, ofrecieron un bufet criollo, un k’allu con quesillo, mote de haba y choclo. No faltaron té y café.

El candidato a alcalde por el Movimiento Social Demócrata (Demócratas), José María Leyes, también inició la jornada con un desayuno. Lo acompañaron algunos aspirantes a concejales, su esposa y familiares, y la exsenadora Rebeca Delgado. Ofreció chocolate con marraqueta. En la mesa no faltó el quesillo ni las masitas.

Leyes fue el primero en emitir su voto, a las 08.45, 15 minutos después de lo previsto llegó al recinto electoral y fue recibido con aplausos. En medio de vítores acudió a la mesa 15 del Instituto Americano y con su hijo en brazos obtuvo preferencia para emitir su voto.

“Contentos porque hemos participado ya en esta fiesta electoral, esperamos que sea una jornada electoral en paz y toda Cochabamba debe venir a votar”, dijo después de emitir su voto. Convocó a la población a regresar a los recintos a las 16.00 para acompañar el conteo. “Pido a los ciudadanos ser parte del control”, manifestó.

15 minutos más tarde, Lucio Gonzales, aspirante a alcalde por el MAS emitió su voto en la mesa 8 de la unidad educativa Cristo Rey, ubicada al noroeste de la ciudad. Canelas lo acompañó al igual que Rocío Molina, postulante a primera concejal. “Pedimos al pueblo acudir a las urnas, que la fiesta sea transparente y la elección limpia, como lo espera el pueblo”, dijo.

A la misma hora, en el colegio Branco Petricevic, de la zona norte, Alejandro Almaraz emitió su voto. Contó que dejó su vivienda a las 08.00 para realizar un recorrido por los recintos, acompañado por su equipo político. Tras votar explicó que durante la jornada recorrería las provincias. “Es un día intenso, hay mucha asistencia”, indicó que luego se dirigiría a Sacaba y Tarata. Iván Canelas llegó a Tiquipaya a las 10.30, como todo ciudadano hizo fila. Sin embargo, se le evitó la espera porque el recinto estaba abarrotado de gente. “Qué vote no más ya”, dijo el presidente de la mesa 6, de la unidad educativa Marcelo Quiroga Santa Cruz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia