Nacional

En cuatro asambleas es clave el voto indígena para lograr los 2/3

En el transcurso de esta semana, los partidos que tienen presencia mayoritaria en los legislativos departamentales buscan consolidar acuerdos con las bancadas indígenas

Infografía

Infografía

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

00:00 / 07 de junio de 2015

Las fuerzas políticas con mayor representación en las asambleas legislativas departamentales de La Paz, Tarija, Santa Cruz y Beni están obligadas a conquistar el voto de sus respectivas bancadas indígenas para lograr 2/3 de representación y así controlar las decisiones.

Al contar con ese respaldo, será clave para la fuerza mayoritaria que defina —por ejemplo— la selección de ternas para vocales electorales, aprobar y modificar los estatutos autonómicos, elegir las directivas, reformar leyes o reglamentos y activar la interpelación a los gobernadores.

De hecho, la primera tarea de los asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de sus opositores en esas entidades regionales, que la pasada semana iniciaron su mandato 2015-2020, fue la de priorizar acuerdos con los legisladores indígenas.

“Si bien tenemos la mayoría para las decisiones estructurales, necesitamos los 2/3, por lo que ya llegamos a un acuerdo con la bancada indígena, además de otra agrupación con lo que ya sumamos los 20 votos en el pleno”, explicó Edwin Mancilla, asambleísta del MAS en Tarija.

En esa región existen 30 legisladores, de los que 16 son del partido de gobierno y el resto está repartido entre otras dos fuerzas políticas. Se hace 2/3 con 20 votos y el MAS ya logró pactar con cuatro asambleístas. El gobernador Adrián Oliva pertenece, no obstante, a una fuerza contraria al partido gobernante: Unidad Departamental Autonomista (UDA).    

“Para leyes no estructurales, resoluciones, fiscalizaciones, aprobación de planes de desarrollo y presupuestos solo necesitamos mayoría absoluta y la tenemos, por eso estamos tranquilos”, señaló el legislador.

Según la Ley Transitoria Electoral de las Elecciones Subnacionales 2015, cada asamblea cuenta con una cantidad distinta de representantes indígenas originarios campesinos (ver infografía), que son elegidos por cada pueblo, nación o comunidad de acuerdo con sus usos y costumbres, según lo establecido en el artículo 196 de la Constitución Política del Estado. En ese contexto, estos asambleístas no responden, necesariamente, a un partido político o agrupación ciudadana.

De acuerdo con la politóloga María Teresa Zegada, esta “independencia” hace que los indígenas funjan como “bisagra” y “facilitadores” de acuerdos. “Las bancadas indígenas, al saberse dueñas de las posibilidades de desbalancear el escenario político, pueden lograr beneficios para su sector haciendo acuerdos, a momentos, con el partido con mayor representación o las minorías. El voto indígena es fundamental para ambos bloques”, indicó.

Acuerdos. Estos pactos son válidos en virtud de que no se “adscriben de forma determinante” a una fuerza política; empero, el otro extremo es que los indígenas puedan ser utilizados por los otros partidos para “fines particulares y no colectivos”, agregó Zegada.

En La Paz, los 25 legisladores del MAS también buscan el poder con el voto de cinco indígenas. La asamblea tiene 45 miembros y se precisa el apoyo de 30 para los 2/3.   

“Nos hemos acercado a los indígenas con miras a un trabajo fructífero en la Asamblea, aunque para muchas cosas no se precisan los 2/3, ya que por lo general todo debe ser fruto de un debate político”, dijo el asambleísta Gustavo Torrico (MAS).

En tanto, en la Asamblea beniana, de 28 miembros, el partido de gobierno logró 12 representantes. Con siete votos más podrá lograr el control. “Son cuatro indígenas con los que hay que conversar además de otros asambleístas. Esperamos consolidar acuerdos en estos días”, anticipó la legisladora Elena Ríos (MAS), aunque el gobernador Félix Patzi, de Sol.bo, también inició conversaciones. En Santa Cruz, Demócratas (opositor al MAS) logró 17 curules de las 28 que tiene la entidad deliberante. Le faltan dos para los 2/3 y se busca cautivar a la bancada indígena, compuesta por cinco miembros. “Es preciso concertar con todas las bancadas, pero obviamente hay mayor afinidad con la indígena. En la anterior gestión apoyaron el trabajo”, manifestó Vladimir Peña, secretario general de esa Gobernación.

Presencia del MAS en asambleas

PoderEl MAS cuenta con los 2/3 en las asambleas de Oruro, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca, y Pando; mientras que tiene mayoría absoluta en La Paz, Tarija y Beni.Labor El control de los 2/3 permitirá a las entidades deliberantes optimizar, también, las propuestas para   el pacto fiscal.

Beni y Santa Cruz apuntan a validar estatutos autonómicos

Para el Gobierno, esas regiones están en un  ‘letargo autonómico’

Al inicio de un nuevo mandato y en busca de los 2/3, los partidos mayoritarios en las asambleas departamentales de Santa Cruz y Beni se aprestan a adecuar sus estatutos autonómicos a la Constitución Política del Estado y así poder validar esas normativas regionales para ponerlas en vigor.

“Por eso es importante los dos tercios, el tema requiere —además— un amplio consenso, por parte de Demócratas hay una plena voluntad y esperamos que el MAS deponga actitudes de bloqueo y obstrucción, como ocurrió en la anterior gestión”, dijo Vladimir Peña, secretario general de la Gobernación cruceña, hoy controlada de nuevo por el opositor Rubén Costas.

En 2008, Santa Cruz, Beni, Tarija y Pando aprobaron sus estatutos autonómicos mediante referéndum. No obstante, la administración de Evo Morales y la extinta Corte Nacional Electoral (CNE) denunciaron la ilegalidad de esas consultas porque los documentos se anticiparon a la Carta Magna que se promulgó en 2009. Las dos últimas regiones propiciaron acuerdos para la validación de sus estatutos ante el Tribunal Constitucional que aprobó, en 2014, esas leyes regionales y ya fueron puestas en vigencia.

Norma. No obstante, Beni y Santa Cruz no siguieron la misma ruta. Para el ministro de Autonomías, Hugo Siles, esas regiones se rezagaron en el proceso porque hubo cálculos e intereses políticos. “Están todavía en el letargo autonómico”, enfatizó la autoridad.

Demócratas, en Santa Cruz, confía en lograr los 2/3 pactando con los legisladores indígenas, para avanzar en el tema. En Beni, hoy gobernada por Álex Ferrier (MAS) con el respaldado de 12 de 28 asambleístas, se puso el tema como una prioridad. “Somos mayoría y estamos consensuando con otros legisladores para impulsar este trabajo porque para la adecuación de estatutos se precisan 2/3”, señaló Elena Ríos, legisladora del MAS .

En ese marco, Siles depositó su confianza en este nuevo escenario de correlación de fuerzas. “Tienen el desafío de adecuar sus estatutos al control de constitucionalidad y el que las fuerzas políticas tengan presencia mayoritaria, creo yo, podría permitir tener mayor celeridad en la toma de decisiones”.

El ministro recordó que esas regiones no necesitan ir a referéndum, porque solo resta la adecuación de sus documentos autonómicos, tarea que —según dijo— debe concluirse en la segunda mitad del año. “Así se pondrán en sintonía de los cinco departamentos que irán a referéndum el 20 de septiembre”.

Siles se refirió al plebiscito de los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca para aprobar sus estatutos autonómicos.

Crisis del TSE cambió la agenda

PlebiscitoEn primera instancia, La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca debían ir a referéndum el 12 de julio, no obstante, la crisis en el Órgano Electoral y la renuncia de sus vocales propició la aprobación de una ley para cambiar la fecha al 20 de septiembre.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia