Animal Electoral

El TSE analiza el destino de UD, que protesta para no desaparecer

La alianza intenta paralizar el tratamiento del litigio de ‘fondo’ y la entidad electoral debe resolver el caso en 72 horas en medio de una huelga de hambre

Un recurso cuestiona la constitucionalidad del artículo 136 de la ley electoral y la violación de varios artículos de la Constitución Política del Estado.

Un recurso cuestiona la constitucionalidad del artículo 136 de la ley electoral y la violación de varios artículos de la Constitución Política del Estado. Ángel Illanes.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

05:04 / 19 de marzo de 2015

Desde ayer, el destino de la alianza opositora Unidad Demócrata (UD) que tercia en el Beni está en manos del Tribunal Supremo Electoral (TSE). La entidad ya considera, en medio de vigilias y piquetes de huelga, la vigencia de la personería jurídica del bloque opositor, que es acusado de transgredir la normativa electoral por difundir encuestas.

La vocal electoral Dina Chuquimia confirmó ayer a La Razón la remisión —hasta las oficinas electorales nacionales— de la denuncia que presentó la agrupación Nacionalidades Autónomas por el Cambio y el Empoderamiento Revolucionario (NACER) por la transgresión legal de UD.

Falta. El gobernador del Beni y jefe de campaña del pacto opositor, Carmelo Lens, en una conferencia de prensa, detalló porcentajes de una encuesta auspiciada por su frente. El estudio favorecía la postulación de Ernesto Suárez, quien pugna por la Gobernación del departamento oriental.

“Es un error, pero no un delito”, remarcó Suárez al respecto, quien junto a unos 12 militantes y candidatos instalaron el martes por la noche una huelga de hambre frente a la entidad electoral ubicada en la plaza Abaroa de La Paz, desde donde sentenció sin vacilar: Me quedo hasta que esté solucionado el problema.

En primera instancia, el caso fue remitido al Tribunal Electoral Departamental (TED) del Beni para que resuelva la demanda.  La repartición optó por sancionar al frente opositor con Bs 8.588 y multó con Bs 72.000 a los medios impresos La Palabra del Beni y el semanario gubernamental El Mamoré, además del canal UNITEPC.

Según la normativa electoral, la sanción —de acuerdo con el parágrafo III del artículo 136 de la Ley de Régimen Electoral 026— es “la cancelación inmediata de su personalidad jurídica” que se produciría a solo 11 días de la realización de los comicios subnacionales y que afectaría a 228 aspirantes que UD habilitó en todo el Beni. Según el vocal Wilfredo Ovando, el TSE tiene hasta este sábado (72 horas desde su notificación) para resolver el caso, pero aseguró que por la premura “priorizarán” su resolución.

Bajo este escenario, ayer UD interpuso un recurso “por la inaplicabilidad de la ley (electoral) y la inconstitucionalidad que existe en el artículo 136 y la violación de varios artículos de la Constitución Política que los hemos enumerado en la denuncia” explicó Suárez a este medio. Esta figura legal tiene el fin de paralizar el tratamiento “de fondo” del litigio, puesto que la instancia pertinente, que es el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), debe resolver la constitucionalidad del artículo en cuestión.

“Estamos tratando de utilizar todas las medidas legales dentro del marco de la democracia”, remarcó Suárez, criterio que respaldó el postulante a la Alcaldía de Trinidad, Moisés Shriqui, quien ayer por la mañana adelantó que una de las posibilidades era acudir al TCP.

Legisladores de UD en la Asamblea Legislativa, el líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, y huelguistas en unas cinco regiones benianas respaldaron la medida de presión. El empresario y Suárez fueron candidatos de fórmula en las elecciones presidenciales de octubre. En esas justas, el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) venció en todo el país, excepto en Beni. En criterio de Suárez, en esa región “el MAS nunca ha ganado una elección”, por lo que cuestionó: Yo debería estar haciendo campaña, pero estoy aquí.

El conflicto provocó incluso un cruce verbal entre el vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa, y la diputada oficialista Susana Rivero (MAS). “Elecciones deben ganarse con el voto, no anulando candidaturas”, reseñó Mesa en su cuenta de Twitter; en réplica la diputada Rivero escribió: “Alarma que el portavoz de la causa marítima se convierta en altavoz de Suárez”. Enrique Reyna, representante de la OEA en el país, “expresó su preocupación” por este caso, según informó ayer Suárez.

UD alista nuevo litigio contra el MAS por encuestas 

La alianza Unidad Demócrata (UD) prepara una segunda demanda en contra del Movimiento Al Socialismo (MAS) por difundir encuestas no autorizadas en un medio de comunicación de La Paz, informó ayer la senadora Jeanine Áñez, del bloque parlamentario opositor.

“Sebastián Michel ha comparado sus encuestas internas del MAS con la de Ipsos y Mori, y hace declaraciones sobre el tema. Entonces, si la nuestra es una infracción, ésta también lo es. Por eso vamos a presentar una nueva denuncia”, indicó la legisladora en referencia a un artículo de Animal Electoral que reseñó una entrevista a Michel, aspirante a concejal de La Paz por el MAS, en el programa Estamos a tiempo de elegir que se difunde por la televisora Cadena A en alianza con La Razón y el Instituto Prisma.

El 3 de marzo, el postulante comentó el efecto de los resultados de las encuestas que no favorecen al MAS en la sede de gobierno. “En magnitudes diferentes, pero coincidentes con las nuestras (encuestas). En la nuestra nos dan nueve puntos por debajo (de Luis Revilla)”, apostilló.

Áñez adelantó que su frente  recurrirá a todas las medidas legales pertinentes y políticas que garanticen los derechos políticos estipulados en la Carta Magna, que demandan los postulantes que terciarán en los comicios subnacionales del 29 de marzo.

La diputada Betty Yañíquez (MAS) exhortó a los directivos del pacto opositor a respetar las leyes. “Lo que quieren es protagonismo, no caeremos en el juego que quieren imponer”, dijo y agregó que, en caso de ser necesario, asumirán las medidas legales pertinentes, aunque por el momento no se definió la estrategia a seguir en este nuevo escenario. La semana pasada, UD presentó un recurso contra el MAS por el mismo motivo en el TSE, que determinó remitir los obrados a la repartición de La Paz. El fallo fue negativo. 

El bloque opositor reaccionó así tras la denuncia que interpuso una aspirante de la agrupación Nacionalidades Autónomas por el Cambio y el Empoderamiento Revolucionario (NACER) ante el TSE en contra del candidato a la Gobernación del Beni, Ernesto Suárez, quien señaló que la acción legal en su contra era propiciada por el MAS.

‘El MNR no tiene nada que ver con la inexperiencia de UD’

“El MNR no tiene nada que ver en la inexperiencia (de UD)”. En ese sentido, un portavoz del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) deslindó responsabilidades en la denuncia que recae sobre la alianza Unidad Demócrata (UD) por difundir encuestas no autorizadas en medio de la campaña.

El postulante a la Gobernación del Beni por el pacto opositor, Ernesto Suárez, acusó al MNR de coadyuvar con el Movimiento Al Socialismo (MAS) para inhabilitar a UD en el Beni.  Empero, el fuego cruzado tuvo génesis luego de que ambas fórmulas inscribieran candidaturas, por separado, para las elecciones regionales del 29 de marzo y tras desconocer un acuerdo que se hizo para los comicios de octubre de 2014.

Este entendimiento posibilitó a los emenerristas Kary Mariscal, Orlando Egüez, Miguel Ojopi, Erick Morón y Margarita Fernández llegar a la Asamblea Legislativa e incluso ocupar comisiones y comités. “Carmelo Lens no es del MNR. Estamos cada vez más cerca de obtener un buen resultado en la Gobernación, por eso sindican sin pruebas”, señaló el diputado Erick Morón, quien llegó al Legislativo con UD, de la que se desmarcó enarbolando la bandera del MNR.

ENCUESTA. Lens, gobernador del Beni y jefe de campaña de UD, fue quien difundió la encuesta objeto de la denuncia. Morón recordó que en las justas subnacionales de 2010 el MNR respaldó a Lens, empero, por decisión interna y ante el avance del proyecto político optaron por terciar “solos” en siete regiones del país.

Ley 026 sanciona a partidos que difundan sondeos

El inciso c) del parágrafo primero del artículo 135 de la Ley 026 prohíbe la difusión de estudios de opinión en materia electoral cuando “hayan sido encargados, financiados o realizados por organizaciones políticas”. Asimismo, el artículo 136 en su parágrafo tercero establece que “las organizaciones políticas que difundan resultados de estudios de opinión en materia electoral, por cualquier medio, serán sancionadas por el TSE con la cancelación inmediata de su personalidad jurídica; además, serán sancionadas con una multa equivalente al doble del monto resultante de la tarifa más alta inscrita por el medio de difusión”.

El MAS no terminó con la polarización

Franco Gamboa

La situación de Ernesto Suárez no es diferente a las inhabilitaciones que hemos conocido a lo largo del proceso electoral desde comienzos de este año. El gran problema no radica en los casos de inhabilitación, las argumentaciones o la posible contravención de la Ley Electoral u otros términos que tienen relación con los comicios subnacionales.

Aquí no hay dónde perderse. El problema está concentrado en la institucionalidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Con esta probable inhabilitación, a escasos días de la realización de las elecciones, se está actuando de manera parcial. Sin duda pueden haber situaciones legales y doctrinales respecto a cómo debe llevarse a cabo la interpretación de la ley electoral, pero no se puede conocer con certeza si el TSE se está apegando a las normas o no.  A escasos 11 días y luego de conocerse las tendencias de voto, no hay duda de que es el Órgano Ejecutivo el que influyó en el TSE, como siempre, para ganar esta vez el territorio del Beni. 

Si se analizan las tendencias del voto, con excepción de Pando, subsisten en las elecciones para gobernadores y alcaldes lo que en algún momento se denominó “media luna”. De alguna manera, la polarización territorial, el no haber logrado ganar en los comicios de octubre del año pasado un importante espacio en el Beni,  con la inhabilitación lo único que se hace precisamente es forzar un mejor posicionamiento del Movimiento Al Socialismo (MAS). Esto es algo político, es un cálculo que no necesita de un gran análisis. Solo es necesario conocer la evolución de la confrontación territorial entre Evo Morales, el MAS y el bloque opositor. Esto estaba cantado desde antes.

Por ello, lamentablemente, el problema también radica en la desinstitucionalización de los procesos electorales que organiza el TSE. Esto además lo han observado los representantes de las misiones de los organismos internacionales que llegaron al país el año pasado para vigilar el proceso electoral presidencial.

Por tanto, el MAS no ha terminado de romper la polarización territorial. En términos de poder local, no solo ha elegido pésimos postulantes para destruir los resabios de la “media luna”, sino que en el bloque sus propios candidatos están en contra del Ejecutivo y de Morales. Un caso claro es Percy Fernández en Santa Cruz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia