Animal Electoral

Para neutralizar a Sol.bo, el MAS irá casa por casa para pedir el Sí

Al oficialismo le preocupa la ‘solidez territorial’ que heredó Soberanía y Libertad del ex Movimiento Sin Miedo en La Paz; por ello, pretende captar el voto de los jóvenes.

Proselitismo. El Movimiento Al Socialismo (MAS) promueve el Sí en Calacoto, en la zona Sur. Foto: APG

Proselitismo. El Movimiento Al Socialismo (MAS) promueve el Sí en Calacoto, en la zona Sur. Foto: APG

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

00:34 / 28 de diciembre de 2015

Al Movimiento Al Socialismo (MAS) le preocupa el posicionamiento de la opositora Soberanía y Libertad (Sol.bo) en el municipio de La Paz. Por ello, con miras al referéndum del 21 de febrero y como parte de un plan de “recuperación territorial”, irá casa por casa para promover el Sí.

“El Movimiento Sin Miedo (MSM), ahora Sol.bo, realizó en estos 15 años un trabajo territorial, tiene un posicionamiento importante dentro del municipio de La Paz, del que se ha descuidado el MAS. Hoy día estamos enfrentados con ese factor que, lógicamente, pretendemos cambiar a través de un trabajo territorial desde el 9 de enero”, declaró ayer a La Razón el concejal paceño del MAS, Jorge Silva.

Justamente en esa fecha el partido  en función de gobierno pondrá en marcha un plan ambicioso con el fin de sumar, sobre todo, electores jóvenes a favor de la reforma constitucional impulsada por el oficialismo, con la que pretende validar una nueva repostulación del presidente Evo Morales en 2019, prohibida por la norma.

Campaña. “Las brigadas de los ‘agentes del cambio’ van a ir casa por casa para analizar y debatir la situación política, social y económica del país. Hay mucha gente joven, a ellos nos interesa llegar para informarles qué era Bolivia antes de 2005, qué hemos logrado estos 10 años y, lo más importante, qué es lo que queremos hacer hasta 2025, tenemos una agenda 2025”, explicó.

No obstante, el concejal admitió que el propósito que se trazó el MAS,  “será difícil y complicado”. Pero, ¿qué le preocupa al partido gobernante que es la primera fuerza política del país? Silva hizo un breve repaso.

Juan del Granado, líder del desaparecido MSM, ganó las elecciones municipales durante dos gestiones consecutivas (1999-2004 y 2004-2010) y  consolidó una fuerza con gran presencia en la urbe. Esta cualidad acercó al MAS y a los “sin miedo” en un pacto que luego se quebró.

Por ello, en criterio del legislador, el partido de Evo Morales se enfrentará a un “trabajo bien hecho” —del MSM, primero, y de Sol.bo, después,— de acercamiento con los vecinos .

Edwin Herrera, asambleísta de La Paz por Sol.bo y alto dirigente del desaparecido MSM, validó el criterio del concejal y explicó que la “fortaleza” en términos territoriales de los “sin miedo” y la nueva agrupación ciudadana del alcalde de La Paz, Luis Revilla, tiene como cimiento su presencia en las “bases del electorado”, a diferencia del MAS que —según él— trabaja con las “cúpulas dirigenciales”.

“Es cierto lo que dice Silva. Lo que hemos hecho en La Paz en estos últimos 15 años es establecer una relación directa con el ciudadano y esto, en la última elección subnacional, se ha extendido a varias partes del departamento”, señaló.

Justamente en los comicios efectuados en marzo, Revilla al mando de una organización que había creado apenas tres meses antes, se impuso con el 58,09% de los votos al MAS, que llevó como candidato a Guillermo Mendoza, quien logró el 39,28%.

La figura del burgomaestre paceño resurgió en medio del cataclismo del MSM que se produjo debido a que en las elecciones generales de octubre de 2014 Del Granado alcanzó apenas el 2,72% de la votación, insuficiente para conservar la personería jurírica, que le fue anulada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Avance. Una reunión de 22 directivos de esa fuerza definió entregar al Alcalde la potestad de decidir la mejor opción para lidiar en los comicios subnacionales en medio de ofertas de otros frentes de que sea su candidato. Los resultados confirmaron la solidez de la estructura heredada por Revilla, quien en alianza con el disidente Félix Patzi se hizo de la Gobernación de La Paz y consiguió las alcaldías de Laja, Mapiri y Chuma.

En la lectura del MAS, hay circunscripciones clave que ahora son de dominio de Sol.bo. Una de ellas es la C-7 que involucra a los barrios de Pampahasi, Chicani, Kupini, Alto Obrajes, Bolonia, Irpavi, Achumani, Calacoto, La Florida, Cota Cota, Los Pinos, Chasquipampa, Ovejuyo, Aranjuez, Mallasa, Obrajes y Bella Vista.

Con la mira en ese electorado cautivo, el MAS diseña papelería y material audiovisual electoral específico.

Silva aseguró que esta deficiencia se debe a que su partido priorizó las relaciones con las organizaciones y movimientos sociales y no con bases territoriales como lo hizo Sol.bo.

“No creo que en este tiempo que resta hacia el referéndum el MAS pueda conseguir el acercamiento territorial con la gente, es un trabajo de años, de hablar con la gente y de atender sus necesidades sin demagogia”, opinó Herrera.

Revilla y aliados llevan el No a 4 regiones

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, de la opositora Soberanía y Libertad (Sol.bo), y sus aliados, entre ellos disidentes del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), promueven el No para el referéndum constitucional del 21 de febrero en unas cuatro regiones del país.

“En la plataforma ciudadana están varias personalidades. Hay corrientes ciudadanas en Tarija, Sucre, Oruro y Potosí. No es un típico entramado político-partidario que es cúpula y alrededor están los satélites, aquí es horizontal y cada quien está haciendo lo suyo en su región”, informó a La Razón su asambleísta departamental Edwin Herrera (La Paz).

A principios de noviembre, Revilla presentó al exmagistrado Gualberto Cusi; a la concejala paceña Cecilia Chacón (exministra de Defensa); al exviceministro de Tierras del presidente Evo Morales Alejandro Almaraz; al exsenador del MAS Eduardo Maldonado (Potosí); a la periodista Amalia Pando, y al municipalista Ivan Arias como parte del colectivo que respalda el rechazo a la reforma constitucional que impulsa el oficialismo para permitir una nueva postulación de Morales y de su vicepresidente Álvaro García.

Nacional. Con base en lo dicho por Herrera, la campaña alcanzaría también a Cochabamba, donde reside Almaraz.

Al ser consultado sobre la posibilidad de generar la expansión de Sol.bo al ámbito nacional a partir de esta plataforma, Herrera aseguró que la iniciativa “es un primer desafío” que tiene relación exclusiva con la consulta y la premisa de “defensa de la democracia”. “Después vamos a pensar, hay cuatro años como para pensar en las elecciones de 2019”.

Sol.bo se reunirá los primeros días de enero para definir la estrategia de la campaña por el No. Un trabajo similar acercará a esta fuerza con la agrupación Tercer Sistema, de Félix Patzi, quien llegó a la Gobernación de La Paz gracias a un pacto con Revilla para las elecciones de marzo. “Vamos a acompañarlo”, dijo Herrera.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia