Nacional

Se cumplieron 32 años de la masacre de la Harrington

En el ataque a la casa de Sopocachi, murieron ocho dirigentes del MIR, según la sentencia del juicio de responsabilidades contra Luis García Meza y sus colaboradores, del 21 de abril de 1993.

Homenaje. El acto que recordó ayer a los ocho dirigentes miristas, en el Memorial 15 de Enero.

Homenaje. El acto que recordó ayer a los ocho dirigentes miristas, en el Memorial 15 de Enero. Pedro Laguna.

La Razón / Iván Bustillos / La Paz

04:27 / 16 de enero de 2013

Ayer se cumplieron 32 años de la llamada masacre de la calle Harrington, cuando en 1981, bajo la dictadura de Luis Garcia Meza, fueron asesinados ocho miembros de la Dirección Nacional Clandestina del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

“Se estaba luchando contra la dictadura; en ese marco, el MIR grande —no el MIR de Jaime Paz Zamora— decidió llamar a una huelga general; entonces, sus dirigentes decidieron reunirse (ese 15 de enero) para dar los últimos toques, digamos, a la huelga”, relató a este medio Beatriz Suárez, viuda de José Luis Suárez, uno de los caídos.

En el ataque a la casa 730 de la Harrington, en la zona de Sopocachi, hoy calle Mártires por la Democracia, murieron Ramiro Hernán Velasco Arce, José Luis Enrique Suárez Guzmán, José Reyes Carvajal, Ricardo Navarro Mogro, Artemio Camargo Crespo, Arcil Menacho Loayza, Gonzalo Barrón Rendón y Jorge Baldivieso Menacho, según la sentencia del juicio de responsabilidades contra Luis García Meza y sus colaboradores, del 21 de abril de 1993.

Homenaje. A la reunión también había asistido Gloria Ardaya Salinas, quien logró salvar la vida al ocultarse bajo una cama, aunque luego “fue descubierta y sometida a tortura física y psicológica”, relatan Susana Peñaranda de Del Granado y Omar Chávez Zamorano, en el libro El MIR entre el pasado y el presente. En la fatídica reunión también debían estar Pedro Mariobo y Wálter Delgadillo, “quien se equivocó de lugar y fue a otra casa”, según el documento.

El 16 de enero, el Ministerio del Interior de entonces, en un comunicado, insistió que se trató de un enfrentamiento armado con “delincuentes subversivos”. El 17, el MIR denunció el asesinato de sus dirigentes. Para Beatriz Suárez, éste fue el principio de la caída del régimen de facto. “El propósito fundamental era detectar a la Dirección Nacional Clandestina en su integridad y eliminarla físicamente”, establecen Peñaranda y Chávez.

Así lo testimonia Adhemar Alarcón, agente gubernamental infiltrado en las filas miristas, de acuerdo con la sentencia de 1993: “El operativo consistió en la toma de la casa en la que se hallaban reunidos los dirigentes del MIR. (...) procedimos a la captura de 8 (...) no hubo resistencia armada (...) La misión que yo tenía era identificar a los dirigentes del MIR. Eso fue lo que hice cuando llegué al segundo piso de la casa de la calle Harrington, donde ya encontré a los 8 dirigentes capturados. Una vez que yo los identifiqué a todos, inmediatamente se procedió a su eliminación con disparos de metralla”.

Gloria Ardaya relató lo siguiente en el juicio contra Luis García Meza: “Estábamos a punto de terminar la reunión, cuando en la calle Harrington escuchamos el ruido, el frenazo de dos jeeps; de ellos bajan elementos armados. Cuando nos acercamos a la ventana, vimos que un nutrido grupo de gente armada trepaba por las rejas; nos dispersamos  y yo me metí bajo la cama. Del tropel de paramilitares que entraron uno de ellos dijo ‘hipótesis confirmada’. Les preguntaron sus nombres (...) en ese momento se escuchó ráfagas de ametralladora (...) el piso sobre el cual estaba yo encogida bajo la cama se movía (...) el ametrallamiento duró cinco minutos”.

Héroes de la democracia

Recuerdo

Autoridades municipales y familiares de las víctimas de la masacre de la calle Harrington realizaron ayer un homenaje a los héroes de la democracia caídos en 1981, en el Memorial 15 de Enero de la Avenida del Poeta.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia