Animal Electoral

Panfletos generan susceptibilidad en la jornada electoral en Beni

Un grupo de motociclistas se encargó de repartir en varias calles de Trinidad un documento apócrifo que aseguraba que UD estaba habilitada pese a la decisión del TSE de suspender al frente

Ernesto Suárez, de UD, muestra al presidente del TDE, Carlos Ortiz, el panfleto que despertó susceptibilidades (arriba).

Ernesto Suárez, de UD, muestra al presidente del TDE, Carlos Ortiz, el panfleto que despertó susceptibilidades (arriba). Rubén Ariñez.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / Trinidad

00:03 / 30 de marzo de 2015

A pesar del Auto de Buen Gobierno que decretó la Gobernación del Beni, pasadas las 05.00 el ruido de motores de varias motocicletas invadió Trinidad, que amaneció nublada. Ese estruendo trajo consigo una lluvia de panfletos que tapizó las calles de la urbe. Así comenzaron los comicios subnacionales en esta región.

“¿Pensaron que con esa actitud COBARDE nos iban a dejar fuera de la contienda electoral? Se equivocan estamos nuevamente HABILITADOS para la elección de este 29 de marzo (sic)”, se leía en la publicación cuyo título Unidos por el Beni, se destacaba junto al logotipo de UD en tonos verdes, el color de esa agrupación.

Cerca de las 10.00, Ernesto Suárez recriminaba y cuestionaba a una funcionaria electoral sobre  el por qué los jurados electorales no informaban a la ciudadanía que Unidad Demócrata y su sigla UD habían quedado fuera de las justas electorales. Una semana antes había presenciado en persona, en La Paz, su inhabilitación y la de 227 postulantes producto de una sanción que emitió el Tribunal Supremo Electoral (TSE) por la difusión de encuestas.

Los verdes se sentían afectados. En esta región a los partidos no los conocen por sus siglas o denominativos, basta con identificarlos por sus colores partidarios. Nadie vota por UD, votan por “los verdes”; al Movimiento Al Socialismo (MAS) lo conocen por “azules” y al Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) como “rosados”. Ésos son los tonos de  la democracia beniana.

Unos 27 grados y una oración que recitó el presidente del Tribunal Departamental Electoral (TDE) del Beni, Carlos Ortiz, abrieron la jornada electoral a las 7.24. “Queremos ponernos en la presencia de nuestro Señor. Pedirle a Dios padre, que bendiga y proteja a nuestro pueblo, que nos cubra con ese su santo manto. Te pedimos Señor que ilumines a todos nosotros para poder tener una jornada electoral tranquila y permitas que elijamos de forma libre y transparente a nuestras autoridades”, pidió Ortiz.

Días antes trascendió que había un inminente “riesgo” en al menos tres municipios del departamento, donde alistaban la quema de ánforas en señal de protesta. “Hemos reforzado en el caso de Baures, Huacaraje y Loreto”, remarcó Juan Carlos Torrico, responsable de la guarnición de las Fuerzas Armadas en Trinidad. En estas municipalidades, el MAS es el único frente habilitado tras la cancelación de la personalidad jurídica de UD.

A la misma hora, Álex Ferrier del gobiernista MAS, surcaba el Amazonas para llegar a San Ignacio de Moxos, Alcaldía que escogió para sufragar mientras un grupo de partidarios y candidatos a concejales de Trinidad y asambleístas departamentales se reunían en el condominio Loma Alta  en las afueras de la ciudad.

Desde esa sede, deslindaron toda responsabilidad sobre las acusaciones de Suárez. Ferrier a su llegada a Trinidad vaticinaba su triunfo a la par de sus contrincantes que desde sus reductos vigilaban el normal desarrollo de los comicios subnacionales.

Claro, Suárez no descansaba en su intento de denunciar los panfletos y la omisión de los jurados. “Son sus alcahuetes”, ése era el tono de su malestar sobre la negativa de su pedido: que los jurados informen sobre su inhabilitación. “Estamos consultando con nuestros abogados para ver medidas legales” añadió instantes después de que por “casualidad” coincidiera con Ortiz, la máxima autoridad electoral del departamento, en el colegio San José.

Ortiz había llegado ahí para sufragar junto a su familia. Unos segundos después de depositar su voto en el ánfora, el líder de los “verdes” lo increpó en persona con una boleta y la resolución de una copia del  Tribunal de Justicia de Santa Ana del Yacuma que le había negado un amparo constitucional que interpuso su frente para evitar su inhabilitación.“Solo si el ciudadano les pregunta tienen que informar”, señaló Ortiz. “Entonces que les informen mis delegados… Informen por favor quiero que sean transparentes, ¡estamos inhabilitados!”, replicó un furioso Suárez.

Comunicado. Ortiz consideró la afrenta una falta de respeto y anunció que su administración había ordenado, cerca del mediodía, que en cada mesa de sufragio se fije un comunicado que indique que UD estaba inhabilitada para estos comicios. No fue suficiente. Suárez recorría los recintos electorales y se acercaba a la gente para informar, papeles en mano sobre su inhabilitación. Lo acompañaba Carlos Dellien, el postulante y hombre de confianza de Suárez que fue habilitado el miércoles para terciar en las justas por el frente NACER, la sigla con la que pactó UD.

“Es culpa de ellos nomás, Suárez salió a decir  que en Santa Ana habían decidido que siguen en carrera, el pueblo tiene que decidir, yo apoyo al pueblo”, indicó Albertina Flores. En el barrio de Pompeya, Jorge Barba consideró que no había desinformación alguna respecto a las candidaturas. “Para mí, todo ha estado claro, el que mira las noticias no tiene por qué tener problemas”, enfatizó. En otro extremo de la ciudad, el vecino Fernando Suárez puntualizaba que “la desinformación existe, en la papeleta aparecen personas que no están en la contienda electoral y eso confunde”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia